Shine a Light

Los Rolling Stones y Martin Scorsese juntos, casi nada…En 1999 asistí por primera vez a un concierto de los Stones, en Santiago de Compostela, y a partir de ahí me hice adicto a sus directos. Madrid en dos ocasiones, Coímbra, Oporto y San Sebastián fueron las otras ciudades en las que pude disfrutar de un espectáculo grandioso, el que ofrece el mejor grupo de la historia del Rock’n Roll.

Shine a Light es el resultado de la filmación que del concierto que los Rolling Stones ofrecieron en el Beacon Theater de Nueva York en la primavera de 2006 hizo Martin Scorsese, otro fanático de los Stones, que ha incluído temas de ellos en las bandas sonoras de sus películas, desde que Jumpin Jack Flash sonase en Malas Calles en 1973. Scorsese capta toda la esencia del grupo, con numerosos primeros planos de Mick Jagger, Keith Richards, Ron Wood y Charlie Watts, sin olvidarse, por supuesto, de la numerosa banda de excelentes músicos que les apoyan desde hace años.

Durante el concierto hay artistas invitados como Christina Aguilera, que interpreta un fogoso tema con Jagger, Jack White y Buddy Guy, quien tiene un apasionante duelo de solos con Richards. Jagger explica al principio que el tocar en un teatro cerrado condiciona el repertorio, y que aprovecharían para tocar temas poco frecuentes en los directos en grandes estadios. Temas como Shattered, She Was Hot o Far Away Eyes. Por supuesto no faltan clásicos como Jumpin Jack Flash, Satisfaction, Start Me Up, Brown Sugar, Tumbling Dice o Sympathy For The Devil (probablemente mi canción favorita de siempre, que sonaba en los finales de Entrevista con el Vampiro o Fallen). Pero para mi, el momento más increíble es cuando los Rolling interpretan un tema precioso, de sus inicios, y que como el propio Jagger confiesa hacía mucho que no sonaba en directo: As Tears Go By, una preciosa balada que estos duros rockeros tenían guardada en el baúl de los recuerdos.

Las canciones del concierto se intercalan con imágenes de archivo del grupo, entrevistas antiguas y curiosas, que conforman un breve repaso por la larguísima trayectoria del grupo. Scorsese filma el concierto con mano maestra, centrándose en cada momento en quien lleva el peso de la actuación. Los Stones se olvidan del genio que les está grabando y hacen lo que mejor saben: Rock’ n Roll.

Mucho se ha dicho y mucho se les ha criticado últimamente a los Rolling. Para mi son el mejor grupo de siempre, cuatro tíos de más de sesenta años que cada vez que se suben a un escenario dan una lección de cómo hacer disfrutar al público, y sobre todo demuestran que, aunque sea un manido tópico, los viejos rockeros nunca mueren.

Martin Scorsese es uno de mis directores favoritos, y los Rolling Stones son el grupo de mi vida. Es sólo Rock’n Roll, pero me gusta…

Mi puntuación en IMDB:8.

//spanish.imdb.com/title/tt0893382/