Porque Lo Digo Yo

La comedia romántica tiene algo que no tienen otros géneros, y es que si sale mal…sale rematadamente mal. Es cierto que cuando sale bien es un placer, ya que es un género que, junto con el musical, lleva inherente una carga de optimismo y buen rollo que llena un montón. Pero cuando la cosa no sale, el desastre es absoluto.

Porque Lo Digo Yo es uno de esos desastres. Y es que una comedia romántica mal escrita, mal dirigida y, sobre todo como en este caso, mal interpretada, se te indigesta hasta llegar a ser por momentos repulsiva y vomitiva. Si el género se basa en la comedia y el romance, y los chistes son malos y la historia de amor empalagosa, apaga y vámonos.

Michael Lehmann es el director aquí, un tipo de escasísimo talento, cuyo mejor trabajo hasta ahora es una denostada peli con Bruce Willis que, paradójicamente, fue destrozada en su día por la crítica: El Gran Halcón. No era una maravilla, pero tenía un pase. Después dirigió espantos como Cabezas Huecas o La Verdad Sobre Perros Y Gatos, para posteriormente dedicarse a la tele con episodios recientes de True Blood o Californication. Es esta comedia romántica que nos ocupa dirige a un reparto a priori interesante, con Diane Keaton, Mandy Moore y Gabriel Match como puntas de lanza. Pero a cada cual peor…

Lo grave es lo de Diane Keaton. La que fuera actriz de referencia en los setenta y ochenta parece resignada ahora a especializarse en papeles de suegra metomentodo, clavando aquí, con mucho peor resultado, el registro que ya había interpretado en Cuando Menos Te Lo Esperas, en la que compartía reparto con Jack Nicholson. En Porque Lo Digo Yo está desatada, sobreactuada, gritona, y por momentos el espectador, o al menos yo, llega a odiarla. Cargante la Keaton, aquí, muy cargante…

De Mandy Moore uno espera menos. Es una chica guapa en un papel lleno de clichés (como toda la película, por otra parte), pero no ofrece nada destacable e incluso de alguna escena sale bastante mal parada. Gabriel Match es el chico bueno y guapete, en su anterior papel antes de ser Spirit.

Apenas nos reímos, la historia de amor no emociona y la película es más previsible que una nueva secuela de Saw. Y lo que más molesta es que se intente compensar la pulcritud del guión añadiendo palabras como "prepucio", o expresiones supuestamente escandalosas en las conversaciones entre las tres hermanas, para tratar de demostrar que la cinta sí se sale de lo políticamente correcto.

Mala de narices.

Mi puntuación en IMDB:3.

//spanish.imdb.com/title/tt0490084/

Natasha Richardson (1963-2009)

Más malas noticias…La actriz Natasha Richardson ha fallecido a los 45 años, a consecuencia de un accidente de esquí. A veces el destino es cruel y la fatalidad llega en el momento más inesperado.

Natasha Richardson representó el prototipo de actiz británica de carácter, algo así como una dignísima sucesora de Helen Mirren o de su madre Vanessa Redgrave, intérpretes sobrias y elegantes, capaces de impregnar de calidad cualquier trabajo que contase con su presencia.

Casada con el gran Liam Neeson, Natasha compartió reparto con Paul Newman en Creadores de Sombras, y destacó en películas como El Placer de los Extraños, El Pico de las Viúdas o Nell, en donde coincidió con su marido.

Descanse en paz, Natasha Richardson.

//spanish.imdb.com/name/nm0001670/

Underworld, La Rebelión de los Licántropos

Empiezo el segundo año del blog (por cierto, gracias infinitas a los que me han felicitado en los comentarios, por la felicitación y por leerme), con esta tercera entrega de la saga que comenzó en 2003, y que reúne a dos monstruos míticos del cine de terror: los vampiros y los licántropos. Len Wiseman y su chica Kate Beckinsale ceden los testigos a Patrick Tatopoulos, un especialista en efectos visuales que debuta como director, y a Rhona Mitra, una chica de carrera poco destacable y que me temo no mejorará su status en Hollywood con este papel. Y es que el resultado es más de lo mismo, fast food cinematográfico que no puede satisfacer ni a los más fanáticos del género, ente los que me incluyo…

La acción se desarrolla, al contrario de las otras dos entregas, hace varios siglos, y trata de contarnos los orígenes de las relaciones entre los vampiros y los hombres-lobo. Se nos cuenta lo benévolo que fue Viktor (Bill Nighy, excelente actor visto recientemente en Valkiria) con Lucian en el momento de su nacimiento, encarnado por ese sorprendente Michael Sheen que lo mismo hace de Tony Blair o David Frost que de licántropo. Los dos actores, Nighy y Sheen se mantienen desde la primera entrega de Underworld, aportando un innegable toque de calidad al reparto.

El principal problema en esta tercera reside, además de la esperada pobreza de guión, en que en las supuestas escenas espectaculares protagonizadas por las dos razas no nos enteramos de nada. El hecho de que los vampiros tengan que vivir de noche y que los hombres-lobo se transformen en las noches de luna llena provoca que prácticamente todo el metraje se desarrolle de noche, a oscuras, con la consiguiente coartada para los técnicos en FX, que realizan un trabajo de lo más pobre. Total, como es de noche, tampoco tiene que verse todo a la perfección… Y si además tenemos en la dirección a un novato que parece salido de la escuela de Michael Bay, con esos movimientos frenéticos de cámara en las escenas de acción…pues resulta que los espectadores suponemos, imaginamos, damos por supuesto, pero lo que se dice enterarnos, no nos enteramos de nada…

Y Rhona Mitra es otro problema. No es que sea yo un fan irredento de la Beckinsale pero esta chica nueva no resulta creíble con colmillos. Y menos con esos labios operados, a menos que des por hecho que una vampira de hace varios siglos tenga acceso a un implante de bótox. Grave error de cásting.

Pero tampoco me esperaba yo mucho más de Underworld, La Rebelión de los Licántropos. De hecho es tan floja como la segunda, y la primera, aún siendo algo más estimable, se quedaba en un divertimento frívolo que aprovechaba el bullet-time y la novedad de enfrentar a las dos razas. Esta tercera es el típico producto de Hollywood, con presupuesto para pagar a un par de actores de nivel pero con poca imaginación, y menos talento a cargo de los responsables. Tiene momentos divertidos, y dura noventa minutejos. Se ve, se olvida, y a otra cosa…

Mi puntuación en IMDB:5.

//spanish.imdb.com/title/tt0834001/

El blog cumple un año…de cine

No imaginaba yo cuando empecé con esto que iba a llegar a un añito, pero vaya si ha llegado…Ha sido un cúmulo de improvisaciones, de opiniones cinéfilas, de grandes pelis, de bodrios y de series de televisión.

Entre The Eye, un remake de una asiática de terror protagonizada por Jessica Alba de la que ponía mi opinión el 17 de marzo de 2008, y Resident Evil; Degeneration, ha habido un montón de pelis criticadas, para bien o para mal. Lo que empezó como un archivo de mis opiniones sobre lo que iba viendo, en el cine o en casa, ha terminado por ser también algo así como un compromiso por si hay alguien (la verdad, me cuesta creerlo…) que puntualmente está pendiente de mis opiniones.

Y cumplido un año, quizás toca hacer balance. Actualmente el blog tiene las siguientes secciones:

-CARTELERA: quizás la sección central, en donde opino sobre las pelis que voy viendo en el cine.

-PELIS: la otra gran sección, en donde hablo de pelis que voy viendo y que no están en cartelera, o simplemente sobre pelis de las que me apetece hablar.

-ERIAG TOP: lo mejor de lo mejor…o lo peor de lo peor. Ránkings en función de mis gustos.

-MIS FAVORITAS: las que a mi me vuelven loco, las obras maestras.

-SERIES DE TV: en un momento como éste, con tal cantidad de series televisivas de nivel, es necesario una categoría aparte.

-COSAS DE CINE: para hablar de cine, de noticias, tráilers, pelis esperadas, cumpleaños…

-STARS IN HEAVEN: porque, desgraciadamente, las personas que hacen posible el maravilloso mundo del cine, también se nos mueren…

-REVISTA ACCIÓN OPINIÓN: las opiniones que en su día mandé a la sección correspondiente de la Revista Acción, una de las que más me gustán de las que actualmente se publican en nuestro país.

-FORO CINE MERI: las pelis de las que hablé en su día en el foro de cine de Meristation, un foro que siempre conviene visitar de cuando en vez…

-CINE CLUB MERISTATION: una genial iniciativa de un forero, que últimamente tengo algo abandonada pero de la que espero seguir siendo partícipe.

-ORIGINAL SOUNDTRACK: música de cine.

Y no sé si alguna sobra, si alguna gusta, si estaría bien incluír alguna…Desde luego estaría abierto a incluír nuevas secciones, así que si alguno quiere proponer algo, pues basta con que lo diga.

Ya ha pasado un año, y ni me he dado cuenta…Si aquel 17 de marzo de 2008 alguien me dice que este blog iba a ser visitado en 112415 ocasiones me hubiese dado la risa…El blog cumple un año…de cine.

GRACIAS!

  

Ron Silver (1946-2009)

Malísima y sorprendente noticia. Ha muerto Ron Silver, un excelente actor, de esos secundarios que te esperas obtenga algún día la oportunidad de interpretar papeles mayores vista su excelencia en los roles de secundarios. Pero el cáncer se lo ha llevado a los 62 años.

Nacido en Nueva York, comenzó su carrera en diversas series televisivas en los setenta, hasta que las primeras oportunidades en el cine le llegaron con Norman Jewison en Amigos muy Íntimos o Mike Nichols en Silkwood, al lado de Meryl Streep. Posteriormente pudimos verle en Tras el Corazón Verde, Enemigos: A Love Story y Acero Azul, hasta que en 1990 interpretó su, probablemente, mejor papel, el del abogado Alan Dershowitz en El Misterio Von Bulow.

A partir de entonces, papeles en películas más o menos afortunadas, de entre las que yo rescato Han Llegado, Timecop o el biopic Ali. En los últimos tiempos, yo había tenido la oportunidad de disfrutar de su trabajo en El Ala Oeste de la Casablanca.

Se ha muerto un grandísimo actor. Descanse en paz, Ron Silver.

//spanish.imdb.com/name/nm0798779/

Resident Evil ; Degeneration

Más floja de lo previsto resultó ser esta película animada, teniendo en cuenta que se había instalado la idea de que era la peli más decente basada en la saga de videojuegos Resident Evil. Es, sin duda, muchísimo mejor que la segunda de imagen real, que me pareció un bodrio infumable, y comparable a la tercera, pero en mi opinión, algo peor que la primera, un divertimento interesante y la única dirigida por Paul W.S. Anderson.

Resident Evil; Degeneration tiene un comienzo espectacular, con una genial escena en el aeropuerto, y una posterior presentación de personajes muy bien llevada. Pero antes, en los créditos iniciales, se nos cuenta parte de la trama y se nos pone en antecedentes a través de diversos cortes de informativos televisivos, con enorme eficacia, en unos minutos que ayudan a meterte de lleno en la película.

El otro gran acierto de la película reside en la animación, sobre todo en los planos largos, en donde en ocasiones dudamos de que estemos viendo una peli animada o de imagen real. Por el contrario, en los planos cortos de personajes las caras de éstos chirrían más, como si sus expresiones fuesen más forzadas, en un efecto similar a lo que ocurrió en su día con aquella película animada (y aburrida) de Final Fantasy.

Y estas virtudes pronto se ven eclipsadas por el sopor que transmite la historia a partir de la primera media hora. Previsibilidad y aburrimiento se apoderan de la narración, incluyendo alguna escena con perspectiva de videojuego que ciertamente se podían haber ahorrado. Tampoco se aprovechan del todo los interesantes personajes de la historia, el protagonista Leon S. Kennedy o el cabroncete senador Ron Davis, que terminan siendo los típicos referentes.

Parece que tendremos que seguir esperando una muy buena peli de Resident Evil. A mi la primera me gusta, pero a pesar de que parecían buenos tiempos para las pelis de zombis, no hemos podido disfrutar aún de una verdaderamente buena. Y es una pena, porque a mi ésta es la saga de videojuegos que más me gusta, aún teniendo en cuenta que soy todo un profano en la materia.

Mi puntuación en IMDB:5.

 //spanish.imdb.com/title/tt1174954/

El Luchador

Lo primero que pensé tras ver El Luchador, es lo que puede ganar el cine si alguien que demuestra conocer el oficio como Aronofsky (porque eso demuestra tras ver esta película) se decide finalmente por contar historias y deja de preocuparse por innovar y dirigir guiones pretenciosos y supuestamente rompedores.

Pi y Réquiem por un Sueño tuvieron un pase, aunque a mi ninguna de las dos me guste. Pero lo de The Fountain fue, desde mi punto de vista y asumiendo que probablemente muchos me pongáis a caldo en los comentarios, un despropósito inmenso, una película estúpida, un intento pretencioso de hacer una obra maestra…

El Luchador en cambio es, sencillamente, una gran película. Y lo es porque Darren Aronofsky ha seguido los cánones clásicos, los del gran cine. Un buen guión, unos personajes interesantes y una sabia dirección. Y con esos ingredientes, el buen resultado final está asegurado. Una película genial, contada con pericia, interpretada con maestría, una historia de perdedores coherente, lejos de los experimentos ininteligibles que eran los anteriores trabajos de su director.

Se nos cuenta la historia de Randy "The Ram" Robinson, un veterano luchador de wrestling, incapaz de aceptar que el paso de los años va haciendo mella y que su cuerpo ya no es apto para someterlo a semejantes desafíos. Su vida personal ha sido un desastre, y se refugia sólo en la gloria pasada, la de alguien que sí triunfó en algo, en la lucha libre, un negocio que no le hizo millonario, y que dejó incontables secuelas en su cuerpo. Mickey Rourke, en un papel con indudables referentes de su propia vida, está inmenso, poderoso, tanto en las impactantes escenas de lucha como en aquellas en las que necesita los recursos de un buen actor, más allá de movimientos y peleas coreografiadas.

No sabría por quien inclinarme a la hora del Óscar, porque lo cierto es que Sean Penn también está increíble en Milk, pero la verdad es que el papel de Rourke tiene el añadido de la impresión que produce ver a un actor hacer casi de si mismo, y sin embargo reconocer que nos está regalando una interpretación memorable. Junto a él, Marisa Tomei, también nominada con todo merecimiento, ya que está impagable en ese papel de stripper desgraciada en quien trata de refugiarse el protagonista.

Una historia dura, contada durante muchos minutos mediante una cámara situada en el cogote de Rourke, un recurso acertado con el que Aronosky parece querer recordarnos todo lo que El Luchador ha dejado detrás: un pasado glorioso, combates legendarios, muñecos basados en su figura, videojuegos de Nintendo NES con él como guerrero manejable…pero cuando la cámara sobrepasa su nuca y se pone delante, el presente es desolador. Tiene que ganarse la vida en un hipermercado, su corazón le empieza a fallar y su hija no quiere saber nada de él…Un drama que nos devuelve a un actor que resurge definitivamente (tras Sin City), y a un director, que, esta vez sí, demuestra que sabe contar historias. Y que se deje de experimentos.

Mi puntuación en IMDB:8.

//www.imdb.com/title/tt1125849/

The Code

El Pacificador, Deep Impact, Cadena de Favores y ahora, The Code, son las películas dirigidas hasta ahora por Mimi Leder, una protegida de Spielberg digna de encabezar un club al que podríamos denominar "club del ni fú ni fá", por la indiferencia que causan todas sus obras. No son rematadamente malas, ni especialmente buenas, se ven, se olvidan, y a otra cosa…Lo que sorprende es la regularidad de esta cineasta, ya que esa sensación de "sí pero no" está presente por igual en todas y cada una de sus pelis.

En The Code, Banderas y Morgan Freeman interpretan a dos ladrones dispuestos a dar un gran golpe. Las pelis de ladrones con estilo tienen algo, un encanto especial, probablemente la mayor capacidad de empatizar con un criminal de cine se produzca con estos amigos de lo ajeno, supongo que por el camino marcado por Cary Grant en Atrapa a un Ladrón.

Sin duda lo mejor en la película es el robo, y la escena en la que lo llevan a cabo está muy bien rodada, ya que en pocos minutos sirve para resumir lo mejor y más típico de estas electrizantes tomas: hay que engañar a agentes de seguridad, poner bucles repetitivos en cámaras, suplantar huellas dactilares y voces, gatear esquivando luces-láser… para llegar finalmente al objeto deseado. Pero poco más nos ofrece The Code. Morgan Freeman está tan bien como siempre, aunque se le nota una desgana en algún momento que revela que era consciente de que no estaba rodando precisamente la peli de su vida.

Respecto a Antonio Banderas, también cumple, salvo en las escenas en las que comparte pasión con Radha Mitchell, una insulsa e inexpresiva chica que forma con nuestro malagueño una pareja imposible, carente de química.

Y no hay mucho más en esta peli de robos. Se puede ver, no es de una idignidad mayúscula (como Push), pero está a años luz de otras muchas con las que comparte actualmente cartelera. Es una peli que sí…pero…no, dirigida por Mimi Leder, una directora que ni fú…ni fá.

Mi puntuación en IMDB:5.

 //spanish.imdb.com/title/tt1112782/

Los Años Desnudos

Los Años Desnudos es la historia de tres chicas que se dedican a un cine muy popular en la españa de la Transición: el llamado cine S, toda una revolución para un país que venía de una larguísima dictadura, y que vio de repente que su cinematografía producía películas con nefastos guiones, rematadamente mal escritas y dirigidas, pero con una característica inusual hasta entonces, los prolíficos y exhuberantes desnudos de sus actrices protagonistas, quienes además protagonizaban escenas tórridas la mayor parte del metraje.

Aquel cine terminó siendo absorbido por la definitiva imposición de la libertad que trajo consigo la Transición. Los españoles empezaron a asumir como normales ciertos hábitos y conductas derivadas de un régimen democrático, y en España empezó, primero, a haber desnudos en las películas (aquélla Cantudo pionera…), para después llegar las clasificadas S con su ingenuidad y provocación, que a su vez darían paso a una potente industria del porno…España se había liberado del yugo, era una democracia…

El cine S no duró mucho, pero dejó huella. Y todo aquel ambiente de liberación y progresía provocó que se taparan ciertas realidades lamentables del sector. Varias protagonistas de aquellas sensuales películas terminaron siendo víctimas de hábitos poco recomendables, relacionados con las precarias condiciones en las que trabajaban y en las que, en definitiva, vivían. Las drogas y el tener que pasar por el (sucio y chantajista) aro de productores sin escrúpulos hacían de aquellas chicas marionetas que, en ocasiones, terminaban sufriendo un trágico destino.

Félix Sabroso y Dunia Ayaso nos cuentan en Los Años Desnudos la historia de tres de aquellas chicas. Tres mujeres que sueñan con triunfar en el mundo del cine, pero que sólo lograrán que sus cuerpos sirvan de festín onanista para buena parte de sus compatriotas, reprimidos durante años por la censura franquista. Candela Peña, Mar Flores y Goya Toledo probablemente representen con fidelidad el perfil de aquellas chicas. Una soñadora, que se cree que por follar una noche con un poderoso (y miserable) productor podrá considerarse ya su mujer y aspirar a buenos (y más recatados) papeles. Otra inestable, de un físico realmente impactante, pero siempre marcada por su pasado rural y su antiguo novio.  Y la tercera, una superviviente de la pobreza, adicta a las drogas, capaz de robar a sus compañeras o acostarse con quien haga falta por una módica cantidad. Las tres bellas, guapas, siempre dispuestas al desnudo exhibicionista, dotadas de unos cuerpos que terminarán por convertirse en su principal y único sustento .

Los dos directores son ciertamente mediocres, aunque eso no les impide que hayan rodado su mejor película, que tampoco es decir mucho, porque su filmografía anterior era ciertamente deleznable. Y Los Años Desnudos no es tampoco una maravilla, aunque sí sirve para recordar una etapa importante de nuestra historia cinematográfica. Candela Peña vuelve a demostrar que es una de las mejoras actrices de nuestro país y Goya Toledo, a su vez, demuestra que es una de las peores, status que ocupará mientras no solvente esos graves problemas de dicción. Mar Flores, sorprendentemente, sale muy bien parada de un papel difícil, y el periodista reconvertido a actor Antonio de la Torre está, como siempre, genial.

Todos hemos visto películas clasificadas S, y por los motivos que todos sabemos. Y esta película nos ha servido para recordar y homenajear a todas aquellas mujeres que encontraron en aquel cine una forma de vivir, de ganarse la vida y de ilusionarse con sueños que, en la mayor parte de los casos, no se cumplieron. Los Años Desnudos es una peli muy normalita, pero infinitamente mejor que las que ellas protagonizaron, aunque aquellos eran otros tiempos…

Mi puntuación en IMDB:5.

//spanish.imdb.com/title/tt1129422/

Gran Torino

SPOILERS

 

Se ha cerrado el círculo. Aquél que se inició hace casi cincuenta años con los spaghetti western, continuó hace casi cuarenta con Harry El Sucio y culmina ahora con Walt Kowalski. Han sido cinco décadas de tipos duros, imperturbables, tres personajes distintos pero un único ser, independientemente de que porte un poncho, la placa de policía o una cerveza.

Clint Eastwood se retira del cine como actor, y tenía que hacerlo así. El último vals de uno de los tipos duros del cine tenía que ser éste, y no el de Los Puentes de Madison. Y él, consciente de ello, nos ha brindado otro personaje memorable, un tipo harto, hastiado de los nuevos tiempos y de las nuevas generaciones, alguien que cree que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor…

Es curioso como se pueden paliar las deficiencias de un guión sencillo (que no mediocre) presentando altos niveles en los demás aspectos. Una historia simple interpretada por grandes actores, aunque el espectador sólo reconozca al absoluto protagonista. Alguien que en su canto del cisne como actor nos cuenta una preciosa historia sobre la amistad, entre un veterano de guerra y un inmigrante, entre dos seres que, de no ser por la inhumanidad e incomprensión de la verdadera familia del protagonista, nunca hubiesen cruzado más que palabras de desprecio (por parte del viejo, desde luego…)

Eastwood quiere dejar claro que en ocasiones el verdadero afecto se tiene por aquellos que en teoría más se diferencian de nosotros. Por alguien que ha nacido a cientos de miles de kilómetros de donde nosotros lo hemos hecho, y cuyas costumbres son radicalmente opuestas a las nuestras. Pero qué mas da. Walt Kowalski no puede, llegado su momento, acordarse de quienes sólo mostraron hacia él olvido e indiferencia, y por eso realiza el último y gran sacrificio, para que Thao y su hermana Sue tengan una vida próspera, un futuro decente en su país, esa América de las oportunidades por la que él luchó, y en nombre de la cual tuvo que quitar vidas.

Gran Torino no es, ni por asomo, la mejor película de Clint Eastwood como director. Y probablemente no sea una de sus mejores interpretaciones. Pero es una obra decisiva por lo que supone de despedida y cierre de uno de los tipos con mayor presencia y carisma de la historia del cine. Un icono que durante cincuenta años nos ha emocionado, nos ha hecho reír y que nos ha cautivado con su forma de ser, políticamente incorrecta, capaz de referirse a los asiáticos como "estreñidos", aunque después sacrifique su vida para que dos de ellos tengan un futuro.

Seguirá brindándonos obras maestras como director, y seguirá demostrando que es uno de los mejores cineastas de los últimos treinta años. Pero no le veremos más delante de la cámara. Se va un tipo duro, de los que casi no quedan. Y ha sido un placer conocerle.

Mi puntuación en IMDB:7.

//spanish.imdb.com/title/tt1205489/