Traidor

Don Cheadle es ese actor de la Cuadrilla de los Once que está tratando de labrarse una filmografía seria y comprometida, con multitud de papeles intensos, en películas alejadas de las grandes taquillas. Es cierto que con Crash sí tuvo repercusión, ya que la peli se alzó con el Óscar, pero aquél era un papel muy en la línea de Hotel Rwanda o éste de Traidor. Pero en breve le veremos en Iron Man 2 y posteriormente en Los Vengadores, lo cual es de agradecer, ya que es bueno que las pelis basadas en cómics cuenten en sus repartos con intérpretes de la talla de Cheadle.

Traidor es una modesta producción con unos responsables de trayectorias, cuanto menos, curiosas. En la dirección y guión está Jeffrey Nachmanoff, cuyo anterior libreto fue nada menos que el de El Día de Mañana, la peli de Emmerich sobre catástrofes climáticas. Y acompañándole en el guión, y también como productor, Steve Martin, el canoso cómico al que hemos visto recientemente en la secuela de La Pantera Rosa y que parece que en sus ratos libres se dedica a proyectos más serios.

Y el resultado de esa curiosa mezcla es una película muy estimable, sobre el mayor peligro que sin duda corre hoy nuestro mundo: los conflictos religiosos, el terrorismo islamista, que ponen en peligro vidas y condiciona la existencia de personas, ciudades y países. Nunca, en la historia de la humanidad, se ha asesinado a más gente en nombre de una premisa tan estúpida como la que sostiene que "mi dios es mejor que el tuyo", y eso es lo que nos muestra Traidor, una historia sobre un musulmán, de profundas convicciones religiosas, que trata, a su manera, de frenar la odisea de violencia que quiere imponerse en el mundo.

Don Cheadle está, como siempre, impecable, en un complicado papel, el de alguien que reza hacia La Meca, y cuya integridad y verdaderas intenciones no conocemos hasta bien avanzado el metraje. Su protagonismo eclipsa a los otros dos destacados intérpretes, Jeff Daniels y Guy Pearce, quienes claudican ante la enorme figura de Cheadle.

Lo mejor del guión es la valentía de sus responsables de no etiquetar a los personajes con los tópicos más manidos y frecuentes. Queda claro que los terroristas son escoria, pero tampoco se salvan del todo los responsables de la seguridad norteamericana, capaces de infiltrar a uno de los suyos y no garantizar que el atentado que ha de cometer para ganarse la confianza de los jefes terroristas no se salde con víctimas mortales.

La narración discurre de forma amena, con constantes cambios en las localizaciones geográficas y un ritmo excelente, y quizás el único lastre sea el exceso de metraje, ya que con quince o veinte minutos menos el resultado final hubiese sido mejor de lo que ya es.

Enorme Don Cheadle. Buena película, de mensaje pesimista, sobre el devenir de ese enfrentamiento cruel que nos amenaza. Y es que a lo mejor no era tan mala la idea quélla de la alianza de civilizaciones…

Mi puntuación en IMDB:7.

 //spanish.imdb.com/title/tt0988047/