Sólo Quiero Caminar

Mala época la Semana Santa para ir al cine. Por un lado, las distribuidoras ofrecen las pelis horrendas que se quedaron pendientes cuando hubo que estrenar todas las de los Óscars (todos los años ocurre: entre enero febrero y marzo da gusto ir al cine, con la cartelera repleta de pelis de calidad, después en abril, y hasta los blockbusters veraniegos que empiezan a llegar en mayo, panorama desolador…). Y por otro lado, ya se sabe, tiempo de vacaciones, para que los papis lleven a los niños al cine y sea un coñazo coincidir con tanta marabunta. así que, aunque tenga que perderme Dragonball (sic) y Monstruos contra Alienígenas, es tiempo de cine en casa.

Se me había quedado pendiente de ver Sólo Quiero Caminar, una de las cintas que más presencia tuvo en la última edición de los Goya, algo lógico porque estamos, sin duda, ante una de las mejores y más interesants pelis de 2008. Agustín Díaz Yanes vuelve a acertar al contarnos una historia policíaca, negra, de suspense, devolviéndonos al personaje que ya encanraba Victoria Abril en aquella peli tan buena que fue Nadie hablará de Nosotras Cuando Hayamos Muerto. Pero en esta nueva aventura Gloria Duque no está solo, sino que está acompañada, muy bien acompañada…

Yanes nos presenta a la troupe de Gloria, una pandilla de chicas de armas tomar, de vidas difíciles, que se complican aún más cuando una de ellas decide casarse con un mafioso mexicano. Bueno, es cierto que la cosa ya se había liado antes porque las chicas se dedican a apropiarse de lo ajeno y en uno de sus últimos golpes una de ellas es detenida y encarcelada. Pero tras la boda, se ven en la necesidad de perpetrar un nuevo golpe, cuyas consecuencias pueden ser fatales…

Díaz Yanes nos ofrece un thriller con evidentes influencias tarantinianas, viste a Ariadna Gil con un chándal como Quentin hacía con Uma, y nos brinda dos horitas de cine bueno de verdad, con un guión escrito por él mismo muy hábil a la hora de mezclar los robos con la descripción de los personajes, y con un plantel de actrices excelente. Victoria Abril cede parte de su protagonismo a sus compis Ariadna Gil, Elena Anaya y Pilar López de Ayala y les enfrenta a esos malvados mexicanos, encabezados por Diego Luna (al que por momentos nos cuesta creerle en ese papel…) y al cabrón encarnado por José María Yazpik, un malo malísimo como se merecen el grupete de chicas protagonista. El único problema del reparto es que a veces nos cuesta entender a los actores mexicanos, ya que hablan tan deprisa y con un acento tan cerrado que te cuesta comprenderles.

Pero esos detalles son nimios en comparación con lo divertida que resulta la película. Sin dar tregua, con adrenalina desde la primera escena, Agustín Díaz Yanes demuestra que éste es su terreno, el del suspense y la acción, en donde obtiene mejores resultados que adaptando a Pérez Reverte. El único pero que puedo ponerle a su magnífico guión esa esa absurda obsesión por el sexo oral. Estoy seguro de que la peli sería igualmente buena con un par de mamadas menos, porque siempre en el cine español tendemos al exceso, y aquí esa saturación de chicas de rodillas lastra un poco la acción.

Pero por lo demás, buenísima película de uno de nuestros más interesantes cineastas.

Mi puntuación en IMDB:7.

//www.imdb.com/title/tt1078600/