Noche en el Museo 2

Hasta el culo estoy de que no se guarde la entrada cuando le doy en enviar…Ahora a hacer memoria y a escribir otra vez lo ya escrito. En fin…

Creo que es la primera vez que voy al cine a ver una secuela sin haber visto la primera, y en su momento no la vi, no porque no me interesara, sino porque se me pasó. Y es que si sale Ben Stiller, hay que verla. Es cierto que éste no es el Stiller de la comedia desatada, de Algo Pasa con Mary o Los Padres de Ella, pero siempre mola verle. Noche en el Museo es cine familiar, con las ataduras y limitaciones que ello conlleva.

La premisa inicial es realmente interesante y atractiva. Y es que todas las historias en las que lo inanimado cobra vida tienen un encanto especial. Recuerdo cuando fui a ver La Historia Interminable, el impacto que me produjo…Supongo que vista hoy no será lo mismo, pero en aquellos lejanos 80, cuando yo era niño, me marcó para siempre (cuánto lloré cuando las arenas movedizas se tragaron al caballo blanco…). Se trata de un recurso eficaz y recurrente: en su momento disfruté con Jumanji, después llego la fallida Zathura (del director de Iron Man, John Favreau), y en breve veremos Corazón de Tinta, en la que los personajes de los libros que Brendan Fraser lee en voz alta cobran vida.

Noche en el Museo juega además la baza de la historia americana. Los americanos siempre han sacado un enorme partido de su (breve) historia. Y se manda el mensaje de que estudiar historia puede resultar divertido, a tenor de los increíbles personajes que cobran vida en el museo. Robin Williams repite como Teddy Roosevelt, un divertido Hank Azaria aparece como un malvado faraón egipcio, Alain Chabat como un desaprovechado Napoleón, Amy Adams como la pizpireta Amelia Earhart, y no puede faltar el inseparable Owen Wilson, ni Rexie, ni el mono, y además tenemos al gigantesco Abraham Lincoln para poner orden…

Es evidente que Noche en el Museo 2, como la primera, se disfruta plenamente si se tienen diez, once o doce años, pero yo no puedo evitar verlas con cariño, el que desprenden todas estas películas en las que lo imposible, sucede. No hay un guión sostenible, pero la película se ha facturado de forma impecable, y además Alan Silvestri compone una partitura excelente. Ahora seguiré esperando al Ben Stiller gamberro de las comedias que suele protagonizar, y con las que tanto me río, como no podía ser de otra manera, no en vano estamos ante uno de los mejores cómicos (puede que el mejor), de la actualidad.

Mi puntuación en IMDB:6.

 //spanish.imdb.com/title/tt1078912/

Beowulf

Me gustó Beowulf, aquella peli de hace un par de años en la que Robert Zemeckis volvía a experimentar con la animación, incluyendo rostros de actores conocidos. Recientemente el director se mostraba enigmático cuando le preguntaban sobre la posibilidad de una secuela de ¿Quién Engañó a Roger Rabbit?. Lo cierto es que cada vez que Zemeckis ha realizado proyectos de animación el resultado ha sido bastante estimable. Esperaremos acontecimientos…Sobre Beowulf se habló en el foro de cine de Meristation, y yo me expresé asi:

Mi opinión sobre Beowulf:

Robert Zemeckis es un director estupendo, que ya está en la historia con Regreso al Fururo y Forrest Gump. Ahora le da por hacer pelis de estas de dibujos que toman los caracteres de actores famosos: hace unos años la correctita Polar Express y ahora Beowulf, una historia épica-fantástica muy chula, entretenida. Desde mi punto de vista presenta dos problemas que impiden que sea una peli redonda: uno, que el guión es muy desigual, alternando pasajes trepidantes con escenas aburridas, y dos, que esa asociación entre los personajes "dibujados" y el actor real que le presta la imagen acaba lastrando al film. Creo que sería preferible que fuesen dibujos no basados en personas reales, ya que aunque el parecido es más que evidente, a mi al menos se me hace raro ver a un Anthony Hopkins digital, y a una Robin Wrigth, y a un John Malkovich, y a esa Angelina…Al final por momentos te olvidas de la historia y te quedas pensando en esos actores reales a los que parece que han pasado por el photoshop…
Con todo, una peli estimable, a partir de una historia del gran Neil Gaiman. Podría haber sido una gran gran peli, per se queda en una buena peli, que no es poco.

Mi puntuación en IMDB: 7.

//spanish.imdb.com/title/tt0442933/

 

Los Panzers de la Muerte

Los Panzers de la Muerte es una serie B ochentera que narra las aventuras de un grupo de soldados alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, que acepta la propuesta de los mandos nazis de boicotear las líneas rusas de ferrocarril a cambio de su libertad, de un destino mucho más placentero que el que actualmente tienen, ocupando uno de aquéllos carros de combate blindados.

Quizás el único atractivo resida en el reparto, con el protagonismo de ese excelente actor que es Bruce Davison, a quien hemos podido ver como el Senador Kelly en la saga de X-Men, y que recientemente ha protagonizado la serie que sirve de remake a la mítica El Coche Fantástico. Con él, un grupo de intérpretes lamentable, que encarnan a sus compañeros de brigada, mientras que los grandes David Carradine y Oliver Reed encarnan a sus superiores, en dos interpretaciones que, dado lo poco que ofrece la película, se antojan muy cortas y breves.

El director Gordon Hessler hace lo que puede con un guión muy flojo, basado en la novela de Sven Hassell, un soldado alemán que contó parte de sus vivencias en sus obras, y en especial en ésta, en la que relata su experiencia como Panzer. Hessler, cineasta de carrera especialmente desafortunada, está a la altura del proyecto, una película de bajo presupuesto en la que, de forma sorprendente, se contrató a Carradine y a Reed para papeles que apenas alcanzan los cinco minutos de metraje.

Una pena, porque la historia podría haber dado para una interesante cinta. Uno se queda con la sensación de que todo el presupuesto se les fue en la escena de enfrentamiento entre los panzers alemanes y los rusos, bastante bien rodada y planificada teniendo en cuenta lo pobre del resto de aspectos técnicos de la película.

Mi puntuación en IMDB:5.

 //spanish.imdb.com/title/tt0093546/

24 (7ª Temporada)

Hay un detalle que revela el increíble nivel que ha alcanzado 24: a mi, al menos, cada temporada que termina me parece la mejor. Y eso es algo que difícilmente ocurre en una serie, y menos cuando lleva ya siete temporadas. Acaba de terminar la emisión en los USA de la séptima temporada, y los elementos característicos de esta enorme serie se mantienen desde la primera, aunque algunos se han acentuado. En este séptimo día infernal de Jack Bauer hemos vuelto a tener ataques terroristas, conspiraciones, traiciones, virus letales, dictadores sanguinarios y ese elemento tan controvertido, que hace que muchos posibles espectadores renieguen de ver la serie: las torturas, como método de obtención de información.

La habilidad de los guionistas hace que siempre haya argumentos que, al menos, justifiquen el debate. Jack Bauer parece asumir en esta última temporada su condición de torturador, y se martiriza por ello. Pero cada vez que consigue información bajo esos métodos discutibles, miles de inocentes salvan sus vidas. Y no tenemos tiempo para pensar en la legitimidad de esos métodos porque enseguida tenemos acción, muertes, peligros, atentados… Siempre ha habido en el cine personajes sujetos a esta controversia, tipos que primero disparan y después preguntan.

Lo que es indudable es que Jack Bauer se ha convertido en una leyenda de la televisión, uno de los personajes más carismáticos e interesantes. No le gusta lo que hace, pero lo hace porque a veces es la única manera de salvar vidas inocentes. Y Kiefer Shuterland está enorme, en un papel que, lo quiera o no, le ha marcado para siempre.

24 ha sido pionera en muchas cosas. Más allá de aspectos técnicos y de narración, en 2001 por ejemplo, nos mostraba las enormes posibilidades de que un afroamericano fuese presidente. Antes que Obama, en la ficción hubo un presidente de los Estados Unidos llamado David Palmer, también negro. Y ahora, en esta séptima temporada, una mujer, llamada Allison Taylor, es quien ocupa el despacho oval.

Ella será quien tenga que tomar esas decisiones difíciles en este fatídico día. La acción empieza cuando acaba 24 Redemption, la tv-movie que sirvió de precuela a esta temporada. Jack Bauer ha vuelto a su país y se dispone a ser juzgado por los hechos acaecidos durante la sexta temporada. Pero alguien a quien creíamos muerto entra en escena. No lo pongo en spoiler porque ya el tráiler lo mostraba: Tony Almeida ha vuelto y sus intenciones no son precisamente buenas.

Así empieza otra temporada apasionante, inquietante, una descarga de adrenalina en cada episodio. 24 es, sin duda, la serie de televisión más regular en cuanto al nivel de sus capítulos. Todos son igual de buenos, de trepidantes, algo de lo que, en mi opinión, sólo pueden presumir las dos primeras temporadas de Prison Break. Son 24 episodios perfectamente hilvanados, que se corresponden con un día en la vida de ese mito llamado Jack Bauer.

La trama incluye las consecuencias de los actos dictatoriales de Juma, en el país africano en el que se desarrollaba la acción de Redemption. Pero 24 horas son más que suficientes para que muchos sean los villanos que le ponen las cosas difíciles a Jack. Veremos que hay una conspiración que afecta a los más altos niveles de la Administración, y por la trama desfilarán enigmáticos personajes encarnados por actores tan grandes como Jon Voight, Will Patton o Bob Gunton.

En 24 nunca puedes estar seguro del bando en el que está cada personaje, y, sobre todo, no puedes dar por hecho que el peligro haya acabado. Veremos que vuelven varios de los compañeros de Jack en la antigua y desmantelada Unidad Antiterrorista, y que el entrañable y carismático Aaron Pierce vuelve a servir a un alto cargo, en esta ocasión a la hija de la Presidenta.

 

Bill Buchanan, el antiguo jefe de Jack jugará un papel fundamental en la resolución de la trama:

Por lo demás, ya se sabe: suspense a raudales, malos que parecen buenos y que no sabemos realmente si lo son y viceversa. 24 sigue contándonos cómo son esos días infernales en la vida de uno de los más grandes de siempre, Jack Bauer.

Espero ansioso una nueva temporada de una de las mejores series de la historia.

//spanish.imdb.com/title/tt0285331/

El Patio de mi Cárcel

Importante e interesante película para el cine español, El Patio de mi Cárcel es un drama carcelario protagonizado por mujeres, lo que supone una novedad temática y argumental de primer nivel en nuestro cine, tan necesitado de aire fresco en lo que se refiere a tramas y géneros.

Belén Macías, quien atesora experiencia en series televisivas, dirige esta película producida por El Deseo, la compañía de Almodóvar. Se nos cuenta la historia de un grupo de mujeres que termina pasando gran parte de su vida en la cárcel, ya que cada vez que salen vuelven a delinquir y a verse de nuevo entre rejas. El guión busca claramente una doble reivindicación: por un lado se pone en duda el papel de la prisión como método de reinserción ya que ninguna de ellas es capaz de emprender una nueva vida tras salir, y por otro lado, se defiende el teatro como actividad decisiva para que las internas recobren la ilusión por su actividad diaria, a pesar de que la burocracia les llegue a prohibir el taller teatral.

El resultado final es bastante presentable, a pesar de algunos tópicos en el guión que podrían haber sido evitados, como esas peleas inter-raciales o esos perfiles hostiles de las funcionarias de la prisión. Lo mejor, sin duda, el reparto, compuesto por un grupo de actrices desconocidas, exceptuando a Candela Peña y a Verónica Echegui. Todas están geniales, todas ellas en papeles difíciles y marginales.

Y las dos más reconocibles para el público, simplemente lo bordan. Verónica Echegui está sencillamente soberbia, y demuestra que su nominación en los últimos premios Goya probablemente merecía haber terminado en premio. En su papel complicadísimo demuestra tener registros suficientes para afrontar cualquier desafío y convertirse en los próximos años en un rostro fundamental del cine español. Y Candela Peña hace lo que lleva haciendo desde Días Contados, actuar con una solvencia mayúscula, ya sea drama o comedia.

Se agradece que de vez en cuando el cine español ofrezca productos como éste, distintos, pero buenos. A pesar de que poca gente vea una película como ésta, justo es reivindicarla y recomendarla.

Mi puntuación en IMDB:6.

//spanish.imdb.com/title/tt1103193/

Wayne Allwine (1947-2009)

No era un actor con una voz cualquiera. Wayne Allwine era, ni más ni menos, que la voz del entrañable ratón Mickey. Y nos ha dejado el pasado 18 de mayo. Mickey Mouse tuvo más voces antes que la de Wayne, pero una parte de nuestra infancia se nos ha ido con él, a pesar de que en España escuchasemos otra voz cuando el ratón hablaba en nuesto idioma.

Wayne Allwine estaba casado, como no podía ser de otra manera, con quien ponía la voz a Minnie, la novia de Mickey, la actriz Russi Taylor.

Comenzó siendo Mickey Mouse en 1983, en la producción Una Navidad con Mickey, y a partir de entonces realizó infinidad de trabajos para Walt Disney Company. Y como Mickey Mouse apareció también, en la genial Quién Engañó a Roger Rabbit?.

Y fue, además, un reputado especialista en efectos de sonido, labor en la que destacó llegando uncluso a ganar un Premio Emmy por el sonido de la serie Cuentos Asombrosos, en 1986.

Mickey está triste. Descanse en paz, Wayne Allwine.

//spanish.imdb.com/name/nm0021656/

17 Otra Vez

Sólo tenía un motivo para ir a ver esta película: Matthew Perry. Lo cierto es que echo muchísmo de menos Friends, y cada vez que hay peli protagonizada por alguno de aquellos entrañables amigos, acudo a verla con la esperanza de que me ría otra vez como antes lo hacía con ellos. Craso error. En 17 Otra Vez ni Perry protagoniza (Zac Efron chupa cámara cual Tom Cruise en sus superproducciones) ni hace reír.

Y lo peor es que, a pesar de que Disney no figura para nada en la producción, la película destila ese aire ñoño y baboso de las pelis en imagen real que la compañía del ratón Mickey suele producir. Evidentemente no he visto ninguna de esas películas de High School Musical, pero me da que esta peli no difiere mucho de aquéllas. Efron luce palmito y que las niñas se vuelvan locas… 

Y además la primera peli que se me viene a la cabeza a los pocos minutos de metraje es Ponte en Mi Lugar, un bodrio (de Disney…) que protagonizaban hace unos años Jamie Lee Curtis y Lindsay Lohan, en la que los personajes encarnados por las dos actrices intercambiaban sus cuerpos. Aquí, por obra y gracia de un conserje, Perry se introduce en el cuerpo de Efron, teniendo la oprtunidad de revivir sus días de instituto y estrella del equipo de baloncesto…En la primera escena, cuando Efron se marca el bailecito en el centro de la pista antes de un decisivo partido, empecé a preguntarme qué coño hacía yo en el cine viendo eso…

Pero mi amor por el cine me lleva en ocasiones a tragarme asquitos como éste. Me da pena la pobre carrera cinematográfica de mis queridos Friends. Matthew Perry sólo logró cierta relevancia con Falsas Apariencias, aquella divertida comedia en la que compartía protagonismo con Bruce Willis y que tuvo incluso una desafortunada secuela. Jennifer Aniston sigue teniendo papeles, ya que el hecho de haber sido chica de Brad Pitt, no nos olvidemos, abre puertas…Pero a Courteney Cox, David Schwimmer, Lisa Kudrow y Matt LeBlanc apenas les vemos en las salas de cine.

Total, que en 17 Otra Vez Matthew Perry tiene una presencia testimonial, saliendo al principio y al final, cuando el hechizo perpretrado por el conserje se inicia y se termina. El resto del metraje, unos 85 minutos, tenemos que aguantar el show de ese adolescente de 23 años llamado Zac Efron, un guaperillas que estaba realmente bien en aquel infravalorado musical de 2007 llamado Hairspray. Pero cuando está en estas producciones disneynianas lo que transmite son unas ganas de abofetearle inmensas, por baboso, empalagoso y por forrarse de esa manera haciendo el imbécil.

El único atractivo de la cinta, por quedarme con algo, ese freak encarnado por Thomas Lennon, un amigo del personaje de Perry que tiene su casa llena de objetos y reliquias de Star Wars, y es que yo quiero una cama como esa…

Mi puntuación en IMDB:3.

//spanish.imdb.com/title/tt0974661/

Crank

Tenía pendiente de ver esta peli, ya que más de una vez he mostrado mi gusto por el trabajo de Jason Statham. Pero Crank es una puta mierda, muy alejada de esos divertimentos trepidantes que son los Transporters o de sus trabajos con Guy Ritchie. Y es que cuando se intenta ir de gracioso e innovador…

Y no me refiero al calvo protagonista, sino a los dos directores de esta horrenda película: Mark Neveldine y Brian Taylor, dos desconocidos que aquí parecen jugar a directores metiendo supuestas innovaciones que a ellos les gustarán mucho, pero que dan como resultado una cinta lamentable.

Ya empezamos mal si en la primera escena descubrimos que Statham ha sido envenenado con una droga que progresivamente le parará el corazón, por lo que necesita, para sobrevivir, emociones fuertes, la perfecta coartada para que el tío conduzca como un kamikaze, se meta unas rayas, varios Red-Bulls y se folle a su novia en una plaza pública…lo que sea con tal de disparar su adrenalina…Todo ello mientras planea cómo cargarse a quien le ha envenenado. Y digo yo…si el malo quería matarle…¿por qué no lo hizo directamente cuando le tenía inconsciente, como se ve en la escena inicial? Ah claro, es que si actuase con esa coherencia, no tendríamos película…

Y mientras vemos al protgonista desfasar de esa manera, los dos directores introducen recursos de lo más chapuza: que si musiquitas maquineras, movimientos de cámara compulsivos, algún letrero sobre-impresionado…Da la peor sensación que una película puede dar: que los responsables han querido salirse de los cánones para dar que hablar y hacer una peli de lo más molona…Y lo que consiguen es mostrar su falta de talento y sus carencias estilísticas.

Mala dirección, mal guión…Sólo nos queda él, nuestro calvo favorito, que, es justo reconocer, protagoniza alguna escena interesante, como cuando se sube a esa moto ataviado con un mandilón de hospital, o esa escena final cuando se sube al helicóptero para cargarse al malo. En breve se estrenará la segunda parte, ya que la peli funcionó decentemente en taquilla y la secuela era inevitable. Yo seguiré esperando con ansia The Expendables, la peli de acción que juntará a Statham con Stallone, Jet Li, Dolph Lundgren, Mickey Rourke, Danny Trejo, y dicen que Arnold Schwarzenegger, todos ellos dirigidos por Sly…Ésa sí merecerá la pena.

Mi puntuación en IMDB:3.

 //spanish.imdb.com/title/tt0479884/

Ángeles y Demonios

La adaptación de la novela de Dan Brown, anterior en su publicación que el Código DaVinci aunque en su versión cinematográfica juegue el papel de secuela de aquélla, es una apuesta segura para Columbia, y un producto intachable desde el punto de vista comercial. Se adquieren los derechos de una novela de enorme éxito, se contrata a una superestrella como Tom Hanks y a un director manejable pero talentoso como Ron Howard, se crea la conveniente polémica con la Iglesia Católica y a contar los dólares…¿nos suena? sí…y es que Ángeles y Demonios es más de lo mismo, otra ración de DaVinci, con sus virtudes, y sus defectos…

Desconozco la novela en la que se basa, pero el guión de los solventes Akiva Goldsman y David Koepp (guionista de Jurassic Park y otros recientes éxitos de taquilla) peca de los mismos problemas que las últimas producciones aventureras, incluyendo las dos películas de La Búsqueda y el último y por mi defendido Indy: nuestros protagonistas, esos Ben Gates, Henry Jones y este Robert Langdon, llegan a la X que marca el lugar de manera muy directa, como si, además de su talento y conocimientos, tuviesen de su lado un acentuado factor suerte…Cuesta creer en las aventuras arqueológicas del nuevo Hollywood que nuestros sabios sean tan infalibles…Ahí no funciona esta superproducción.

En donde sí funciona Ángeles y Demonios es como thriller de suspense. En ese campo sus virtudes son innegables, y el resultado final, intachable. Estamos ante un producto que, si logra ganarnos para su tramposa causa, lo hace de manera muy clara. Incluso mejora las prestaciones de la anterior, ya que la trama es, desde mi punto de vista, más asumible para el profano espectador. Se aprovecha como en El Código…de toda la iconografía atractiva y preciosa de la Religión Católica, con sus templos, sus catedrales, sus estatuas…y vuelve a colocar en toda esa maquinaria una serie de pistas y pequeños detalles que son difícilmente captables.

La anti-materia, los malvados y enigmáticos Illuminati, las teorías de Galileo, el eterno debate y confrontación entre ciencia y religión…Dan Brown en la literatura y quienes llevan al cine su obra de manera tan hábil nos fagocitan en toda esa iconografía, datos, historia…y hacen que nos olvidemos de cualquier posible atisbo de error. Juegan además la baza de la reciente muerte del Santo Padre Juan Pablo II, y todo el proceso que da lugar al nombramiento del nuevo líder de la mayor secta (óbviese cualquier connotación despectiva) del mundo: la fumata blanca, el cónclave, la espera de los devotos…

En cuanto al reparto, Tom Hanks vuelve a hacer gala de sus buenas dotes interpretativas, y funciona perfectamente como profesor-detective-arqueólogo, aunque su peinado, sin llegar a ser tan horrendo como en la anterior peli, no me gusta nada (¿un nuevo caso de alopecia mal llevada y asumida como la de Cage?), y el bótox…cuánto daño está haciendo en el star-system…La posibilidad de contratar actores de calidad se aprovecha, y los grandes Ewan McGregor, Stellan Skarsgård y Armin Mueller-Stahl asumen perfectamente su rol, y la chica Ayelet Zurer nos gusta mucho menos que la predecesora Audrey Tautou…

Mi puntuación en IMDB:7.

//spanish.imdb.com/title/tt0808151/

Prison Break (4ª Temporada…y balance final)

SPOILERS…

Se acabó. Tras cuatro años de fugas carcelarias, una estancia en Panamá y la búsqueda desesperada de un disco duro, la odisea de los hermanos Michael Scofield y Lincoln Burrows ha llegado a su fin. Han sido cuatro años intensos, en los que hemos conocido a un puñado de personajes que recordaremos para siempre, y para los que, en muchos casos, nos hubiese gustado un desenlace distinto…

Hace aproximadamente un año, posteaba en este blog uno de mis tops, referido a mis 10 series de televisión favoritas. Prison Break estaba arriba, muy arriba, debido al increíble nivel que había ofrecido en sus dos primeras temporadas. En aquel momento estaba viendo la tercera, que ya en sus inicios me pareció muy inferior, pero daba por hecho de que la serie acabaría teniando más de cuatro temporadas, y supuse que aquel bajón en la tercera sería coyuntural, y que remontaría el vuelo. Me equivoqué…En ese top, hoy Prison Break no estaría tan arriba. Han sido finalmente cuatro temporadas, dos primeras excelentes, la tercera flojísima, y esta cuarta algo mejor que la tercera, pero manifiestamente peor que aquellas dos primeras, que en mi opinión son ya un hito en la historia de la ficción televisiva.

Recuerdo que empecé a ver Prison Break porque en 2005 un amigo me dijo un día…he visto por casualidad el primer episodio de una serie que han empezado a emitir en Estados Unidos. Va sobre un tipo que se deja capturar tras cometer un atraco para ser encarcelado en la cárcel en donde está su hermano y así poder fugarse con él. Échale un vistazo que puede estar interesante…Y claro, con semejante trama, me puse a investigar. Aquella primera temporada fue espectacular. Una trama milimétricamente diseñada y unos personajes geniales, todo ello aderezado con los tópicos más resultones del cine carcelario. Los dos hermanos protagonistas estaban interpretados por actores desconocidos, Wenworth Miller y Dominic Purcell, acompañados por secundarios más conocidos como Robin Tunney, Stacy Keach como el alcaide de Fox River, con quien Michael termina teniendo una relación muy similar a la de Tim Robbins con el alcaide Bob Gunton en Cadena Perpetua, o Peter Stormare. Fueron 22 episodios increíbles, en los que conocimos también a Theodore Bagwell, más conocido como T-Bag, el psicópata más miserable y divertido de la historia de la tele…

La segunda temporada no gustó tanto como la primera. A mi sí. Si la primera me había parecido una versión loca y remozada de Cadena Perpetua y de tantas y tantas pelis carcelarias, la segunda me pareció a su vez, una versión de El Fugitivo, a lo bestia, con múltiples fugitivos huídos de Fox River gracias al infalible plan de Michael. Conocimos en esta segunda a Alexander Mahone, un agente del FBI encarnado por el gran William Fichtner, que terminará estando del lado de los hermanos, aunque en esta temporada se convierta en un cazador impenitente y brutal…

Y fuimos sabiendo algo más de La Compañía, la misteriosa secta que parece estar detrás de todo. Esta segunda temporada terminó con varios de los protagonistas de nuevo en prisión esta vez en Panamá, en Sona…

Y en Sona se desarrolló la tercera, una temporada olvidable, mala, en donde no apareció Sara Tancredi, que había sido la doctora en Fox River y el interés romántico de Michael. Tuvimos que sufrir a personajes horrendos como El Lechero o aquel chaval ataviado siempre con la camiseta de Tracy McGrady…Quizás lo único salvable fuese la aparición del General Jonathan Krantz, el villano cabecilla de La Compañía, un malo cojonudo, interpretado por Leon Russom…

 

Y llegamos a la cuarta, que tiene como hilo conductor la pelea por todos por hacerse con Scylla, un disco duro que tiene todos lo datos de La Compañía, además de información decisiva para que quien la posea se haga muy muy rico…Esta cuarta temporada superó con creces a la tercera, pero no estuvo al nivel de las dos primeras. Tuvimos personajes interesantes, como el asesino cabrón grandote negro que casi se carga a todos los buenos, y que terminó por convertirse en uno de mis favoritos…

O Don Self, un Agente de Seguridad Nacional encarnado por el carismático Michael Rapaport, que cambiará de bando varias veces dependiendo de los cauces que tome la fallida trama…

La que terminó por ser la temporada final empezó bien, con esa lucha a muerte por hacerse con Scylla, un disco duro que contenía la información precisa para encerrar a los asesinos de La Compañía, de la que conocemos datos mucho más precisos en estos episodios. Pero la audiencia no acompañó y la FOX pronto anunció que la cuarta sería la última. Los guionistas se apresuraron en cerrar la trama y atar cabos, en lo que terminó siendo una sucesión de capítulos mediocres mediada la temporada, hasta llegar a los dos últimos, emitidos el pasado 15 de mayo. Esos dos episodios finales fueron claramente un homenaje de los creadores a toda la serie, con la aparición más que forzada de algunos de los personajes que habían aparecido en temporadas anteriores, como Paul Kellerman, el antiguo miembro de La Compañía que decidió pasarse al otro lado, y que tendrá una importancia decisiva en el desarrollo de los acontecimientos finales. También apareció C-Note, antiguo recluso de Fox River, y, para culminar, conocimos a la madre de Michael (y no sabemos si de Lincoln también, ya que queda en el aire la verosimilitud de la supuesta hermandad de los dos), otra integrante de la Compañía que se revela como la malvada definitiva de la serie, encarnada por la veterana y gran actriz Kathleen Quinlan. En definitiva, que los creadores de la serie trataron de cerrar la trama de forma apresurada, lo que se nota claramente en esos dos episodios finales, frenéticos, pero con argumentos poco menos que increíbles en cuanto a la resolución final, forzados y poco afortunados. Eso sí, la escena final, en la que se desvela que Michael ha muerto víctima del cáncer que supuestamente le había curado La Compañía, resulta entrañable, una despedida nostálgica de todos esos personajes que nos han acompañado en estos cuatro años…

Sirva esta entrada para homenajear a esos personajes, que a mi al menos me hicieron pasar momentos increíbles, en especial durante aquellas dos primeras temporadas, que son de lo mejor que yo he visto nunca en la tele. Y en especial me gustaría acordarme para siempre de uno de esos personajes inolvidables, capaz de todo para salvar la vida de sus seres queridos, y una de las mentes más privilegiadas de la historia de la televisión, el gran Michael Scofield…

//spanish.imdb.com/title/tt0455275/