Los Perros Dormidos Mienten

Juguemos a las hipótesis antes de empezar a hablar de esta peli. Para los chicos que se dispongan a leer esta entrada…¿aceptaríais que vuestra prometida, la chica de vuestros sueños, os confesase que en un pasado no muy lejano se la chupó a su perro? ¿seguiríais con ella? Para las chicas…¿os atreveríais a confesarlo, aún sabiendo que podría acabarse la relación?

Sobre esto habla Los Perros Dormidos Mienten, una comedia romántica del 2006 que pasó muy desapercibida en la cartelera, y que se engloba fuera totalmente del cine de los grandes estudios. Pero que nadie piense que estamos ante uno de esos productos independientes prestigiosos que obtienen el reconocimiento de crítica y público. No hay en los créditos de esta cinta nombre alguno que nos remita a ese tipo de cine, y de hecho, el director y los protagonistas cuentan con una prolífica carrera televisiva, en papeles en alguna de las series más vistas recientemente. Es de suponer que un par de pequeñas productoras se aliaron para sacar adelante una película que, una vez vista, no mereció mucha más atención de la que en su momento obtuvo…

Porque lo que empieza como una comedia romántica distinta, ágil y lenguaraz, se termina por convertir en un tostón por momentos insoportable. Se nos cuenta desde el principio, con la voz en off de la protagonista Melinda Page Hamilton, la diatriba que le supone haberle practicado sexo oral a su perro en su época de universidad, ya que ahora está comprometida con John (Bryce Johnson) y teme contarle aquella experiencia. No cabe duda de que el planteamiento es llamativo para el espectador, ya que la chica habla en ese prólogo abiertamente del pene de su perrito, y ese descaro en las frases a pronunciar por la chica se mantiene durante toda la película. Incluso los diálogos de carácter sexual que mantiene con su novio son bastante más atrevidos que los que estamos acostumbrados a escuchar en las comedias románticas producidas por las majors.

Pero enseguida notamos que falla lo esencial. El guión demuestra ser pobre, hasta el punto de que una idea en principio atractiva acaba por ser el único sustento de la película. En cuanto la pareja visita a los padres de ella se sucenden gags a cada cual más absurdo y fallido, mientras que los secundarios, imprescindibles en el éxito de toda comedia romántica que se precie, son inocuos y nada interesantes, en especial ese hermano de la chica, un personaje de lo más desagradable y antipático…

Así que tenemos a unos actores que cumplen sin más, sin grandes alardes, y una historia insulsa, narrada, eso sí, a partir de una idea original, atrevida y llamativa. El resultado final es una comedia romántica que no hace gracia, ni conmueve, y que aburre muchísimo. Me imagino esta idea desarrollada por esos dos genios que son los hermanos Farrelly, con Ben Stiller de protagonista…Lástima.

En fin…quizás lo más aprovechable sea el debate que la peli plantea. Vuestra chica os cuenta que un día le hizo una mamada a su perro…ahí queda eso…

Mi puntuación en IMDB:4.

//spanish.imdb.com/title/tt0492492/