The Big Bang Theory (2ª Temporada)

Terminó en los USA la segunda temporada de The Big Bang Theory, la serie sobre la que hablaba yo aquí hace unos meses en referencia a su primera temporada, y que había supuesto una sorpresa de lo más agradable. Esta segunda recién finalizada nos sigue contando las peripecias de cuatro superdotados que tienen como vecina a una chica muy especial, la guapa, tierna, simpática (si es que lo tiene todo…) Penny, interpretada por Kaley Cuoco. Han sido 23 episodios con los que me lo he seguido pasando genial, aunque, sí, he de reconocer que un poco menos que con la primera temporada…

Porque realmente era complicado mantener el nivel de la primera. Recuerdo, no hace mucho, cuando empecé a verla, que me quedé alucinado con el talento de los guionistas, y con el increíble trabajo de los actores, virtudes que se redondeaban con todas las referencias freaks que los protagonistas añadían: cómics, cine, Star Wars, Star Trek, Halo…Los cuatro pirados estaban continuamente debatiendo sobre cosas que me interesan especialmente, y, entre discusión y discusión, toneladas de humor, gags, y diálogos brillantes.

El mayor error de los guionistas en esta segunda temporada ha sido, en mi opinión, evidente: sobresaturación de Sheldon. El gran Jim Parsons ha creado a uno de los personajes más increíbles de la historia de la televisión, pero ha habido varios episodios en los que la serie hubiera podido llamarse "El Show de Sheldon", ya que su protagonismo era absoluto, hasta el punto de eclipsar totalmente al resto del reparto. Sheldon es una fuente continua de carcajadas, pero ha acaparado demasiado. Afortunadamente, en los últimos capítulos se dieron cuenta y volvió a ceder protagonismo a sus compañeros.

Pero a pesar de esto, ha seguido siendo un placer increíble sentarse en el sofá a ver esta serie. Ha habido algún episodio memorable, como aquel en el que Leonard pujaba en internet por la máquina del tiempo usada en la peli El Tiempo en sus Manos, que a su vez adaptaba la novela de H.G. Wells, e, inesperadamente, se hacía con ella…Si los cuatro eran ya unos frikis de cojones, verlos con la Máquina del Tiempo es ya para partirse de la risa…

Por el contrario, me defraudó bastante el episodio en el que salía Summer Glau, la guapísima T-800 de Terminator, The Sarah Connor Chronicles, ya que no le sacaron todo el partido que yo, al menos, me esperaba…

Y sí…aunque parezca increíble, ha habido amor en The Big Bang Theory. Y es que tener un coeficiente intelectual muy por encima de la media y dormir con primeras ediciones de cómics enmarcadas en la pared es compatible con enamorarse. El gran Howard Wolowitz se enamoró de Leslie, un antiguo ligue de Leonard, aunque ella le dejó y los chicos, para animar al triste Howard, se fueron a…Las Vegas, en un capítulo que también me defraudó un poquito.

Rajesh siguió teniendo difícil lo de las chicas, ya que continúa sin poder hablar con ninguna a no ser que se emborrache; Sheldon siguió sin mostrar interés en ligar, y yo cada vez estoy más convencido de que en la tercera temporada (si es que la hay…) nos revelarán que es gay. Y Leonard…sigue enamorado de Penny, y aunque parece que lo suyo es imposible, el último episodio deja las puertas abiertas a todo…

En definitiva, que espero y ansío que haya tercera temporada, porque de verdad que conocer a estos personajes ha sido un placer indescriptible. Y un aviso: el otro día en el canal TNT vi unos minutos de un capítulo doblado al castellano, y la diferencia es tan grande que parece que estás viendo otra serie. The Big Bang Theory merece ser vista en su versión original, por los ágiles y rápidos diálogos y por el talento y las voces de sus protagonistas, y sólo así se disfrutará plenamente como lo que es: una de las mejores series cómicas de la actualidad, y para quien esto escribe, de todos los tiempos…

 

 //spanish.imdb.com/title/tt0898266/