Lost (Perdidos) (5ª Temporada)

SPOILERS…

Hasta hace una semana me daba un poco de pereza escribir sobre la quinta temporada de Lost. Sabía que sólo quedaban dos capítulos (o mejor, uno doble), y que se acercaba el momento de escribir en el blog sobre lo que me había parecido la que parece ser que es la penúltima temporada de la serie. Pero llegó ese último capítulo doble, y…

Pues que ha sido la ostia. Llevo viendo Lost desde la primera temporada, al ritmo de emisión de Estados Unidos, y he de decir que desde la tercera, veía la serie "con el piloto automático", es decir, la veía puntualmente, pero más por la curiosidad de ver por dónde iban los tiros que por ganas reales de verla, ya que mi interés hacia ella había decrecido bastante. Estaba en un punto en el que pensaba "ya que hemos llegado hasta aquí, sigamos viendo a ver cómo termina esto…". Tanta paranoia, giros argumentales y las enormes esperas entre temporadas hicieron que dejase de ansiar cada nuevo capítulo como me ocurría con las dos primeras temporadas. De hecho, me vi las últimas dos, la cuarta y ésta quinta, sin tener claras muchas cosas, o sea, que me enteraba de las generalidades de la trama pero se me escapaban muchas cosas, detalles seguramente importantes, que se me escapaban por todos los motivos antes citados. Sabía más o menos por dónde iban los tiros, pero también estaba perdido en muchos aspectos argumentales.

Y claro, tratándose de Lost, sigo estándolo, pero este último doble episodio ha sido tan increíble que mi interés por la serie se ha vuelto a disparar, como antes, casi como cuando descubrí la serie con aquella primera y mítica temporada. El Incidente que así se llama este doble episodio, ha despejado un poco las cosas, pero también ha abierto nuevos interrogantes. Pero ante todo, han sido 84 minutos espectaculares, entretenidos, apasionantes, sin duda uno de los mejores capítulos de la historia de la televisión, independientemente de la serie de la que hablemos.

Hasta este 5×16-17 la quinta temporada ha tenido un componente fundamental: los viajes temporales. Todo empezó, si no recuerdo mal, a finales de la cuarta, con el personaje de Daniel Faraday. A partir de ahí, en la quinta fuimos testigos de hechos ocurridos en 2007 y en 1977, con alguno de nuestros protagonistas viajando en el tiempo. De hecho vemos que Sawyer y Juliet se establecen definitivamente (o eso creen ellos) en el 77, como miembros de la Iniciativa Dharma, haciéndose pasar por gente del equipo desde el principio. Su secreto correrá peligro cuando lleguen del fututo Jack, Kate, Hugo y Miles. En 1977 conocerán al Ben niño, y al misterioso doctor que salía en los vídeos de Dharma en las primeras temporadas, y que resultará ser el padre de Miles.

Esta es la idea básica de la trama que yo tengo clara. Si me meto ya en los jaleos de Desmond y Charles Widmore, quien también tiene importancia en esta temporada, la verdad es que me pierdo un poco. Conocemos también a la madre de Daniel Faraday, que en su versión de 2007 está interpretada por Fionnula Flanagan (la inquitante ama de llaves de Los Otros), y a quien también vemos en el 77, cuando estaba embarazada de Daniel. Ella será quien en 2007 convenza a Jack, Ben, Hugo, Sayid y Kate para volver a la isla…

Certezas en la trama se mezclan con lagunas, dudas que vienen motivadas por mi falta de tensión a la hora de seguir la serie a partir de la tercera temporada. Visto el final de la quinta, pienso en lo apasionante que sería ver la serie completa desde el primer episodio, algo que no puedo hacer por falta de tiempo. Probablemente el tiempo será quien sitúe a Lost como la serie más importante de la historia de la televisión, si es que, como se afirma en muchos foros, la trama cuadra y está perfectamente encajada desde el primer capítulo hasta el último.

Y llegamos a este apasionante final de la temporada, el capítulo 16-17. Y, para mi regocijo, conocemos a un personaje que, he de reconocerlo, se había convertido en la principal motivación para seguir viendo la serie. Quería conocer a Jacob, desde aquel excelente capítulo de la tercera en donde Ben y Locke entran en una cabaña para hablar con él. En el inicio de este último episodio vemos a Jacob en la Isla, con otro hombre. Tienen una conversación misteriosa, y al final de la escena vemos una imponente estatua, que, según hemos podido saber, se corresponde con un dios egipcio. Parece que Jacob y su acompañante son dioses, y por su conversación, deducimos que representan el bien y el mal. Jacob apuesta por la raza humana como fuente de progreso, y quiere traer a gente a la Isla. El otro, no. Y dice a Jacob que desea matarle…

La escena es brutal, enigmática, bella…Es mi momento preferido en la historia de Lost, superando al primer episodio de la segunda temporada, cuando conocemos a Desmond y suena la canción Make Your Own Kind Of Music, de Mamas and The Papas. Pero a partir de ahí surgen las múltiples dudas, y las especulaciones…me he pasado un buen tiempo leyendo foros de internet y las teorías que surgen son apasionantes. Me temo que la espera hasta la sexta temporada va a ser eterna…

-¿Son Jacob y el otro tipo, realmente, dioses…?

-Si Locke realmente está muerto…quien convence a Ben para que mate a Jacob, ¿es el otro tipo?

-Ese otro tipo…es responsable del humo negro…¿es él el humo negro?

-La explosión final en Cisne, ¿tendrá el efecto deseado por Jack, de que nada de lo ocurrido hasta entonces hubiese sucedido? o por el contrario…todo lo sucedido, ¿sucedió por culpa de esa explosión?

Dudas apasionantes que tendrán que ser resueltas (esperemos) en la sexta y última temporada. Me había desilusionado un poco con Lost, pero esta quinta temporada y especialmente ese increóble final me ha devuelto todo el interés. Ahora toca esperar hasta 2010. Hay que joderse…

//spanish.imdb.com/title/tt0411008/