Obsesionada

Flojísimo ejercicio de suspense mil veces visto, Obsesionada quiere ser un remake encubiero de Atracción Fatal, la recordable peli que en 1987 reunió a Michael Douglas con una sorprendente Glenn Close bajo la dirección del soso Adrian Lyne. Pero ésta adolece de lo que tenía aquélla, y se limita a ser un compendio de tópicos, con personajes planos y una mala poco aprovechada, de la que desconocemos sus motivos y la causa de su obsesión.

Estamos ante una sucesión de postales bonitas y de diseño. Todo es precioso y susceptible de ser filmado por el tal Steve Shill (!quien, según IMDB, está ahora mismo rodando una versión de Ben-Hur!). Desde el trío protagonista, hasta los secundarios, bellos, guapos, todos ellos trabajando en una empresa de lujo, situada en un gran edificio de la soleada Los Angeles, en donde la navidad se celebra a 25 grados.

Beyoncé es la típica mujer que deja su trabajo cuando es madre, de modo que su puesto es ocupado por la sexual Ali Larter, quien asume uno de los dos papeles que tiene en la serie Heroes, para intentar seducir, sin conseguirlo, a Idris Elba. Jerry O`Connell sigue con el mismo careto que tenía en los 90, y encarna al amigo y compañero del sufrido objetivo de la psicópata.

Y no hay mucho más que contar acerca de esta película. Quizás lo mejor sea la pelea final entre las dos mujeres, cruel y violenta, que, salvando la abismal distancia, recuerda a las ostias que se pegaban Uma Thurman y Vivica A. Fox al principio de la primera entrega de Kill Bill. Y como curiosidad, que entre los productores ejecutivos aparece Magic Johnson, la mítica estrella de la NBA, con quien el protagonista guarda un evidente parecido físico.

Por lo demás, nada destacable. Bostezos y constantes miradas al reloj esperando que la peli termine de una maldita vez…

Mi puntuación en IMDB:4.

//spanish.imdb.com/title/tt1198138/

Transformers, La Venganza de los Caídos

Venga va, un poquito de demagogia…Porque yo me pregunto: si tanto le han sacudido a Florentino Pérez por pagar 90 millones de euros por Cristiano Ronaldo, ¿nadie va a decir nada por el hecho de que unos señores trajeados que son asalariados (de lujo) de un par de grandes estudios decidan invertir 200 millones de dólares en producir una película como Transformers 2? Pues no, me temo que nadie dirá nada, algo de lo que yo me alegro. Y es que alguien dijo alguna vez que "fútbol es fútbol", de la misma forma que Hollywood es Hollywood.

Eso sí, por si hay alguien que se indigne ante el hecho de que se gasten semejante cantidad de dinero en hacer esta peli, resaltar que los 200 millones se notan en la pantalla, y mucho. Y es que todo explota, todo se rompe, hay mogollón de coches transformables, dos estrellas jóvenes y guapas que se recorren varios países escapando de esos seres grandes generados por ordenador gracias a los carísimos efectos especiales del siglo XXI. En definitiva, como hace un par de años, ya que Michael Bay y sus guionistas han repetido la fórmula descaradamente. Y todos sabemos cuál fue el resultado de aquella potente inversión de 2007. Económicamente, la jugada les salió bien. Pero en eso se quedó reducido el éxito. Aunque todos sabemos que en Hollywood vales lo que ha recaudado tu última peli, y por ello Michael Bay se ha embolsado un cheque repleto de ceros por dirigir esta segunda.

Espero francamente que las dos entregas de esta saga basada en los juguetes de Hasbro (pronto nos llegará la peli de G.I.Joe…¿ha descubierto Hollywood un nuevo filón?) no marquen la senda de los futuros blockbusters veraniegos. Transformers 2 es ante todo eso: una peli de verano, un blockbuster estival, etiqueta que Spielberg inauguró en el verano de 1975 con Tiburón, lo que nos lleva a concluír que se ha producido un tremendo descenso en la calidad de estas pelis destinadas al consumo masivo en el verano. Spielberg dirigió en 1975 una maravilla de peli que arrasó en taquilla, y el propio Spielberg ejerce como productor ejecutivo en esta segunda parte de Transformers, que también arrasará la taquilla aunque esté a años luz de Tiburón, cinematográficamente hablando.

Porque la película es tan mala que a mi sólo me ha merecido la pena verla por el motivo que ya intuía, y que no es otro que Megan Fox. Sé que suena feo, misógino y chabacano, pero quien lea este blog con asiduidad debe de echarle la culpa a Michael Bay y a todo su séquito, por haber perpetrado una cinta tan floja que hace que el responsable de criticar pelis en este diario sólo sea capaz de alabar el buen gusto de los productores por elegir a Megan. No hay ningún otro mérito en Transformers 2 aparte de ella, como ya ocurría en la primera. Y ojo, que no me refiero a las dotes como actriz de la chica, sino simple y llanamente a su físico. Megan Fox es sexo, Megan Fox es lujuria…

Por supuesto que los robots son espectaculares, y que hay escenas increíbles, pero el cine ha demostrado claramente que eso es posible, y que además se puede combinar con personajes interesantes e historias mínimamente presentables. Roberto Orci y Alex Kurtzman, guionistas talentosos y habituales de J.J. Abrams, firman un libreto tan estúpido como prescindible, aunque supongo que ni Michael Bay ni los responsables de Dreamworks y Paramount les habrán exigido otra cosa. Querían esto, y esto les han dado.

Después puedes meter a un actor de cierto prestigio como John Turturro, o una voz en off poderosa como la de Optimus Prime para dar empaque a la cosa, pero si filmas esto pasarás a la historia como un director taquillero pero malo, muy malo…Transformers 2 sólo es mejor que su predecesora y que la secuela de Dos Policías Rebeldes, dentro de la filmografía de Bay. Y si sólo supera a esas dos, no es para colgarse ninguna medalla.

Pero la gente la verá, y yo me alegro. Me alegra que los cines se llenen de niños deseosos de ver en acción a unos juguetes cuyo atractivo para mi sigue siendo un misterio. Me alegra que esos niños compren palomitas antes de entrar a la sala, y me alegra que se compren los videojuegos que se basan en la peli. Ayer, cuando estaba sentado en la butaca para ver Transformers, La Venganza de los Caídos, el cine estaba lleno, y a mi me gusta ver los cines llenos…Que no decaiga.

Mi puntuación en IMDB:4.

//spanish.imdb.com/title/tt1055369/

Michael Jackson (1958-2009)

Tenía mis dudas sobre dedicar una entrada a Michael Jackson, con motivo de su trágico e inesperado fallecimiento. Ha sido uno de los mayores artistas de la historia, pero contrariamente a lo que yo al menos creía, su carrera no ha estado excesivamente ligada al cine. Elvis hizo pelis, al igual que Sinatra, y Michael sólo hizo dos, El Mago y Moonwalker, con resultados no especialmente afortunados. Pero sus increíbles videoclips y sobre todo, su condición de artista inigualable, han hecho que me decida a dedicarle esta entrada en este blog dedicado al cine.

No hay discusión, o no debería de haberla, sobre la magnitud y el talento como artista de Michael Jackson. Es cierto que esta consideración pudo ser en los últimos tiempos susceptible de ser discutida, debido a los vaivenes de su vida y a la excentricidad con la que se comportó. Cambió el color de su piel, se sometió a infinitas operaciones estéticas, fue acusado de pederasta y de comprar el silencio de los padres de los niños, agitó a su bebé en una ventana…y además fue un cantante y un bailarín antológico. ¿Y el cine?. Hablemos de Michael Jackson en términos cinematográficos.

Sus videoclips, o algunos de ellos, eran pelis. Protagonizó esos dos largos, El Mago, en el que fue dirigido por Sidney Lumet, y Moonwalker. Pero mucho más destacables son los cortos (porque más que videoclips eran cortometrajes) que pudimos ver mientaras sonaban algunos de sus éxitos más destacados.

Dos nombres destacan en esos memorables vídeos. Uno importante, otro fundamental. John Landis fue decisivo para la carrera de Michael. Landis, director de éxito a principios de los 80 con Un Hombre Lobo Americano en Londres o The Blues Brothers, dirigió a Michael en Thriller, el que es, en mi opinión, el mejor videoclip de la historia. Supongo que todo el mundo lo ha visto y sabe de qué va: se trata de un homenaje entrañable y tétrico al cine de terror que cuenta con la inconfundible voz de Vincent Price. Michael lleva a su chica al cine (a ver una de miedo, por supuesto), y al salir se ven atacados por una horda de zombis que bailan tan bien como el propio Michael. Un videoclip legendario.

Michael repetiría trece años después con John Landis en Black or White, otra maravilla de vídeo en el que pudimos ver a la estrella con el incipiente Macaulay Culkin, en un despliegue impresionante de efectos especiales.

Entre los dos vídeos dirigidos por Landis Michael fue dirigido por el gran Martin Scorsese en Bad, un vídeo más urbano, en el que el Rey del Pop saca su lado más macarra y en el que podemos ver los inicios delante de las cámaras de Wesley Snipes. Cambio de estilo, pero de nuevo talento a raudales.

Y no hay mucho más que contar sobre Michael Jackson, cinematográficamente hablando, claro. Porque fuera del cine su figura ha sido tan grande que podríamos estar hablando muchísimo tiempo sobre sus discos, sus canciones, sus bailes, sus impresionantes directos…A Michael le robaron su infancia y eso fue decisivo en que él mismo se robase muchos años de su vida.

Se ha muerto Michael Jackson, cantante, bailarín, estrella, artista y…actor. Descanse en paz.

//spanish.imdb.com/name/nm0001391/

Farrah Fawcett (1947-2009)

Se nos ha muerto uno de los rostros más bellos que pudimos ver en el cine y en la tele en los últimos treinta años. Farrah Fawcett ha fallecido a los 62 años, víctima de un cáncer que había desarrollado hace varios años.

Farrah fue, ante todo, un ángel, llamado Jill, en la exitosa serie televisiva Los Ángeles de Charlie, para la que grabó 29 episodios entre 1976 y 1980. Hizo mucha más televisión, participando en Los Hombres de Harrelson o Ally McBeal. En el cine, destacan sus papeles en La Fuga de Logan, Saturno 3 (en la que fue dirigida por Stanley Donen), Los Locos del Cannonball o El Apóstol. Su último papel relevante en cine fue a las órdenes de Robert Altman, en la divertida El Dr. T y las Mujeres.

Días antes de fallecer, Farrah Fawcett había anunciado su intención de casarse con su pareja de siempre, Ryan O’Neal, quien permaneció junto a ella hasta el final.

Se ha muerto un ángel. Descanse en paz, Farrah Fawcett…

//spanish.imdb.com/name/nm0000396/

eriag Top: Mis 10 peores directores

Seguro que los hay peores por ahí, ya que el cine es una industria enorme y da trabajo a mucha gente escasa de talento. Pero éstos son los que a mi menos me gustan, de entre todos aquellos que tienen cierta relevancia. Todos son más o menos conocidos, y trabajan para el establishment, e incluso alguno de ellos es considerado como un cineasta de prestigio. En mi opinión, estos tipos no han nacido para hacer pelis, aunque las hagan y se forren con ello:

 

10.  MICHAEL BAY

No niego que me veo todas sus pelis, pero ciertamente el tío es nefasto. Pero da de comer a mucha gente, ya que cada vez que estrena, revienta la taquilla. Precisamente esta tarde iré al cine a ver su último trabajo, en el que Megan Fox sale con unos cuantos robots…

//spanish.imdb.com/name/nm0000881/

9.  McG

Otro que se maneja con enormes presupuestos, de los que no sabe sacar partido. Me defraudó su último Terminator, aunque peores eran las dos entregas de Los Ángeles de Charlie. Tiemblo porque va a rodar una adaptación de una de mis novelas favoritas: 20000 Leguas de Viaje Submarino, de Julio Verne…

//spanish.imdb.com/name/nm0629334/

8.  ROB ZOMBIE

Hay quien dice que como músico es bueno…Pues podía haberse quedado ahí. Le ha dado por dirigir pelis de terror, y la verdad es que da más miedo él que sus pelis…

//spanish.imdb.com/name/nm0957772/

7.  ALEXANDRE AJA

Un francés al que muchos definen como el renovador del cine de género. A mi me parece que si éste es el renovador, yo me quedo con los que se anclaron en el pasado. Alta Tensión y Reflejos me parecen horribles, y el remake de Las Colinas Tienen Ojos sí puede tener un pase. Ahora está rodando otro remake, de Piraña, la peli de Joe Dante de 1978 y cuya secuela dirigió James Cameron.

//spanish.imdb.com/name/nm0014960/

6.  JEREMIAH CHECHIK

Quizás el menos conocido de todos, pero yo le tengo especial manía…Destrozó con su adaptación al cine la mítica serie televisiva de los 60 Los Vengadores, y después hizo un remake de la maravillosa película Diabólicas, de Henri-Georges Clouzot, con resultado también nefasto. En Benny & Joon contó con un reparto potente, encabezado por Johnny Depp, pero volvió a defraudar. Ahora se dedica a la televisión, y entre sus últimos trabajos se encuentran varios episodios de The Middleman, una mezcla de ciencia ficción y comedia, realmente lamentable…

//spanish.imdb.com/name/nm0154819/

5.  LARS VON TRIER

Podría ser un gran director, pero a veces el talento se difumina por las ganas de dar la nota. A mi el rollo aquél del Dogma me pareció una estupidez, y ahora parece que ha vuelto a liarla con la polémica Antichrist. A mi me gustó Bailar en la Oscuridad, la que hizo con Bjork de prota, pero por lo demás, su cine no me interesa absolutamente nada.

//spanish.imdb.com/name/nm0001885/

4.  UWE BOLL

El alemán es uno de los tipos más privilegiados de este mundo. Cuenta con presupuestos enormes, licencias de videojuegos famosísimos, repartos de campanillas, para terminar haciendo pelis que todo el mundo destroza…La crítica lo abrasa, y el público le considera el peor director del mundo. Pero ahí está, haciendo pelis…

//spanish.imdb.com/name/nm0093051/

3.  VENTURA PONS

Cine falso, teatral, plúmbeo, el que hace el bueno de Ventura, quien me cae bien, por las entrevistas que he podido leerle. Se empeña en rodar en catalán y estrenar con doblaje en castellano, con lo raro que resulta ver a intérpretes de la talla de Josep María Pou o Rosa María Sardá sin que su voz coincida con sus labios. Y pensar que alguien llegó a decir que era el Woody Allen español…

//spanish.imdb.com/name/nm0690532/

2.  MICHEL GONDRY

Pertenece al grupo de cineastas encabezados por Spike Jonze, quienes supuestamente han sido los renovadores del cine de calidad e inteligente. Pues a mi me aburren soberanamente, eso cuando logro entender sus pelis…Cosas como Olvidate de Mi o Human Nature me resultan deleznables.

//spanish.imdb.com/name/nm0327273/

1.  DAVID MENKES Y ALFONSO ALBACETE

Dirigen siempre juntos, así que aquí también van juntos. El peor director de la actualidad en mi opinión no es uno, sino dos. Este año han barrido la taquilla con Mentiras y Gordas, pero además han vuelto a demostrar que tienen tanto talento para hacer cine como Jesulín para cantar…

//spanish.imdb.com/name/nm0579687/

//spanish.imdb.com/name/nm0016203/

Pues éstos son en mi opinión los peores cineastas cuyas obras podemos disfrutar hoy en día en los cines. Os dejo que tengo una cita con Megan…

Blade: Trinity

La saga Blade nos dejó, en mi opinión, una estupenda peli y dos bastante flojas. Stephen Norrington abrió fuego en 1998 con una primera película divertidísima, intensa, una genial presentación del personaje con una de las mejores escenas iniciales que yo recuerdo en el cine de acción. Después llegó la segunda de Guillermo Del Toro, que para mi es, junto con Mimic, su peor peli. Y finalmente en 2004 David S. Goyer escribió y dirigió la tercera, en la que enfrentaba a Blade con Drácula. Es curioso lo qe ocurre con Goyer: es capaz de escribir dos películas majestuosas para Christopher Nolan sobre Batman, en especial esa obra maestra que es la segunda, y cuando escribe y dirige al mismo tiempo el nivel de lo ofrecido baja de forma espectacular, ya que esta tercera de Blade es también muy floja mientras que la reciente La Semilla del Mal es directamente una basura…Sobre Blade: Trinity envié en su día mi opinión a la sección El Lector Opina, de la revista Acción:

Saga agotada. El cazavampiros de Marvel agoniza en la gran pantalla, después de tres entregas que, en mi opinión, han ido decreciendo en su condición de mero producto de entretenimiento. Stephen Norrington nos presentó al personaje, se adelantó a los Wachowski en el uso del “bullet-time” y nos dejó escenas impactantes como ese prólogo en la discoteca…Guillermo del Toro salió airoso de la segunda parte, si nos atenemos a la respuesta del público ( ya sabemos que la crítica es implacable con este cine palomitero, así que sus opiniones no serán tenidas en cuenta ), y sin embargo a mi me dejó bastante frío. Y ahora, el guionista de las dos primeras, David S. Goyer , hace doblete y se pone también tras las cámaras en esta tercera parte, enfrentando a nuestro híbrido héroe con…Drácula!

Y precisamente en esa elección del villano se demuestra la falta de ideas, ya que la película acaba siendo un cross-over al estilo Alien Vs. Predator , enfrentando en esta ocasión a dos personajes que ya vivieron duelos destacados en las viñetas. Personalmente me resulta patética la idea de situar a Drácula en la actualidad; un personaje de tanto calado histórico no pinta nada en un mundo de internautas y música disco, como bien se encarga de demostrar el personaje en la escena de su visita a la tienda de “merchandising vampírico”. Como ya se vió en la espantosa Drácula 2001, el Príncipe de las Tinieblas es una criatura de épocas pasadas, con su Van Helsing perseguidor de turno, sus novias y, a poder ser, su glorioso blanco y negro. El Blade tan bien interpretado por Wesley Snipes  es un personaje urbano y macarra que persigue vampiros usando sofisticados gadgets, apareciendo como un tipo muy alejado cronológicamente del chupasangre ideado por Bram Stoker. Pero con todo, lo peor es que aburre, y teniendo en cuenta que el guionista lo es también de la nueva y esperada película de mi idolatrado hombre-murciélago…tiemblo.

//spanish.imdb.com/title/tt0359013/

Hellboy, La Espada de las Tormentas

Como parece que la tercera peli en imagen real de Hellboy estará aparcada varios años, ya que Guillermo del Toro estará ocupado con El Hobbit, han intentado mantener al personaje en el candelero con tres pelis de animación, bajo el título de Hellboy Animated. La primera es ésta, La Espada de las Tormentas, en la que Rojo se mete en un lío relacionado con unos dioses japoneses y demás agobios. Hellboy, el personaje, mola mazo, y las pelis de Del Toro también, pero ésta no mola nada, más bien es un absoluto desastre…

Es una pena, porque la idiosincrasia del personaje da para realizar una pelis animadas muy majas. Todo el universo de Hellboy, con sus criaturas malignas, su atmósfera a lo Lovecraft, podría ser plasmado mejor en una peli de animación que en una de imagen real, ya que las limitaciones de presupuesto siempre serían menores. Pero La Espada de las Tormentas resulta decepcionante, básicamente porque la historia es lamentable…

La cosa empieza bien, con una misión en la que Hellboy, Abe y Liz tienen que someter a unos esqueletos malísimos en el interior de un templo. Uno se mete de lleno en la peli con este buen inicio, entre recuerdos de Jasón y Los Argonautas y lo espectacular de los poderes pirotécnicos de Liz. Y además contamos con las voces originales de Ron Perlman, Selma Blair y Doug Jones. Pero pronto todo se estropea. A nuestros protagonistas les encomiendan una misión en Japón, que les lleva a investigar unas muertes relacionadas con una antigua leyenda sobre una espada y dos dioses muy malos…

Y ahí empieza el despropósito. En cuanto Hellboy empieza a investigar el interés de la peli se difumina. Rojo se ve envuelto en una especie de realidad alternativa en la que se las ve con arañas gigantes, calamares viscosos y demás alimañas. Lo paranormal y lo fantástico siempre han estado presentes en el universo de Hellboy, como no podía ser de otra manera, ya que el propio Mike Mignola concebió así al personaje en los cómics, pero la historia ésta de la espada resulta tremendamente aburrida y plomiza.

Una pena, porque Hellboy animado, con unas historias decentes y esas voces originales, podría dar mucho de si. Pero a mi se me han quitado las ganas de ver las otras dos pelis de dibujos. Si son como ésta, mejor esperar a la tercera de Del Toro…

Mi puntuación en IMDB:3.

//spanish.imdb.com/title/tt0810895/

Te Quiero, Tío

Qué duro tiene que ser no tener amigos…En Te Quiero, Tío, Paul Rudd no los tiene, y necesita al menos uno urgentemente para que le haga de padrino en su inminente boda…Lo que más me gusta de este grupete de nuevos cómicos norteamericanos es que hacen pelis que hablan de cosas tan importantes como la amistad, la soledad…sin renunciar a la escatología y la sal gorda. Sin llegar al nivel de patetismo y desolación de Vírgen a los 40, sin duda su "comedia más triste", lo que nos cuentan ahora es de una tristeza enorme, y es que, al menos para mi, la amistad es lo más importante de la condición humana…

El director es John Hamburg, un nombre que en principio no nos dice mucho pero que es el responsable de una divertida comedia que pasó muy desapercibida hace unos años: Y Entonces Llegó Ella, protagonizada por Ben Stiller y Jennifer Aniston y en la que podíamos disfrutar de un hilarante Philip Seymour Hoffman. Te Quiero, Tío no está al nivel de aquélla, pero ofrece también sus dosis de humor y gags brillantes.

A mi me falla Paul Rudd, un tipo que siempre parece interpretar el mismo papel en estas comedias del clan Apatow, y al que yo tengo algo cruzado…Su perfecta sonrisa, su forma de moverse, de actuar, su excesivo amaneramiento…Me chirría bastante. Pero para compensar esa candidez tenemos a Jason Segel, un armario empotrado con una vis cómica innegable, quien ofrece sin duda los mejores momentos de la peli, con permiso de ese John Favreau, el director de Iron Man que parece haber encontrado su sitio como actor en estas comedias locas en las que hace pequeños papeles mientras descansa un poco de Tony Stark. Pero Segel se lleva la palma, y justo es reconocer el excelente doblaje que tiene en la versión española, ya que le han puesto una voz que realmente encaja con ese personaje brutote y desatado.

Ya la primera escena en la que aparece, cuando Paul Rudd está presentando a posibles compradores la casa de Lou Ferrigno (simpática su participación en la película), la presencia de Segel implica carcajadas. ¿Para cuando una comedia con Ben Stiller y Jason Segel?

Por lo demás, la película sigue los cánones de esta nueva hornada de responsables de la comedia americana. Frases escatológicas, el sexo como leit motiv en muchos diálogos, secundarios estrafalarios, y quizás el inconveniente más destacado, ese happy end cansino en el que al final todo cuadra, todos están contentos…Si realmente quieren innovar podrían sacarse de la manga alguna vez un final triste y desolador, y si hay suficiente talento en el guión, con una última escena cargada de humor negro, para que lo escatológico no de lugar a un empacho de merengue. Pero quizás eso es pedir demasiado.

Porque al final lo que sí nos queda es una triste reflexión sobre lo necesario de la amistad para sobrevivir en un mundo por momentos inhumano y egoísta. Si esta película es vista por alguno de esos tipos coñazo que se olvida de sus colegas cuando echa novia, que se entere bien de que está cometiendo uno de los más graves errores de su vida. Y es que los amigos son lo más grande que uno puede tener. Grande como Jason Segel, menudo crack el tío…

Mi puntuación en IMDB:6.

//spanish.imdb.com/title/tt1155056/

El Crepúsculo de los Dioses

Billy Wilder tiene que pasarse cada poco tiempo por aquí, porque el tío fue muy muy grande. El Crepúsculo de los Dioses es cine dentro del cine, una apasionante mezcla de géneros construída a través de dos interpretaciones memorables, la de un William Holden contenido y abrumado por la de esa inmensa Gloria Swanson, en la que posiblemente sea la interpretación femenina más increíble de la historia del cine. Y es que el cine es algo tan grande y maravilloso que su reverso tenebroso puede ser fatal, como Wilder nos muestra en esta maravilla de película.

Siempre ha habido películas que trataban sobre cine, sobre rodajes, relaciones entre lobbys de la industria…Pero en Sunset Boulevard (tenemos aquí uno de los pocos casos en los que el título en español se justifica perfectamente) Wilder pone el dedo en la llaga de manera descarnada, y junto con su guionista Charles Brackett describen los peligros de la divinidad de Hollywood, en especial de aquella industria incipiente que elevó a los altares a las estrellas del cine mudo para después olvidarlas en la transición al sonoro. El Crepúsculo de los Dioses es la versión trágica de Cantando Bajo la Lluvia, que también nos mostraba los problemas de las estrellas cuya luz se apagó con la llegada del sonoro.

La presencia de gente como Cecil B. DeMille o Buster Keaton interpretándose a si mismos revela la consideración que hubo en Hollywood de que la película de Wilder iba en serio, que se disponía a contar una historia de ficción susceptible de ser real, de que la burbuja en la que habían instalado a estrellas como esa Norma Desmond encarnada por Gloria Swanson podía reventar y conducir a las estrellas del cine a un proceso irreversible de percepción de la realidad. Y es que si aún hoy sucede, tras más de cien años de floreciente industria, imaginémonos lo terrible que tuvo que ser para aquellos actores y actrices pasar de la admiración a la indiferencia.

Otra obra maestra de Wilder nos viene a la mente de inmediato. En Perdición también teníamos a un protagonista masculino totalmente manejado por una mujer fatal, aunque aquélla era absolutamente consciente de sus actos. Y también comenzaba por el final, o por el principio del final, ya que el final propiamente dicho en ambos casos lo conocemos en una última escena memorable, y es que en mi opinión Billy Wilder es el responsable de los mejores finales de la historia del cine. Y, como en Perdición, la acción también se sitúa en Los Angeles, la ciudad húmeda, calurosa, sofocante…Fred MacMurray y William Holden pululan por ella casi con consciencia de su destino fatal, atrapados en las redes de dos mujeres opresoras, cada una a su manera.

Holden está soberbio, y su voz en off aporta una solemnidad perferta a la acción. Pero lo que lleva a Sunset Boulevard a la leyenda es lo que hace Gloria Swanson. Su interpretación es asombrosa, y resulta terrible pensar en qué había de cierto en la historia de esa Norma Desmond, ya que Swanson también empezó en aquel cine mudo que se vio absorbido sin remisión por el sonoro.

El cine cambió enormemente cuando pudimos oír la voz de las estrellas, pero quizás éstas no cambiaron con el cine, o no supieron hacerlo. El Crepúsculo de los Dioses es una maravillosa película de intriga, pero también una historia de amor con esbozos de cine negro y un poquito de humor, tan negro que Norma Desmond fue incapaz de borrar su sonrisa de ese rostro inmortal, aunque su destino fuese amargamente trágico. Pero sobre todo es cine dentro del cine, probablemente la mejor película sobre cine de la historia del cine.

//spanish.imdb.com/title/tt0043014/

 

Radio de cine

Soy un gran oyente de radio, y teniendo en cuenta el lugar que el cine ocupa en mi vida, es lógico que siempre estuviese al tanto de los espacios radiofónicos que han tratado sobre cine. Y no ha habido muchos, la verdad. En esta entrada voy a tratar de comentar los programas de radio que hablan de cine, los que escuchaba en su día y los que escucho ahora. Como diría el gran Woody Allen, días de radio, o, como nos contó José Luís Sáenz de Heredia, historias de la radio…

Si hablamos de cine en la radio, en España hay un nombre fundamental y pionero. Y lo curioso es que ese nombre hoy nos remite a la televisión, concretamente a aquel programa polémico pero de enorme éxito que fue Crónicas Marcianas, y el nombre al que me refería es Carlos Pumares. Pumares, mucho antes de pelearse en el plató de Crónicas con el Matamoros y personajes de semejante enjundia, fue el conductor del programa radiofónico de cine más famoso de la historia de las ondas: Polvo de Estrellas, primero y durante muchos años, en Antena 3 Radio y después en Onda Cero, y, años más tarde, La Voz de las Estrellas, que vino a ser el mismo programa pero en Radio Voz, ya que la emisora tenía la particularidad de que todos sus programas contasen con la palabra "voz" en su nombre.

Pumares sabe un montón de cine, y a principios de los 90 su Polvo de Estrellas era para mi una cita obligada cada noche, eso sí, en verano sólo, ya que en mi época de estudiante las noches estivales eran las únicas en las que podía oírle, por motivos obvios. Polvo de Estrellas era una pasada de programa, aunque su planteamiento era muy básico. Pumares hablaba sobre cine con los oyentes que le llamaban, o mejor, que se atrevían a llamarle, y alternaba las llamadas con maravillosa música de cine. El programa empezaba alrededor de la 1 de la madrugada, aunque no tenía hora estable de comienzo ya que iba detrás del programa deportivo de José María García, que sabía a qué hora empezaba pero no a la que terminaba…

Polvo de Estrellas dejó noches memorables que perdurarán siempre en la memoria. Pumares se mostraba como un crítico de cine excelente, preciso, sabio, y, es justo decirlo, por momentos maleducado. Es cierto que había oyentes ciertamente pesados, pero él a veces se pasaba. Después lo justificaba diciendo que era una pose, pero yo creo que esa pose terminó por perjudicarle. Pero cuando el programa, que duraba unas tres horas, era bueno, daba gusto escucharlo. Su gusto por el buen cine, por John Ford, Howard Hawks, Frank Capra, sus monográficos (en especial el dedicado al monolito, o sea, a 2001), y por las bandas sonoras, hacían que determinados programas fuesen un auténtico placer. Y siempre resultaba interesante conocer las opiniones de Pumares sobre las películas que había en cartelera, ya que, como buen cinéfilo, frecuentaba el cine y se lo tragaba casi todo.

Pero había noches en las que él no estaba de buen humor, y eso lo trasladaba al programa. A veces eso suponía un buen programa, ya que la gente llamaba y las salidas de tono de Pumares eran divertidas, no voy a negarlo. Pero otras veces no tanto. Hubo noches realmente tensas a consecuencia de las llamadas que a Pumares no le gustaban o que le preguntaban por pelis que a él no le interesaban. Y ahí se mostraba en ocasiones ciertamente hostil, hasta el punto de intimidar al oyente.

Carlos Pumares fue todo un referente. Llegó incluso a participar en el famoso programa televisivo Qué Grande Es El Cine, de José Luís Garci, con quien tuvo una permanente relación de amor y odio. Y desde aquí me gustaría acordarme de quien se encargaba del programa cuando Pumares no estaba, un crítico cuyo nombre era, si no recuerdo mal, Xavier Catafal, otro competente cinéfilo que impregnaba, como no podía ser de otro modo, un estilo peculiar. Pero siempre recordaré al Pumares de las ondas, un entrañabe cascarrabias y sin duda uno de los mejores críticos de cine de este país.

 

Otro programa que me marcó fue el recientemente desaparecido El Cine De Lo Que Yo Te Diga, de la Cadena Ser. Era un programa mucho más al uso, una revista radiofónica cinematográfica que repasaba todos los sábados los estrenos de cada semana, y que contaba con críticas, entrevistas, actualidad, humor y múltiples e interesantes secciones que fueron cambiando a lo largo de los años. El programa se emitía de madrugada y a la tarde, siempre en sábado, si no recuerdo mal. Y en la página de la emisora pusieron esta foto que yo pongo aquí, par homenajear a quienes escuché tantos y tantos sábados.

 

Y el último programa al que quiero hacer referencia y que es el único que permanece en antena (aunque me temo que por poco tiempo) es Cowboys de Medianoche, una tertulia sobre cine (y fútbol, y lo que se tercie) que se emite de madrugada los viernes de 1,30 a 2,30 en la COPE. Lo presenta y dirige Luís Herrero, y cuenta con José Luís Garci y Eduardo Torres Dulce.

No es que sea una maravilla, pero yo básicamente lo escucho por mi afinidad con Garci, un tipo que me cae especialmente bien y que como yo, se ha pasado su niñez, infancia, adolescencia, madurez y, espero que últimos años de su vida en las salas de cine. Él es unos treinta años mayor que yo, pero es probable que cuando nos encontremos en el cielo hayamos estado el mismo y enorme número de veces en un sala de cine aunque su conocimiento del séptimo arte será, sin duda, mucho mayor que el mío.

Y nada más. Sé que hay más programas de cine en la radio y supongo que en internet habrá emisoras y programas que vosotros escucháis. Estoy abierto a todo tipo de recomendación. Y, como siempre digo, nos vemos en el cine.