Terminator Salvation

 

SPOILERS

Giro radical el que le han dado a la mítica saga de Terminator, la que nos brindó aquellas dos obras maestras dirigidas por James Cameron. Es evidente que la fórmula inicial de aquéllas estaba agotada, como se demostró en la desafortunada tercera peli de Jonathan Mostow. Lo que Cameron nos mostraba sólo de pasada en sus películas, o sea, la guerra entre la raza humana y las máquinas después del ataque devastador de Skynet, sirve de marco en Terminator Salvation, dirigida ahora por McG. La saga toma pues un rumbo que, la verdad, a mi no me acaba de convencer…

Y es que varios son los problemas que acaban lastrando a esta película. Los guionistas y el propio director parecen presos de un legado insuperable, esas dos películas que en su día marcaron un nuevo rumbo en la ciencia ficción. Por un lado, el cambio de escenario y el hecho de que la película ya no se centre en la lucha entre dos colosos por salvar o acabar con una vida (Kyle Reese y el T-800 pugnando por Sarah Connor en la primera, y el T-800 y el T-1000 por John Connor en la segunda), provocan que nos cueste reconocer esta obra como parte de una saga. Pero, al mismo tiempo, McG y los suyos se han preocupado, en exceso creo yo, por mantener la continuidad e introducir múltiples referencias a las anteriores películas, en su mayor parte forzadas y metidas con calzador.

Las incoherencias temporales siempre han sido un problema en las películas de Terminator. Pero Cameron logró que nos olvidásemos de ellas gracias a su talento como director de secuencias de acción y al carisma de los personajes. En Salvation surgen nuevas incoherencias derivadas de la necesidad autoimpuesta por los guionistas de mantener la trama por encima de todo, aspecto por el que ni el propio Mostow en la tercera se preocupó tanto. Pero además los guiños a las otras películas son como un pegote incrustado de forma artificial: ese You Could Be Mine que John Connor hace sonar para derribar a la moto-terminator hacen que esbocemos una sonrisa, pero teniendo la sensación de que sobra, y lo mismo ocurre con ese Arnold rejuvenecido…Es como si McG nos advirtiera: "chicos, no olvidéis que se trata de una peli de Terminator…".

Y si además añadimos algún clamoroso fallo de guión (¿cómo es posible que Marcus entregue su corazón a John Connor si justo antes un T-800 lo ha dañado gravemente?), el resultado se ve afectado negativamente de forma importante.

Pero Terminator Salvation sí funciona con solvencia como película de acción y blockbuster palomitero. Y ello es gracias en buena medida a esos dos animales del cine de género que son Christian Bale y Sam Worthington, quien seguro que ocupará muchas portadas a partir de ahora. Y se agradece en especial la recuperación de un icono de la ciencia ficción contemporánea como Michael Ironside, mítico intérprete de Desafío Total, la serie V o Scanners.

Lo dicho. Como peli de Terminator, no cuela. Si conseguimos olvidarnos del pasado podremos disfrutar de dos horas de acción y efectos especiales de primera, algo así como un híbrido entre Mad Max y Transformers. La lástima es que la franquicia haya acabado en unas manos tan carentes de talento como las de McG…

Mi puntuación en IMDB:6.

//spanish.imdb.com/title/tt0438488/