Te Quiero, Tío

Qué duro tiene que ser no tener amigos…En Te Quiero, Tío, Paul Rudd no los tiene, y necesita al menos uno urgentemente para que le haga de padrino en su inminente boda…Lo que más me gusta de este grupete de nuevos cómicos norteamericanos es que hacen pelis que hablan de cosas tan importantes como la amistad, la soledad…sin renunciar a la escatología y la sal gorda. Sin llegar al nivel de patetismo y desolación de Vírgen a los 40, sin duda su "comedia más triste", lo que nos cuentan ahora es de una tristeza enorme, y es que, al menos para mi, la amistad es lo más importante de la condición humana…

El director es John Hamburg, un nombre que en principio no nos dice mucho pero que es el responsable de una divertida comedia que pasó muy desapercibida hace unos años: Y Entonces Llegó Ella, protagonizada por Ben Stiller y Jennifer Aniston y en la que podíamos disfrutar de un hilarante Philip Seymour Hoffman. Te Quiero, Tío no está al nivel de aquélla, pero ofrece también sus dosis de humor y gags brillantes.

A mi me falla Paul Rudd, un tipo que siempre parece interpretar el mismo papel en estas comedias del clan Apatow, y al que yo tengo algo cruzado…Su perfecta sonrisa, su forma de moverse, de actuar, su excesivo amaneramiento…Me chirría bastante. Pero para compensar esa candidez tenemos a Jason Segel, un armario empotrado con una vis cómica innegable, quien ofrece sin duda los mejores momentos de la peli, con permiso de ese John Favreau, el director de Iron Man que parece haber encontrado su sitio como actor en estas comedias locas en las que hace pequeños papeles mientras descansa un poco de Tony Stark. Pero Segel se lleva la palma, y justo es reconocer el excelente doblaje que tiene en la versión española, ya que le han puesto una voz que realmente encaja con ese personaje brutote y desatado.

Ya la primera escena en la que aparece, cuando Paul Rudd está presentando a posibles compradores la casa de Lou Ferrigno (simpática su participación en la película), la presencia de Segel implica carcajadas. ¿Para cuando una comedia con Ben Stiller y Jason Segel?

Por lo demás, la película sigue los cánones de esta nueva hornada de responsables de la comedia americana. Frases escatológicas, el sexo como leit motiv en muchos diálogos, secundarios estrafalarios, y quizás el inconveniente más destacado, ese happy end cansino en el que al final todo cuadra, todos están contentos…Si realmente quieren innovar podrían sacarse de la manga alguna vez un final triste y desolador, y si hay suficiente talento en el guión, con una última escena cargada de humor negro, para que lo escatológico no de lugar a un empacho de merengue. Pero quizás eso es pedir demasiado.

Porque al final lo que sí nos queda es una triste reflexión sobre lo necesario de la amistad para sobrevivir en un mundo por momentos inhumano y egoísta. Si esta película es vista por alguno de esos tipos coñazo que se olvida de sus colegas cuando echa novia, que se entere bien de que está cometiendo uno de los más graves errores de su vida. Y es que los amigos son lo más grande que uno puede tener. Grande como Jason Segel, menudo crack el tío…

Mi puntuación en IMDB:6.

//spanish.imdb.com/title/tt1155056/