El Juego del Amor

Le tenía echado el ojo a esta película desde hacía tiempo, y me enteré de su existencia casi por casualidad, ya que no se estrenó en los cines de mi ciudad en 2007 y si lo hizo en el resto del país tuvo que pasar muy desapercibida, ya que yo al menos, no recuerdo promoción ni noticia alguna. Yo la descubrí por los anuncios de un canal televisivo de pago, y me llamó la atención por su interesante reparto, con Morgan Freeman, Greg Kinnear, Selma Blair o Radha Mitchell. Pero me llevé una enorme y grata sorpresa cuando al empezar a verla pude leer en la pantalla: Directed by Robert Benton.

Y es que Robert Benton es un cineasta excepcional, de esos que hacen pelis cuyos principales atractivos son los que hicieron grande al cine en su época dorada: personajes, historias…Benton no ha dirigido en toda su carrera ni un plano con efectos especiales, estoy seguro de que no sabe qué es eso de la pantalla azul ni las proyecciones en 3D. Él cuenta historias pequeñas, universales, protagonizadas por gente con problemas comunes, que se mueven por sentimientos como la pasión, el amor o la amistad.

El Juego del Amor es un drama romántico en el que el amor es el hilo conductor de una serie de historias que se relacionan por los lazos de amistad de los protagonistas. Sin llegar a ser una película coral como las que Robert Altman rodó en sus últimos años de carrera, nos presenta varias historias de amor en diferentes versiones de ese gran sentimiento que tanto complica a veces nuestra existencia. El amor de una pareja de ancianos, el de una pareja de jóvenes, el de dos personas que sólo logran amarse a través del sexo, el amor homosexual…Todo un compendio de diferentes formas de amar, que tiene la principal virtud del cine de su director, la dirección de actores, pero que falla un poco en otro aspecto en el que muchas de sus anteriores obras son también redondas, el guión.

Kramer Contra Kramer, Ni Un Pelo de Tonto o Al Caer el Sol son ejemplos de pelis redondas en la filmografía de Robert Benton. Grandes intérpretes que se ponen al servicio de buenísimas historias. En El Juego del Amor Benton mantiene esa virtud como director de actores. Morgan Freeman está, como suele ser habitual, genial, y es el nexo que une todas las relaciones de pareja que se desarrollan en la película. Greg Kinnear es la gran revelación, un sufrido hombre enamoradizo al que nadie le recompensa sus infinita capacidad de amar, y compone uno de los mejores personajes de su carrera, que se estaba deslizando en exceso en el terreno de la comedia. Las jóvenes Selma Blair y Alexa Davalos no desentonan, y tenemos la oportunidad de recuperar a Fred Ward, un rostro ochentero desaparecido en los últimos años.

Lo que falla es el guión. Sin ser un desastre, no tiene la frescura de otros guiones de pelis dirigidas por Benton, probablemente porque no está firmado por el propio director. El libreto de Allison Burnett es irregular, forzado en algún momento, y nos cuesta creer parte de lo que ocurre en la pantalla. Las relaciones del personaje de Bradley (Kinnear) son la mejor prueba de ello, ya que es capaz de saltar de una relación a otra sin que medien siquiera un par de escenas. Quizás media hora más de metraje hubiese servido para que las historias tuviesen más empaque, evitando esa sensación de celeridad.

Con todo, esta última peli de este gran director es un producto de fácil y agradable consumo. Escenas breves, planos cortos, siempre con intérpretes de gran nivel, que trata de ahondar en uno de los grandes misterios de la humanidad: las relaciones sentimentales, el amor, esa fuerza que todo lo mueve pero que además puede complicarnos la vida hasta extremos insospechables. El que no lo tenga, que sea afortunado. El que lo tenga, que lo cuide con mimo…

Mi puntuación en IMDB:6.

//spanish.imdb.com/title/tt0800027/