Harper’s Island

Harper’s Island es una serie de terror y suspense que la CBS ha emitido durante la primavera y estos primeros días de verano. Este fin de semana culminó la primera temporada, que será la única, puesto que la cadena ha avanzado que no renovará la serie. Han sido 13 episodios entretenidos, y, como suele ser habitual, ha terminado por ser una buena idea que se ha acabado diluyendo conforme avanzaban los capítulos. Ha habido asesinatos, sustos, sangre, un asesino misterioso…¿os suena?, retrocedamos unos cuantos años…

En mi opinión, para entender el origen y las influencias de Harper’s Island hay que remontarse a 1996. En aquel año, el reputado Wes Craven estrenó Scream, una cinta que resultó ser un inesperado éxito de taquilla y un soplo de aire fresco en el cine de terror, gracias sobre todo al hábil y sangriento guión de Kevin Williamson. La película dio lugar a dos secuelas, pero podría decirse que dio lugar a muchas más. De repente el cine de terror teenager, comúnmente conocido como cine slasher, triunfaba en la taquilla, años después del boom provocado en décadas anteriores por Viernes 13 o Halloween. La fórmula era segura y rentable: sangre y caras nuevas, jóvenes y atractivas, cuya integridad es amenazada por un maníaco asesino en serie que mata por los motivos más variopintos.

A las dos secuelas de Scream se sumaron las sagas de Se lo que Hicisteis el Último Verano, Leyenda Urbana, Destino Final, o cosas como Cherry Falls o Un San Valentín de Muerte. Todas ellas fueron pelis más o menos rentables, aunque, como era lógico, la fórmula se agotó. Y de repente, en la tele, nos llegó una serie que desde el primer capítulo nos recordaba a aquel cine. Harper’s Island cogió buena parte de los elementos que hicieron triunfar a aquel cine, con sus chicos y chicas guapas, su asesino en serie y sobre todo, sus asesinatos tremendamente sangrientos. Y, como mandan los actuales cánones televisivos, con buenas dosis de suspense y un pequeño misterio que surge al final de cada episodio y que se resuelve en el siguiente. Desde ese punto de vista, como producto de fácil consumo destinado a un público adolescente, la serie no presenta fisuras , lo que no quiere decir evidentemente que sea una serie altamente recomendable.

Que nadie busque en Harper’s Island los niveles de excelencia televisiva que hemos podido encontrar en los últimos años en cosas como Lost, House o Los Soprano. El único nombre medianamente conocido que encontramos en los créditos es el de Jon Turteltaub, director de películas como La Búsqueda o Phenomenom, que ejerce de productor ejecutivo y director de algún episodio. Los responsables de la serie buscaban, por tanto, un producto que enganchase al espectador mediante fórmulas conocidas, sin tramas complicadas ni interpretaciones de Emmy.

La historia es simple. Un grupo de personas llega a una isla para celebrar la boda de una pareja, y pronto se darán cuenta de que están atrapados por un misterioso asesino que les va matando uno a uno. No hay mucho más en la sinopsis de Harper’s Island. Es cierto que conforme avanzan los episodios se nos van desvelando más detalles de la trama, de los protagonistas y de la historia de la isla. Pero ese es el punto de partida, sencillo y con las suficientes dosis de intriga como para que la gente se siente delante de la tele. Aunque vistos los resultados de audiencia no parece que la cosa haya ido muy bien, teniendo en cuenta además que la serie ha sido cancelada.

La historia recuerda inevitablemente, a Los 10 Negritos, la impresionante novela de Agatha Christie que ha sido llevada al cine en varias ocasiones y cuya mejor versión es la realizada en 1945 por René Clair, con Barry Fitzgerald y Walter Huston en el reparto. Ni que decir tiene que nuestra serie está a años luz de la novela y de las versiones cinematográficas más interesantes de la misma, aunque el recuerdo que uno tiene a la genial obra de Agatha Christie está inevitablemente presente viéndola.

Por tanto, si os gustó aquel cine que triunfó a finales de los 90 y principios del siglo XXI, Harper’s Island es vuestra serie. Si aquel cine no os llamaba la atención, mejor no intentarlo. Harper’s Island promete y da sangre, muertes, chicos y chicas guapas y un guión muy flojo que al final termina siendo un despropósito. Pero a mi me ha resultado entretenida.

//spanish.imdb.com/title/tt1232320/