Hace un año conocimos un mundo sin reglas…

El 13 de agosto se estrenó en España El Caballero Oscuro, lo que quiere decir que hace hoy justo un año, el 14, yo estaba aún disfrutando de la sensación que me produjo ver en el cine semejante maravilla. The Dark Knight ha sido algo así como la película fetiche de este blog, la que más entradas ha protagonizado, por diversos motivos. Hoy, un año después de su estreno, me he decidido a dedicarle otra entrada, porque considero que es conveniente hacer balance de lo que ha pasado en estos doce meses en lo que concierne al personaje y a la repercusión de la peli. Una peli que nos mostró lo difícil que puede resultar ejercer de bueno en un mundo sin reglas…

Fue casualidad que me decidiese a hacer un blog cinéfilo el mismo año en el que se estrenaba una película que, ya antes de empezar a rodarse, sabía que iba a ser especial para mi. He sido un loco del cine desde muy pequeño, pero en mi infancia también leía cómics, y Batman fue un personaje que me atrapó y me marcó. Y con catorce años salí conmocionado del cine tras ver la peli de Tim Burton, en 1989. Jack Nicholson compuso un Joker memorable, y mi fascinación por Batman y por todo su universo alcanzó límites extraordinarios. Cuando, en 2005 se estrenó Batman Begins viví momentos emocionantes, pero tras ver aquella última escena en la que Gordon da a Batman la carta del Joker, supe que estaba sólo ante el comienzo de una serie de sensaciones indescriptibles. No me equivoqué. Y el 13 de agosto de ese 2008, seis meses después de que yo inaugurara mi blog, se estrenó El Caballero Oscuro, la única peli a la que he otorgado un 10 en la sección cartelera en estos diecisiete meses de existencia del blog.

 

No toca hoy volver a hablar de las infinitas virtudes como película y como adaptación que tiene El Caballero Oscuro. Ha transcurrido un año, la peli ha sido un éxito de público y crítica, se editó en dvd y blu-ray para que todo el mundo la pueda disfrutar en casa, se volvió a estrenar a principios de este 2009 en los Estados Unidos en formato IMAX, versión que intenté ver durante mi estancia en Las Vegas aunque me resultó imposible…Ha acaparado multitud de premios, Heath Ledger se llevó un Óscar póstumo y la peli otra estatuílla al mejor montaje de sonido, además de otras seis nominaciones, todas ellas de carácter técnico. Ocho nominaciones y dos Óscars puede considerarse un balance satisfactorio, pero, yo al menos, me esperaba más, me esperaba que fuese nominada como mejor película. Con la perspectiva que da el paso del tiempo, puede afirmarse que éste no era el año adecuado. En 2008 se estrenaron en los cines americanos multitud de pelis que por temática y características pueden considerarse mucho más susceptibles de entrar en esa terna: Slumdog Millionaire, El Lector, Benjamin Button, Frost/Nixon, Milk…no son mejores que The Dark Knight, pero encajan mejor en la mentalidad de los académicos. Siempre me acuerdo del año 1995, cuando las cinco pelis nominadas fueron Bravehearth, Sentido y Sensibilidad, Apollo XIII, Babe el Cerdito Valiente y El Cartero. Nuestra peli sobre el murciélago es, en mi opinión, muy superior a las cinco, aunque no niego lo buena que es la de Mel Gibson. Pero tocó 2008, y la competencia era muy dura…

La familia de Heath recogió el premio, y todos sentimos una alegría enorme. Pero ya a los pocos días del estreno surgieron los rumores sobre la tercera peli. Rumores que se incrementaron a medida que la peli era estrenada en todo el planeta, con nombres propios incluso…Que si saldría Catwoman, que si El Acertijo, que si Pinguino, que si Rachel Weisz, que si Johhny Depp…Lo cierto es que, a día de hoy, la cosa está parada. Y yo tego muy claro el motivo: que Heath no está con nosotros. Estoy convencido de que Christopher Nolan sabía de la repercusión que tendría el Joker de Heath y por ello me atrevería a apostar lo que fuese a que tenía planeada una nueva peli con el siniestro payaso como antagonista. Puede que acompañado con uno nuevo, o con Dos Caras otra vez, pero dudo mucho que las intenciones del cineasta fuesen que este enorme Joker sólo saliese en la segunda peli. Y teniendo en cuenta que Heath Ledger se nos ha ido, me da que los hermanos Nolan y David S. Goyer están descolocados, y no saben hacia dónde tirar…

De momento Chris Nolan está rodando una peli de ciencia ficción con Leonardo DiCaprio, con estreno previsto para 2010, así que parece que la tercera de Batman tardará en ver la luz…si es que finalmente se hace. Gary Oldman soltó hace un mes en la ComicCon de San Diego que no tardarían en ponerse con ella, aunque enseguida tuvo que rectificar. Mala pinta tiene la cosa. El destino fue cruel con Heath Ledger y eso, sin duda, ha repercutido en los planes de quienes devolvieron al personaje de DC al sitio cinematográfico que le corresponde.

Pero lo que hemos visto y lo que hemos vivido ya no nos lo quita nadie. Para mi, aquel 13 de agosto de 2008 será siempre uno de los momentos de mi vida. Porque mi pasión por el cine y por Batman se fusionaron en una maravillosa película que merece la pena ver una y otra vez. Ojalá tengamos una tercera que, si no es capaz de mantener el nivel, sí sirva para mantener con vida la franquicia. Y que le guste a Heath Ledger, esté donde esté…