Resacón en Las Vegas

Todo el mundo parece entusiasmado con Resacón en Las Vegas, y no es de extrañar. Y es que estamos probablemente ante el éxito sorpresa del verano, una comedia divertidísima que demuestra que aunque el tópico de "es más difícil hacer reír que hacer llorar" es cierto, con un par de gags ingeniosos y unos personajes bien definidos y bien interpretados, se puede arrancar un buen puñado de sonrisas. Todd Phillips no ha dirigido una comedia como en su día lo hacía Billy Wilder o como hace alguna década hacía Woody Allen. Éste es otro humor, eficaz, inteligente a su manera y sobre todo, muy necesario en estos tiempos de tan escaso talento cómico.

Y yo tenía otro interés puramente paisajístico, ya que como en su día conté en el blog, no hace mucho tuve la ocasión de visitar la Ciudad del Pecado. Las Vegas es la otra protagonista involuntaria de esta loca historia en la que tres zumbados tiene que encontrar a un amigo que celebra su boda en pocas horas. El tráiler lo dejaba claro: tenemos un tigre, a Mike Tyson, un dentista sin un diente y un bebé…Bienvenidos a Las Vegas.

Todd Phillips es un mediocre director que no ha sido capaz, afortunadamente, de destrozar el buen guión de John Lucas y Scot Moore, quienes han tenido la virtud de no ser rehenes de lo políticamente correcto. Los créditos finales, con esas fotos que resumen la loca noche de despedida de soltero, dejan claro que la incorrección de la cinta se mantiene hasta el final. Y que Las Vegas es lo que sabemos que es quienes la hemos conocido, y lo que intuyen quienes no han tenido la suerte de hacerlo: una ciudad en la que todo puede ocurrir, en la que todo vale, y en la que el juego, los casinos, el alcohol, las strippers, las putas y las felaciones son protagonistas.

Zach Galifianakis es la absoluta revelación, un tipo con una vis cómica increíble que no desaprovecha el suculento papel que le han ofrecido, y protagoniza, junto al bebé, los mejores gags de la película, alguno de ellos especialmente escatológico…

Los otros dos están también geniales. A Bradley Cooper yo le descubrí en Alias, y está rodando ahora mismo la versión cine de El Equipo A, en el papel de Templeton Peck. Ed Helms es otro descubrimiento, mientras que Justin Bartha interpreta a Doug, el otro colega al que buscan los tres zumbados.

Juntos vivirán una noche increíble, de la que no recordarán nada. Y a la mañana siguiente, a buscar al novio que se casa en pocas horas. Y mientras tanto, a descubrir de quién es el bebé, qué coño hace el tigre en su cuarto de baño y por qué al dentista Stu le falta un diente.

Gags físicos, diálogos ingeniosos y unos personajes geniales conforman las virtudes de esta comedia de la que ya se prepara secuela. Resacón en Las Vegas da lo que promete, y es un fiel reflejo de la ciudad en la que transcurre la historia, una urbe loca y maravillosa que todo el mundo debería de visitar al menos una vez en su vida, con amigos y muchas ganas de pasarlo bien…De esta forma la Ciudad del Pecado nunca falla. !Viva Las Vegas!

Mi puntuación en IMDB:7.

//spanish.imdb.com/title/tt1119646/