Cómo Conocí a Vuestra Madre (2ª Temporada)

Pues sí, voy rápido con esta serie, pero así me pongo prontito al día, y es que el verano da para mucho…Concretamente para liquidar estas dos primeras temporadas de Cómo Conocí a Vuestra Madre, esa sitcom que ha triunfado siguiendo la estela de otras anteriores como Friends o Cheers…Y esta segunda temporada me ha servido para reafirmarme en lo que aquí expuse no hace mucho respecto a la primera: buenísima serie, divertida, pero muy alejada de Friends…¿o será que aquellos amigos me dejaron tal huella que ya no puedo ser objetivo…?

No he encontrado excesivas diferencias con la primera temporada, que, por otra parte, he de decir que sí me pareció un poquitín más divertida. Con todo, el excelente nivel se mantiene, y lo mejor de la serie es que incluso los episodios más aburridos, o mejor dicho, los menos divertidos, se ven sin pestañear. Vamos, que no hay posibilidad de que dejemos un capítulo a medias…

Lo mejor, sin duda, Barney, quien en esos capítulos en los que los guionistas se muestran menos inspirados es capaz de regalarnos un par de escenas o frases destacables. Uno no puede evitar pensar que en realidad Neil Patrick Harris puede ser muy parecido a su personaje, salvo si obviamos el nimio detalle de que es gay. Y eso ocurre cuando un actor es realmente bueno, ya que llegado un momento nos cuesta separar al intérprete del personaje, como ocurrió, por otro lado, en su día con Matt LeBlanc, al quien yo asociaré para siempre con el bueno de Joey.

Lo peor, sin duda, la pareja formada por Marshall y Lily. Jason Segel y Alyson Hannigan están muy bien en sus papeles, y se muestran efectivos cuando están por separado, pero juntos…juntos terminan resultando ciertamente empalagosos. Y claro, quien haya visto la serie sabrá que, al menos hasta esta segunda temporada, Marshall y Lily pasan muy poco tiempo separados. Precisamente los episodios en los que no están juntos se convierten, desde mi punto de vista, en los más divertidos…

¿Y Ted y Robin? Pues termina ocurriendo lo que todos sabíamos que iba a ocurrir. Y es que parecía claro que estos dos no podían estar juntos. Lo dejan, en lo que es la gran revelación de esta segunda temporada, junto a la anunciadísima boda entre Marshall y Lily.

 

Y quiero resaltar un aspecto que ya estaba presente en la primera temporada y que se me olvidó comentar en su momento. Me encantan las referencias cinéfilas que están presentes en la serie. Esos diálogos en los que se nombran pelis míticas para los de mi generación, que si Los Goonies, que si Top Gun, que si Dirty Dancing…Incluso un episodio se cerró con un sentido homenaje a Cheers, otro referente ochentero, en este caso televisivo…

Pues nada, que en breve me pondré con la tercera. No es Friends, pero esta serie está muy bien…Seguiremos informando.

//spanish.imdb.com/title/tt0460649/