Qué les Pasa a los Hombres

Vuelvo tras unos días frenéticos y con la esperanza de recobrar la rutina habitual…Se me han quedado pendientes unos cuantos estrenos, y espero poder ver alguno hoy para subir mañana una nueva opinión de una peli de cartelera. La que sí pude ver es esta comedia romántica, una nueva visión hollywoodiense sobre la guerra de sexos, esa que tan bien reflejó la legendaria pareja formada por Katherine Hepburn y Spencer Tracy en unas cuantas pelis, y que ahora se aborda en Qué les Pasa a los Hombres, una historia coral sobre el amor y el desamor, dos cuestiones, en mi opinión, absolutamente inabordables e imposibles de acotar en suposiciones teóricas o dogmáticas…

Supongo que será por mis desastrosas experiencias con las chicas. Y la cuestión es que no me gusta generalizar, pero, ya que el título de la película lo hace, preguntándose qué les pasa a los hombres así en términos globales, pues no me queda más remedio que hacerlo yo también. El caso es que yo lo que me pregunto es qué les pasa a las mujeres. Ahí la tenemos, la guerra de sexos. Ellas se preguntan qué nos pasa. Nosotros nos preguntamos qué les pasa a ellas. Ésta es la clara demostración de que, si hablamos de amor o desamor, no hay leyes escritas, todo puede suceder o…no suceder. Las relaciones sentimentales son, en mi opinión, un filón para el cine, teniendo en cuenta que el resultado de la supuesta (o no) atracción entre hombres y mujeres suele ser absolutamente aleatorio.

Pero refiriéndome ya a la peli, hay que decir que estamos ante una comedia romántica al uso, con la particularidad de que no se amolda a la pareja estrella de turno, sino que nos presenta un variopinto grupo de personajes cuyas relaciones sentimentales son, cuanto menos, curiosas. Tenemos al que es, en mi opinión, el mejor personaje de la cinta, Gigi, interpretado por Ginnifer Goodwin, todo un descubrimiento, quien está genial en ese papel, ciertamente increíble, de chica guapa incapaz de comerse una rosca…Nos cuesta creer que una chica como ella sea incapaz de encontrar un novio, pero la actriz nos gana con su ternura, su simpatía y su buen hacer.

Entre las chicas, ella se lleva la palma, aunque hay que reconocer que Scarlett Johansson está también genial, en un papel muy parecido al que interpretó recientemente en Vicky Cristina Barcelona. Jennifer Connelly y Jennifer Aniston cumplen sin más, mientras que Drew Barrymore ni pincha ni corta, limitándose a torcer nuevamente su boquita. Por el lado de los chicos, Ben Affleck vuelve a demostrar que no ha nacido para esto, Bradley Cooper se reafirma como un valor en alza y Kevin Connolly pasa muy desapercibido, como si le costase desprenderse de su papel en la genial serie El Séquito. Quien sí está sobrebio, demostrando que es un actor excepcional, ese ese freak de nombre Justin Long, un bicho raro que sorprendió en La Jungla 4.0 y que con esta película ha encadenado tres muy buenas interpretaciones este verano, sumando a ésta las que nos regaló en ¿Hacemos una Porno? y Arrástrame al Infierno.

Ginnifer Goodwin y Justin Long destacan en un amplio reparto repleto de rostros mucho más conocidos que los suyos, aunque justo es reconocer que sus personajes son los más atractivos para el espectador. La película nos cuenta las desventuras amorosas de varias parejas que representan estereotipos y clichés muy conocidos: el chico ideal que no quiere dar el paso de casarse con su novia de siempre, esa novia que duda sobre el amor de él precisamente porque no quiere casarse, el marido infial capaz de confesar su adulterio pero no su adicción al tabaco, el chico empresario nocturno que no se enamora de nadie y disfruta de su soltería, su amigo que no logra encontrar a la mujer de su vida y recurre a una chica cañón quien a su vez le usa para olvidar historias fallidas…

Dirige Ken Kwapis, uno de esos directores mediocres que es incapaz de destrozar un guión muy coherente y bien  estructurado. Afortunadamente el cineasta, cuyo mayor mérito en su carrera reside en haber dirigido algún episodio de Urgencias, no estorba, comportándose como un director de orquesta que deja que los buenos elementos que tiene a su disposición (guión, intérpretes) actúen en beneficio del resultado final. Es cierto que esta historia y este reparto en otras manos más competentes se habrían convertido en una película excelente, pero al menos podemos disfrutar de una buena peli.

Qué les Pasa a los Hombres es una divertida comedia, ideal para disfrutar en el cine en pareja, o sea, con esa persona por la que tenéis ese sentimiento que llaman…¿amor?.

Mi puntuación en IMDB:7.

//spanish.imdb.com/title/tt1001508/