Henry Gibson (1935-2009)

Sé que el nombre no os dice nada, pero estoy seguro de que en cuanto habéis visto la foto, ese rostro os ha llamado la atención. Henry Gibson fue un secundario muy secundario, no porque sus papeles tuviesen escasísimas líneas de diálogo, algo que en ocasiones sucedía, sino porque siempre compartió o cedió protagonismo a sus compañeros de reparto, ya fuese en películas o en las numerosísimas series televisivas que protagonizó. Y se ha muerto, a los 74 años de edad.

Henry Gibson es de esos actores a los que conoces, aunque probablemente cuando ves su rostro no sabes decir ninguna peli en la que lo hayas visto, porque lo has visto en muchísimas. Su cara peculiar podrías situarla en cuaquiera: un rostro hierático, serio, marmóleo…Su filmografía incluye papeles secundarios en cintas del nivel de The Blues Brothers, El Chip Prodigioso, Interferencias, Gremlins 2, Magnolia o De Boda en Boda y Robert Altman contó habitualmente con él, en Nashville (por la que logró una nominación al Globo de Oro) o Un Largo Adiós.

Pero claro, cómo no va a sonarnos un tipo que además ha participado en las series Embrujada, Magnum, Vacaciones en el Mar, El Coche Fantástico, MacGyver, Se Ha Escrito Un Crimen, Historias de la Cripta, Star Trek Espacio Profundo 9, Sabrina, El Rey de la Colina o Boston Legal…

Yo, como siempre, comento su trabajo por el que le recordaré siempre: No Matarás al Vecino, una peli de finales de los 80 protagonizada por Tom Hanks, en el que interpretaba a un misterioso y maléfico doctor. Es una comedia de suspense dirigida por Joe Dante en la que Tom Hanks sufría las de Caín cuando se trasladaba a vivir a un nuevo vecindario repleto de misterios…

Se ha muerto Henry Gibson, un secundario, pero, ante todo, un actor. Descanse en paz.

//spanish.imdb.com/name/nm0002099/