San Valentín Sangriento

Pues nada, que iba yo ayer todo contento al cine de mi ciudad a ver por vez primera una peli en 3D, ya que recientemente habían puesto este formato, y al llegar a la taquilla me encuentro con una nota en la que avisan que la copia de San Valentín Sangriento que están proyectando no es en 3D…No es que sea ésta una peli repleta de atractivos más allá de esa posibilidad de verla con las gafas, pero al final me metí a verla. Y sí, es tan horrible como todos pensabais…

Se trata de un remake de una peli que tuvo cierta relevancia en 1981, aprovechándose del éxito que un año antes había supuesto Viernes 13. Ahora nos llega esta nueva versión, una muestra más de ese cine slasher que proliferó a finales de los 90, aunque repletito de todos los tópicos y clichés que estas películas arrastran desde tiempo inmemorial. Tenemos lo de siempre: un psicópata asesino, víctimas carnalmente apetecibles que optan siempre por la peor de las opciones para evitar su trágico destino y un puñado de personajes que habitan una pequeña localidad en donde tiene lugar la matanza.

Dirige Patrick Lussier, un torpe realizador de cine de terror que pone el piloto automático para rodar las escenas de siempre, los gritos de siempre y el final supuestamente sorpresa de siempre. En el reparto, el televisivo Kerr Smith (a quien yo había perdido la pista tras su personaje en mi entrañable serie Dawson Crece) y Jamie King, una guapita a la que pudimos ver en las adaptaciones comiqueras de Sin City y The Spirit.

Ni siquiera para recordar aquellos años teñidos de sangre en los que Wes Craven abrió la veda de este cine sirve San Valentín Sangriento. Ni siquiera para recordar que Scream es una película extraordinaria a la que nada ayudó toda la basura que se produjo después, al rebufo del éxito de una peli que sí merece ser revisionada. Dudo mucho que el hecho de verla en 3D disminuya sus infinitos defectos, ya que estamos ante una cinta que sólo se salvaría si nunca hubiese sido rodada. Si la véis con gafas, tendréis casquería en 3D, yo la tuve en 2D.

Para lo que sí sirve esta basura es para recordar que pocos años después del estreno de Scream, una de las producciones que se aprovechó de su éxito fue una de título muy parecido: Un San Valentín Sangriento, traducción del título original Valentine, otro espanto que al lado de ésta se convierte en una disfrutable peli, sobre todo recordando que en ella salía Denise Richards…Con qué poquito nos conformamos…

Mi puntuación en IMDB:2.

//spanish.imdb.com/title/tt1179891/