Los Sustitutos

No hace mucho, hablando de Distrito 9, comentaba la penitencia de la ciencia ficción, el alto precio que el género debe de pagar al no acertar con una propuesta rompedora. El argumento vuelve a ponerse de manifiesto con esta producción, de desarrollo y trama innovadores, que, a buen seguro, tendrá enseguida detractores y defensores a partes iguales. Los Sustitutos es un nuevo salto al vacío de la ciencia ficción como género, otra vuelta de tuerca al qué será de nosotros o de las generaciones venideras dentro de unos cuantos decenios. El futuro que se nos muestra puede ser sorprendente y atractivo, pero también ridículo. Es por ello que la nueva apuesta de Bruce Willis o la amas o la odias.

Surrogates está basada en un cómic, una novela gráfica que yo desconocía. Y nos propone un futuro descorazonador en el que cada ser humano tiene la posibilidad de vivir desde su casa, tumbado, manejando a un sustituto que vive por él, gracias a una tecnología que ha ido progresando hasta proporcionar seres robóticos que dan la cara y se llevan los palos o las bendiciones. Cada uno de estos seres es manejado por el humano mediante la mente, el pensamiento. La sociedad no se pregunta quién maneja los hilos, porque sabe que alguien lo hace, y puede acceder a la identidad del responsable.

Ante semejante planteamiento sólo nos queda sorprendernos y, o bien rechazarlo, o bien dejarnos llevar por lo que tiene de original. Detrás de la idea está, evidentemente, el cómic en la que se basa, pero la película tiene un responsable: Jonathan Mostow, ese director que a mi me ganó para su causa hace ahora nueve años con U-571, una peli de submarinos extraordinaria, ambientada en la II Guerra Mundial, que pasó injustamente desapercibida. También es cierto que tres años después defraudó a todos con Terminator 3, que yo en su momento defendí aunque, evidentemente, estaba a años luz de las dos anteriores. Pero Mostow, en las dos, dejó caer virtudes innegables, un gusto por un cine de género novedoso y ante todo una valentía importante, al arriesgarse con productos susceptibles de ser vilipendiados por casi todos, como así ocurrió con la segunda.

Con Los Sustitutos ha vuelto a arriesgarse, todavía más. Y me temo que le volverán a sacudir de lo lindo. Nos entrega ahora una película que no pasará el filtro de quienes son incapaces de disfrutar con visiones excéntricas de un futuro sometido a la tecnología más tirana, la que ofrece comodidad a cambio de una pérdida total de los valores que nos hacen humanos. Lo mismo que en producciones más o menos recientes como Minority Report, Next, Paycheck o Yo Robot. En todas ellas la raza humana terminaba siendo esclavo de una ciencia que empezó haciendo más fácil la vida, para después poner en duda toda aquella comodidad. Escritores como Isaac Asimov o Phillip K. Dick vieron adaptadas sus obras con desigual suerte, y ahora son dos guionistas de cómics, Robert Venditti y Brett Weldele, quienes ven como su obra es llevada al cine para que, quienes no comulgan con la ciencia ficción, la vapuleen sin remisión.

Bruce Willis es un agente del FBI que ha perdido a un hijo en un accidente de coche, antes de que la ciencia haya avanzado hasta el punto de crear robots capaces de ser manejados por la mente de los humanos, quienes prefieren ya dejar que esos seres caminen, se vistan, trabajen, coman, liguen, follen…vivan. Pero de repente alguien se rebela contra eso, alguien quiere que los seres humanos vuelvan a salir de sus casas para vivir plenamente, y no transmitiendo las órdenes con la mente a sus sustutitos. Alguien que desarrollar un arma capaz de trasmitir el daño que hacen a los robots, a sus humanos que están detrás.

La trama recuerda especialmente a Yo, Robot, con la que Surrogates coincide en James Cromwell, el veterano actor que aquí juega un papel muy parecido. Y a mi me ha gustado casi tanto como ella, y como Minority Report, aunque me da que la crítica sesuda le va a sacudir bastante más.

No es fácil que una película como ésta tenga buenas críticas. Y menos si tiene un comienzo como el que tiene Los Sustitutos. Pero si somos capaces de meternos de lleno en la trama, disfrutaremos de una propuesta de ciencia  ficción, entretenida y sorprendente. Me da que una vez más, estaré en minoría, pero yo en visto en Surrogates más aciertos que errores. La he visto más cerca de Minority Report y Yo Robot, que de espantos como Paycheck o Next.

Mi puntuación en IMDB:7.

//spanish.imdb.com/title/tt0986263/