Jennifer’s Body

Diablo Cody es esa chica que ganó el Óscar al mejor guión original por Juno el año pasado, y cuyo segundo libreto fue éste, en el que Juno, después de tener a su bebé, sigue con sus estudios en el instituto y…Vale, no me he vuelto loco, pero es que uno tiene la sensación, cuando ve Jennifer’s Body, de que aquellos diálogos tan afilados que salían de la boca de Ellen Page vuelven a salir ahora de la de Megan Fox, aunque, eso sí, el contexto en el que se mueve el personaje haya cambiado bastante…Ya no estamos ante una comedia contenida en la que una adolescente se quedaba embarazada, sino ante una comedia diabólica en la que una adolescente es poseída…Vaya lío.

El caso es que todo parece una estrategia perfectamente estudiada y diseñada. Desde las famosísimas fotos en las que Megan salía semi-desnuda, y en las que ya se decía aquelllo de durante el rodaje de su última película Jennifer’s Body, hasta ese anuncio de que había una escena lésbica entre Megan Fox y Amanda Seyfried (la chica de Mamma Mia). Se trabata de que fuese ésta una peli de la que se hablase, para que los chavales internautas llenasen las salas sedientos de carne para que Megan les chupase la sangre…Vamos, que la Fox (no ella, sino la compañia) no pondría la pasta sino tenía muy claro que la chavalada pasaría por taquilla. Pero, sorprendentemente, el resultado no ha sido malo, sino que hemos podido disfrutar de una película mil veces vista, una mezcla de Carrie, El Exorcista y…Juno. Porque, claro, no olvidemos que aquí la guionista es la estrella, por delante incluso de una Megan Fox que no hace otra cosa que interpretarse a si misma.

Cuesta decir que Jennifer’s Body no es una puta mierda, sino que es una peli tremendamente divertida que no trata solamente de verdernos a la chica cañón protagonista, como años antes pasaba con ciertas pelis protagonizadas por Denise Richards, como Juegos Salvales, o como, sin ir más lejos, ocurría con Transformers, en las que te daban ganas de que los robots aquellos se fuesen a tomar por culo y que Megan se quitase la ropa. No. Aquí tenemos una cinta mucho más dinámica, mucho más entretenida, una serie B muy divertida en la que hay sangre, muertes, y un par de chicas que casi se lo montan.

Tampoco quiero desvelar nada de la trama, aunque la trama tampoco es que sea nada del otro mundo. Pero tenemos a Megan Fox desatada, tenemos a una Amada Seyfried contenida pero que es también pura lujuria, tenemos a J.K. Simmons y tenemos a Lance Henrikssen en plan…bueno coño, que no quiero contar nada, pero que yo me lo he pasado muy bien…

Mi puntuación en IMDB:6.

//spanish.imdb.com/title/tt1131734/