La Huérfana

Definitivamente me interesa el cine de Jaume Collet-Serra, un españolito que lleva ya varios años haciendo las Américas, y que con La Huérfana se consolida, en mi opinión, como uno de los directores más sugestivos del cine de terror actual, tan copado por remakes de películas asiáticas o secuelas de sagas agotadas. Collet-Serra se dio a conocer en 2005 con La Casa de Cera, de la que yo guardo un grato recuerdo, a pesar de ser vapuleada por todo el mundo, quizás más por el hecho de contar en su reparto con Paris Hilton que por sus meros defectos como película. La Casa de Cera me entretuvo, me dio miedo, lo mismo que La Huérfana, con la que el cineasta retoma el pulso del cine de género, tras la alimenticia Goal II (lo mismo le ocurrió al co-director de [Rec] Jaume Balagueró, quien entre sus buenas pelis de terror hizo OT, La Película…)

El caso es que La Huérfana nos vuelve a demostrar que con el actual panorama del cine de terror, cualquier película mínimamente correcta es recibida como agua de mayo para quienes disfrutamos con el género. Estamos ante una película previsible, que no dista de otras producciones con temática similar (los niños siempre han sido un elemento recurrente en este cine, aprovechando la paradoja que supone el hecho de que el mal se apodere de un imberbe crío) y que ni siquiera ofrece más que un par de escenas verdaderamente terroríficas. Pero esta película tiene detrás a alguien que conoce el oficio, que rueda con solvencia y que sabe transmitir a su cine su eficaz conocimiento del medio.

Collet-Serra realiza un trabajo impecable. No hay en La Huérfana un plano que sobre, ninguna escena presenta un exceso, y la tensión se apodera de la pantalla desde el primer minuto. Sin un guión sobresaliente, que se limita a contar una historia mil veces contada aunque, eso sí, sin incoherencias ni errores garrafales, el director catalán ofrece dos horas de cine de terror divertido, inquietante y que transcurren sin que miremos ni una sola vez el reloj, lo cual en los tiempos que corren es todo un logro. Uno no deja de preguntarse si tan difícil es crear una película como ésta, o como el reciente remake de La Última Casa a la Izquierda, otra estimable peli de terror reciente dirigida, por cierto, por el griego Dennis Iliadis, lo que inevitablemente nos lleva a plantearnos la duda sobre si los realmente talentosos cineastas de género se encuentran en Europa…

Apadrinado por Joel Silver, desde su productora Dark Castle, y por Leonardo DiCaprio, con quien rodó algún sketch de apoyo a Obama en las últimas elecciones, Jaume Collet-Serra nos cuenta en La Huérfana lo que ya todos nos esperamos: las pesadillas de una familia cuando decide adoptar a una niña que resultará no ser el angelito que parece…Resulta realmente meritorio pasar un buen rato con este tipo de historias, de las que conocemos el final y cuyo único atractivo parece residir, en principio, en las supuestamente sangrientas fechorías de la niña en cuestión. Pero ni tenemos exceso de sangre, ni escenas realmente gores. Lo que tenemos es un cine de tensión creciente y progresiva, que a mi al menos me recuerda al excelente pulso narrativo que Amenábar desarrollaba en Los Otros. No nos morimos de miedo, pero la cinta, sin dar tregua, nos atrapa y engancha a pesar de su típico desenlace.

Como el director, el reparto se muestra tremendamente eficaz, con los solventes Vera Farmiga y Peter Sarsgaard y con la estupenda Isabelle Furhman, auténtica protagonista que asume un papel difícil con rotundo éxito.

La Huérfana es una buena peli de miedo, que se une al elenco de producciones con niños malísimos, en la mejor tradición de El Otro (la excelente peli de Robert Mulligan) o El Buen Hijo, aunque, eso sí, alejada de La Profecía, la cumbre de este siempre divertido sub-género cinematográfico.

Mi puntuación en IMDB:7.

//www.imdb.es/title/tt1148204/