Millenium II: La Chica que Soñaba con una Cerilla y un Bidón de Gasolina

Con poca diferencia respecto a la primera entrega se estrenó en nuestro país el pasado viernes la segunda entrega de la famosísima saga literaria de Stieg Larsson, una nueva demostración de que con una buena historia hay ya mucho trabajo adelantado para producir una buena película. Como expuse cuando subí en el blog la opinión sobre la primera, el hecho de que no haya leído los libros hace que no vaya al cine con una idea predeterminada, por lo que probablemente mi juício sobre la peli será más benévolo que el de quienes sí han leído la obra. A mi esta segunda película me ha gustado mucho, más incluso que la primera.

Cuando leemos una novela y vemos después una película siempre nos gusta más la primera. En mi opinión eso es debido a que en el proceso de lectura nos creamos unas imágenes propias: ponemos rostros a los personajes y nos creamos unos escenarios distintos, inevitablemente, a los que finalmente vemos en el cine. Con todo, yo soy de los que evitan comparar libros con pelis, o cómics con pelis, ya que los medios de expresión son demasiado distintos como para comparar obras que surgen de esos medios. Considero más justo y equlibrado comparar libros con libros, pelis con pelis y cómics con cómics…

Millennium II: La Chica que Soñaba con una Cerilla y un Bidón de Gasolina es un thriller de suspense  muy superior a casi todas las películas facturadas por Hollywood encuadradas en el mismo género. En esta ocasión Daniel Alfredson sustituye a Niels Arden Oplev como director, y, contando también con distintos guionistas, realiza un trabajo soberbio, una película que nada tiene que envidiar a las mejores del género, con personajes interesantes, una trama acertadamente construída y escenas de enorme poderío visual.

Quizás la historia se prestaba más a ser adaptada para el cine. En esta ocasión parece que Stieg Larsson escribió en su momento un auténtico guión cinematográfico, con una trama mucho más asumible y aceptable para quienes son asiduos a asomarse al cine de suspense más habitual. La red de corrupción y tráfico de mujeres se nos cuenta sin fisuras, y convierte a Lisbeth Salander en el auténtico centro de atención. Y es que Larsson ha parido a uno de los mejores personajes que yo he visto en el cine en los últimos tiempos.

Noomi Rapace logra transmitir toda la sensación de soledad y fortaleza que, supongo, transmitirán las páginas de Larsson, quien nos ha presentado con su Lisbeth a la definitiva heroína suburbana del siglo XXI. Un personaje fascinante, quen se adueña de la pantalla en cada escena…

Con ella, ese Mikael Blomkvist eficazmente interpretado por Michael Nyqvist, un personaje mucho más típico y previsible, pero perfecto complemento a la anárquica Lisbeth.

Los dos llevan el peso (esta vez por separado durante prácticamente todo el metraje) de una película excelente, un brillante ejercicio de cine de suspense y policíaco, que toma prestadas influencias innegables de El Silencio de los Corderos o de las películas de Bond (ese villano con alteraciones físicas…). Y a mi, ella, me ha ganado para su causa…

Millennium II es una excusa perfecta para ir al cine a pasar algo más de dos horas tremendamente entretenidos, con una peli que ya quisieran haber hecho los americanos. Cine divertido, interesante, emocionante, con una trama concisa, escenas impactantes y personajes interesantes…Y siempre podréis decir que habéis ido al cine a ver una peli sueca…

Mi puntuación en IMDB:7.

//www.imdb.com/title/tt1216487/