This Is It

"Vamos a darles más talento del que nunca hubieran imaginado…". No pudimos comprobarlo, pero seguro que así hubiese sido. La frase la pronuncia Michael Jackson cuando todo el equipo de la inminente gira está haciendo un corrillo tras culminar meses de trabajo preparando los conciertos. Y es que viendo este documental, uno se pregunta cuál habría sido la repercusión de esos cincuenta shows que el Rey del Pop estaba preparando, porque lo que es indudable es que hubiesen sido espectáculos memorables, teniendo en cuenta lo que nos muestra This Is It. Pero el destino fue cruel, y Michael nos dejó el pasado 25 de junio. No soy un loco de Michael Jackson, quien me parece uno de los mejores artistas de la historia, pero, si lo fuese, estaría realmente triste tras ver esta película, porque, sin serlo, siento una enorme pena por no haber podido asistir a uno de esos cincuenta conciertos…

This Is It es, simple y llanamente, el calentamiento de un artista enorme a punto de disputar el último partido de su carrera, un partido tremendamente exigente que requiere de una preparación sistemática y meticulosa.

Empezamos con testimonios de bailarines que acaban de ser elegidos para participar en los conciertos (es algo absurdo hablar de gira porque es sabido que todos los shows iban a ser en Londres). Son chicos y chicas abrumados por el privilegio que van a tener: ser parte del equipo de un genio al que admiran desde que tienen uso de razón. A partir de ahí Kenny Ortega (director de los infumables High Schooll Musical) toma el mando y se presenta como maestro de ceremonias, ejerciendo por un lado de director de los conciertos y por otro del documental que estamos viendo. Aquí está. Empieza el show…

Se nos cuenta que en cada uno de los conciertos Michael interpretará sus más famosos temas, una selección por cierto, nada fácil de realizar, ya que el repertorio del artista es inmenso. Sabemos que podríamos haber visto a Michael inmerso en una peli de cine de gángsters, mano a mano con Rita Hayworth, Humphrey Bogart y Edward G. Robinson mientras intepretaba Smooth Criminal; que para Thriller podríamos haber visto a zombies en 3D; que se marcaría un dueto fantástico con una de sus vocalistas en Just Can´t Stop Loving You; que veríamos a más de mil bailarines digitalizados en They Don´t Care About Us; asistiríamos al sentido homenaje que el artista realiza a su etapa con los Jackson`s Five; veríamos el precioso alegato ecologista de Earth`s Song; se nos cuenta que Michael llevaría un traje deslumbrante con cristales de Swarovski para cantar Billie Jean; que Black or White tendría ina interpretación algo decepcionante; disfrutaríamos con Bad, con Jam…y que los conciertos se cerrarían con ese himno humanitario que es Man in the Mirror…

El despliege hubiese sido abrumador, podríamos haber disfrutado de conciertos únicos, legendarios…Pero todo se fue al traste. En la sesión en la que vi ayer This Is It, muchas personas salían del cine llorando… Con este legado cinematográfico la figura de Michael se agiganta y vemos al artista en todo su esplendor, le vemos ensayar, reservar su voz, quejarse de los problemas de sonido…

Hubiese sido increíble, pero sólo nos queda lamentarnos. Y dar las gracias al artista que fue, que nos deja una obra irrepetible. El hombre que supuestamente cambió el color de su piel, el que supuestamente se acostó con niños, el que agitó a su bebé en un balcón…fue además uno de los más fascinantes artistas de todos los tiempos…

Id a ver This Is It. Porque será una excelente forma de homenajear al Rey del Pop. Estés donde estés, gracias, y hasta siempre Michael…

Mi puntuación en IMDB:7.

//www.imdb.com/title/tt1477715/