José Luís López Vázquez (1922-2009)

Tristísima noticia. El gran José Luís López Vázquez nos ha dejado a los 87 años. Se nos ha ido uno de los más grandes de nuestro cine, y del cine de cualquier parte. Un actor cuyo inmenso legado permanecerá para siempre para que nos permita recordar lo grande que fue. López Vázquez fue un héroe costumbrista, un españolito que cada vez que se ponía delante de una cámara de cine o televisión, o cada vez que se subía a un escenario, lograba que todos nos olvidásemos de que estábamos viendo una peli, una serie o una obra, para asumir que el personaje que magistralmente interpretaba era real, como si el actor hubiese desaparecido para dar lugar sólo a la creación, al personaje…

Su carrera es de esas que abruman, por longeva y, sobre todo, por extraordinaria. No es posible mencionar semejante currículum nombrando un puñado de películas. En su ficha de IMDB constan 259 trabajos, sin contar, evidentemente, las obras de teatro. Casi nada. Desde 1946 nos ha regalado personajes impagables, todos ellos con su voz tan particular. La Academia le hizo justicia otorgándole un Goya honorífico en 2005, en uno de los momentos más entrañables que ha vivido la breve historia de esta entrega de premios.

Con José Luís López Vázquez se nos va una parte importantísima y fundamental del cine español. Porque, en muchos sentidos, él era el cine español. En cada artículo que surgirá estos días dando cuenta de la noticia de su fallecimiento se citarán sus películas más significativas, pero son tantas que yo prefiero rendirle mi particular homenaje, como hago siempre. Su talento como actor me cautivó en muchísimas ocasiones, pero yo le recordaré, fundamentalmente, por estos trabajos:

Es realmente difícil, pero de su amplísima filmografía yo me quedo con Atraco a las 3, en la que López Vázquez era el entrañable Galindo, uno de los miembros de la disparatada banda de ladrones que pone en marcha el descacharrante plan de atracar en banco para el que trabaja. La peli de José María Forqué es una de mis películas españolas favoritas de siempre, y aún vista hoy, permite pasar un rato realmente divertido, gracias a su mezcla de comedia costumbrista y cine de suspense. Una obra maestra.

Otro de sus trabajos que más me impresionaron, y que frecuentemente se suele olvidar, es el que realizó en La Cabina, un cortometraje de 1972 dirigido por Antonio Mercero y con guión de José Luís Garci, en que López Vázquez era un hombre corriente que de repente se quedaba atrapado en una cabina telefónica, una sorprendente historia de terror y suspense que servía para que nuestro gran actor demostrase que no sólo bordaba los papeles cómicos, sino también otros como éste, en los que la angustia se apoderaba del personaje. Una maravilla.

Y me quedo también con uno de sus últimos trabajos, en la serie de televisión Los Ladrones Van a la Oficina, una de las pocas series televisivas españolas que me enganchó de verdad, y en la que compartió cartel con algunos de nuestros mejores actores, gente como Fernando Fernán Gómez, Antonio Resines, Agustín González o Manuel Aleixandre. Una divertidísima banda de ladrones que protagonizó episodios memorables.

Esta es sólo una visión muy sesgada de la carrera de uno de nuestros mejores actores de siempre. Sé que puede resultar ridículo reducir el talento de este enorme actor a estos tres trabajos, pero no es ésa mi intención. Para comprender realmente la dimensión de este intérprete, basta con pinchar en el link de su ficha en IMDB que dejo al final, para darnos cuenta de la inmensa filmografía, repleta de alguna de las películas más significativas y recordadas del cine español. Yo sólo he querido rendirle mi homenaje particular.

Se nos ha ido un ACTOR, con mayúsculas. Descanse en paz, José Luís López Vázquez.

//www.imdb.com/name/nm0007023/