500 Días Juntos

No parece que ésta vaya a ser la típica pequeña peli que cada año acumula premios y nominaciones y hasta acaba tumbando a otras importantes producciones de grandes estudios en los Óscars. Pero podría. Al menos en lo que a nominaciones se refiere, porque 500 Días Juntos es una de esas cintas de la que uno guardará un buen recuerdo. Bien escrita, bien dirigida, bien interpretada…aunque quizás sin la contundencia ni la absoluta brillantez de Slumdog Millionaire, el sleeper triunfador del pasado año.

En 500 Días Juntos tenemos un atractivo cocktail en el que el director Marc Webb no patina en donde sí lo hacen muchos supuestos innovadores del cine actual. Introduce elementos y recursos novedosos que no chirrían, y que sirven para que la narración fluya mejor. Cosas como la voz en off, la introducción de un divertido y pertinente número musical, o la división de la pantalla para mostrar la diferencia entre la realidad y las expectativas del protagonista, son bien asumidos por un espectador quer se deja llevar en todo momento por esa historia de desamor tan bien protagonizada por esos Joseph Gordon-Levitt y Zooey Deschanel, dos freaks entrañables que están geniales en sus papeles.

En especial ella. Zooey Deschanel es la chica a quien pudimos descubrir en El Incidente, en donde sus enormes ojos nos transmitían una sensación de angustia ante lo que ocurría que nos hacían albergar un pavor tremendo por momentos. Aquí es Summer, una chica inaccesible, imperturbable, que hace lo que muchas chicas saben que pueden hacer con nosotros: manejarnos, llevar la manija de una relación imposible, para desgracia de él, quien está también genial como sufrido enamorado.

500 Días Juntos es un drama cómico, tan ácido como divertido, tan cruel como esperanzador, al que quizás yo le reprocho dos cosas: el final, con ese nuevo interés romántico de un tipo que debería de escapar de todo ser humano con pechos y vagina al menos por un tiempo, y lo poco aprovechado que está el personaje de Rachel, la
(joven) consejera del protagonista, quien debería de tener más escenas.

Y una última consideración. ¿Soy el único a quien Joseph Gordón-Levitt le parece un perfecto relevo para el malogrado Heath Ledger como Joker? Puede que Chris Nolan lo esté considerando…

En definitiva, que tenemos en cartelera una divertida historia de desamor que merece la pena ir a ver.

Mi puntuación en IMDB:7.

//www.imdb.com/title/tt1022603/