Y volvieron los lagartos…

Veinticuatro años después de la emisión en la televisión norteamericana del último capítulo de la mítica serie ochentera V, el pasado 3 de noviembre la cadena ABC emitió el primer episodio del remake, una producción muy esperada por los muchos fans de la serie original, que pasó a la historia de la tele por su propuesta de ciencia ficción original, acción, aventuras, personajes carismáticos y unos efectos especiales sorprendentes para su época. La nueva V, a juzgar por los cuatro episodios que se han podido ver (la serie continuará emitiéndose en marzo) tendrá difícil hacer olvidar a Diana y compañía, aunque podrá enganchar a una nueva generación de espectadores que no conozcan la serie original. Para quienes disfrutamos aquélla en su momento como yo lo hice, el simple hecho de que estos cabrones verdosos vuelvan es una noticia excelente…

Kenneth Johnson, el creador de la serie, ha afirmado que en caso de contar con el respaldo y la audiencia esperados, podría seguir contándonos la historia como realmente quiere: con una película o una lujosa miniserie televisiva. Vistos estos primeros cuatro episodios, la sensación que uno tiene es que la cosa puede y debe de mejorara bastante, ya que cosas buenas se mezclan con otras que no lo son tanto…

Todos sabemos cómo empieza V. Igual que lo hizo en su día Independence Day. Un montón de gigantescas naves extraterrestres se sitúan en los cielos de las principales ciudades del mundo. Así comienza una historia protagonizada por Elizabeth Mitchell (Juliet en Lost), quien parece que jugará el papel que en su día tuvo el idolatrado Marc Singer. Ella llevará el peso de la recién creada resistencia, un grupo de personas que desconfía desde el primer dia de los recién llegados.

Hay cosas que han cambiado. Los visitantes no vienen por vez primera a nuestro planeta, sino que su llegada masiva con sus naves nodriza forma parte de un plan complejo de invasión milimétricamente planeada. Ésta es quizás la principal novedad argumental, en una historia típica de lucha contra el invasor que tiene en este ser angelical a su líder:

 

Esta preciosidad es Anna, la encargada de hacernos olvidar a los más veteranos a Diana, la perversa jefa de los visitantes en los 80. Anna está interpretada por Morena Baccarin una brasileña a la que hemos podido ver en otras series de ciencia ficción como Stargate o Firefly. No es Jane Badler, pero en mi opinión, desde luego, es un fichaje de cásting perfecto.

Aún sabiendo lo que se esconde debajo de esa belleza. Y es que uno de los aspectos más criticados quizás sea el hecho de que todavía no hayamos podido ver a los lagartos en su máximo esplendor. Uno echa de menos aquellos tiempos en los que los reptiles caminaban por sus naves con su apariencia real, aunque parece ser que otra de las novedades es que los visitantes necesitan de su piel humana, que en la serie original no era sino un disfraz para adaptarse mejor a la vida entre humanos.

Esperaremos hasta marzo para ver cómo evoluciona la serie. De momento yo al menos me quedo con un sabor agridulce, y espero que la cosa termine mereciendo la pena. V es un icono para los de mi generación, quiene crecimos con las gominolas en forma de ratón y las pegatinas de la Tele-Indiscreta. Los tiempos han cambiado, y los jodidos lagartos también…

//www.imdb.com/title/tt1307824/