Luna Nueva

Hubo que esperar unos días a que la cosa se tranquilizase y las hordas de adolescentes dejasen el camino despejado a quienes vamos al cine sin tanto suspiro y hormonas desatadas, porque, al menos en mi ciudad, hasta ayer era realmente complicado ir a ver Luna Nueva, una película que está rompiendo taquillas gracias a su combinación de mitos vampíricos, licántropos y amorío juvenil. Crepúsculo no me gustó, y creí que Luna Nueva sería como Harry Potter 2, la que definitivamente me hiciese detestar esta saga. Pero, coño…he pasado un buen rato…

Sí. Sorprendentemente esta Luna Nueva no me resultó repugnante. Y no porque deje de lado todas esas cosas que uno aborreció en la primera entrega, sino porque añade otras que hacen de esta película un divertimento inocuo, frívolo, pero, a fin de cuentas, entretenido. Seguimos teniendo alguna frase vomitiva en boca de ese ser baboso que es el Edward interpretado por Robert Pattinson, por no hablar de esas apariciones en plan conciencia divina cada vez que su amada está a punto de actuar inconscientemente, pero al menos tenemos unos licántropos majos y grandotes, y, sobre todo, a esos Volturis, de los que uno ansía más detalles, más datos y, sobre todo, más escenas.

Lo que es indudable es que esta saga es una perfecta jugada comercial e industrial. No conozco las novelas de Stephanie Meyer, pero su traslación al cine es una precisa estrategia para asaltar las multisalas y facturas todo lo que de hecho están facturando. Esa manera de conjugar una historia juvenil con los arquetipos más conocidos de los mitos del terror, con sus vampiros enigmáticos y de impulsos contenidos por motivos de amor, los hombres lobo camuflados bajo indígenas americanos, y la presencia de una chica protagonista no excesivamente guapa, no excesivamente sexy…Cualquiera puede ser Bella, y cualquier Edward chupasangres puede suspirar por cualquiera.

Y claro, como en Crepúsculo ése era el hilo conductor de la historia, así salió la cosa. Casi todo se reducía a ese ñoño romance, a esas escapadas de los empalagosos amantes por los bosques. En Luna Nueva eso se reduce, y las reuniones de Bella y Jacob resultan menos asquerositas. Si a ello le añadimos los espectaculares (aunque escasos) efectos visuales, y la presencia de los seductores Michael Sheen y Dakota Fanning interpretando a los interesantísimos Volturis, la cosa mejora mucho.

Pero ojo, que Luna Nueva es lo que es, y sólo la disfrutaran plenamente quienes aplauden con las orejas estos cruces de Sensación de Vivir y The Vampire Diaries. Por mi podían haber cruzado a los de Beberly Hills con Buffy, o, ya puestos, con True Blood, pero esto es lo que hay…Eso sí, como Bela Lugosi o Lon Chaney levanten la cabeza…

Mi puntuación en IMDB:6.

//www.imdb.com/title/tt1259571/