¿Una obra maestra con orcos y elfos? Por supuesto que sí…

Uno de los propósitos que espero cumplir en este recién iniciado año es dedicar una amplia entrada en el blog a la trilogía con la que Peter Jackson (quien muy pronto estrenará su nueva peli The Lovely Bones) adaptó la obra de Tolkien, El Señor de los Anillos. Pero, como muy bien expusé aquí, desde hace un par de meses dispongo de un blog en la web de la revista Acción, en donde no hace mucho publiqué una lista con las 100 películas que a mi más me han gustado en la década que acabamos de cerrar. La trilogía de los anillos ocupa la primera posición, uno de los puestos que más claro tenía desde el principio. Y dedico esta entrada de hoy a comentar las sorprendentes reacciones que esa decisión mía ha provocado. Amigos, conocidos, internautas…han discrepado con vehemencia por el hecho de que el primer puesto esté ocupado por la trilogía de Peter Jackson. Y, francamente, no lo entiendo…

Es obvio que si uno repasa las películas que a lo largo de la historia han acumulado reconocimientos y consideraciones unánimes por parte de la crítica especializada, advertiremos que muy pocas podrían encuadrarse en lo que se denomina popularmente "cine de género". Las aventuras, la evasión, el terror o la fantasía sólo han estado presentes, en opinión de esos críticos, en obras "entretenidas", películas entrañables para pasar un buen rato, eso en el mejor de los casos, porque en otros muchos (merecidamente, reconozcámoslo), las producciones que se ajustan a esas características son tachadas directamente de bodrios. No seré yo quien niegue que en el cine de género se produce mucha basura, pero eso no debería de suponer que las películas realmente buenas adscritas al mismo sean ninguneadas.

Es evidente que el motivo fundamental para rechazar este tipo de cine es el guión. El caballo de batalla de siempre: la historia. Si no hay una buena historia, difícilmente podremos defender cualquier película, ya se trate de una comedia, un drama o una película sobre orcos, elfos, enanos y demás razas que pueblan una Tierra Media imaginaria. Y pongo un ejemplo: ¿es Jungla de Cristal, la estupenda película de acción de John McTiernan, una obra maestra? A mi me sale un "sí" sin dilación, aunque, si me paro a pensar, puedo considerar que una película que trata sobre un rudo policía que se enfrenta a unos terroristas en un edificio de Los Angeles podría chirriar un poco al lado de Ciudadano Kane, Con la muerte en los Talones o El Apartamento. Pero, como no piense, si dejo que mis vísceras cinéfilas hablen, Jungla de Cristal es, sin duda, una verdadera obra maestra.

Peter Jackson dirigió, como no podía ser de otra manera, tres películas magníficas, adaptando con maestría una obra literaria venerada por lectores de varias generaciones. Estamos, por tanto, ante una trilogía de espada y brujería (o de fantasía, o de aventuras o de esos géneros a los que a la crítica más sesuda se niega a adjudicarles obras maestras) que adapta un material que no ha sido discutido desde su publicación, allá por 1954.

Efectivamente, El Señor de los Anillos, y me refiero ahora a la obra literaria, sí es considerada una obra maestra de la literatura. Ha sido considerada siempre un referente de la cultura popular, un libro imperecedero, que han alabado millones y millones de personas. Nadie dice que odia El Señor de los Anillos. O se ha leído o no, pero quienes lo han hecho, no lo rechazan, por mucho que les haya costado terminarlo. Por tanto, Jackson tenía la ventaja de que partía de un material indiscutible.

Y lo hizo bien. Vaya si lo hizo bien…Lo que quiero poner de manifiesto es que esos motivos por los que se les niega a estas producciones la consideración máxima deberían de obviarse en este caso. El Señor de los Anillos, versión cine, tiene un guión excelente, porque parte de una novela excelente, que Jackson, Fran Walsh y Philippa Boyens adaptaron con maestría. Por lo tanto, ningún criticastro puede acogerse a esa enmienda perpetua que le permitía desdeñar una película de fantasía en base a su historia.

Quizás el problema es reconocer que te lo pasas muy bien con tres películas que no presentan fisuras en su historia, en su trama, en sus personajes…Por no hablar de los aspectos técnicos, la ambientación, los efectos especiales, la música…Puede que lo jodido sea quitarse el disfraz de crítico serio y disfrutar, como hicieron los miembros de la Academia de Hollywood, de El Retorno del Rey, y premiarla con once Óscars, más que ninguna otra en la historia, como Ben-Hur y Titanic.

Y desde luego, podría estar mucho tiempo hablando de otros motivos por los que esta magna obra cinematográfica ha pasado a la historia. Su concepción, su manera de ser creada, ese rodaje mastodóntico que la convirtió en mucho más que una película…

¿Estamos ante una obra maestra del cine? Sí. Lo digo en una primera consideración visceral que me lleva a elevarla al mismo nivel que Hitchcock, John Ford, Howard Hawks o Billy Wilder. Y lo digo con mesura, con reflexión y con la confianza que dan los segundos, terceros y cuartos visionados…No encuentro motivos para negarle a Peter Jackson las loas que se merece, porque ha pasado a la historia del cine por algo más que haber parido tres películas taquilleras.

¿Estamos ante la mejor película de la década? Sí. Aunque en este caso puedo entender que cada uno sitúe delante de ella cuantas películas considere mejores. Yo no pongo a ninguna delante de la trilogía de Jackson. Para mi La Comunidad del Anillo, Las Dos Torres y El Retorno del Rey componen una película única, una obra maratoniana que es lo mejor que se ha hecho en el cine en los últimos diez años.

Lo pienso, lo mastico, lo reflexiono…Las veo, las vuelvo a ver…Las disfruto como en 2001, 2002 y 2003, y creo que El Señor de los Anillos es tan buena como El Nacimiento de una Nación, Intolerancia, Ciudadano Kane, Casablanca, La Diligencia, Centauros del Desierto, Vértigo, Lawrence de Arabia, Perdición, Cantando Bajo la Lluvia, Tiempos Modernos, Las uvas de la ira, Ordet, Ladrón de Bicicletas, El Sueño Eterno, Grupo Salvaje, Lo que el viento se llevó, Breve Encuentro, Alien, Sopa de Ganso, Historias de Filadelfia, Arsénico por Compasión o El Padrino.