Hermandad de Sangre

Cuánto cuesta no permitir que el vago que todos llevamos dentro se imponga a las ganas y los deseos de escribir sobre cine, y acabe tirando de las críticas que el archivo particular de este humilde cinéfilo guarda sobre cine slasher, ése que surgió en los 70 y que reapareció a mediados de los 90 gracias a Wes Craven (o mejor, al guionista Kevin Williamson) con Scream. Porque para hablar sobre Hermandad de Sangre, bien podría haber copiado y pegado alguna de esas críticas y clavarlas aquí, dado la absoluta y cansina repetición de fórmulas, esquemas y argumentos de este cine. Pero no. Aunque me cueste cubrir líneas, intentaré ser original y buscaré la manera de hablar sobre esta película. Qué pereza…

Hermandad de Sangre es un remake de una película de terror ochentera que no tuvo especial relevancia en su momento. Trataba sobre un asesino en serie que hacía estragos, esta vez entre las chicas pertenecientes a una de esas asociaciones que se dan en las universidades americanas, una de las pocas cosas que, afortunadamente, no hemos copiado aquí. Y es que a me me da cierto repelús ver que los chicos y chicas de los campus universitarios norteamericanos se asocian en fraternidades y hermandades con nombres de letras griegas, con la excusa de tener un lugar en donde beber y follar. Bueno, igual me estoy pasando con semejantes consideraciones, pero, qué coño, ésa es al menos la imagen que de esas comunidades nos da el cine.

Y como Hollywood lo rehace todo, pues qué mas da que la película original la viesen sólo cuatro. Al fin y al cabo es mejor coger una idea ya hecha, ya escrita, por pueril que ésta sea, que contratar a un mediocre guionista para que escriba algo nuevo.

Tenemos aquí un remake declarado, y otro encubierto. Porque aunque Hermandad de Sangre sigue con rigor las premisas básicas de ese cine slasher que necesita como el comer un nuevo Kevin Williamson que aporte aire fresco, lo que hace es repetir el esquema de Sé Lo Que Hicisteis El Último Verano, una de las sagas que surgió al rebufo del éxito de Scream, en los 90.

Y es que nuevamente tenemos a un grupete de jóvenes, aquí chicas pertenecientes a una hermandad, que esconden un trágico y terrible secreto. Y, por supuesto, tenemos a un asesino que se las irá cargando una a una. Y nada más. No tenemos nada más. Se me han acabado los motivos y las ideas para seguir escribiendo. Bueno, puedo aportar, a modo de dato curioso, que una de las chicas es la hija de Bruce Willis y Demi Moore, y que también tiene un papel Carrie Fisher, aunque no sé muy bien qué narices pinta. Ahora, antes de puntuarla, y de poner el enlace con la ficha en IMDB, voy a darle una vez más al enter para ganar espacio y parecer que la crítica me ha ocupado más.

 

Mi puntuación en IMDB:3.

//www.imdb.com/title/tt1232783/