El Hombre Lobo

Hay mitos cinematográficos que deberían de ser rescatados cada cierto tiempo. No estaría mal, por ejemplo, que tuviésemos una nueva revisión cada década de estos monstruos de la Universal que tantas maravillas protagonizaron en los 30 y en los 40. Siempre, por supuesto, a cargo de cineastas dotados, que sean respetuosos con el original, y que sepan adaptar convenientemente la historia a los tiempos que corren. Joe Johnston, eficaz artesano, casi lo logra, pero su condición de segundo plato del estudio (accedió al puesto de director tras el despido de Matthew Vaughn) quizás le llevó a aceptar una responsabilidad sesgada por lo ya hecho.

El Hombre Lobo siempre ha sido el patito feo de los monsters clásicos. Resulta curioso comprobar que todo el mundo recuerda el trabajo del gran Lon Chaney en la versión de 1941, que claramente sirve de inspiración a ésta, mientras que el licántropo, con el transcurrir de las décadas, ha sido siempre arrinconado a la hora de producir nuevas y lujosas versiones. Coppola rehizo Drácula y logró el respaldo de la crítica y el público, y provocó el mastodóntico proyecto de Kenneth Branagh sobre Frankenstein, que resultó ser ciertamente fallida. Verhoeven también salió trasquilado de su Hombre sin Sombra, aunque se gastó una importante cantidad en llevarlo a la pantalla. Pero el Hombre Lobo contó con una modesta revisión a cargo de Mike Nichols con un Jack Nicholson al que no hacía falta que le mordiera nadie, en una flojísima patraña que llevó a estas bestias a aparecer casi como figurantes en cosas como Underworld o Crepúsculo. En este 2010, Universal ha afilado los colmillos del lobisome, aunque su proyecto estuviese plagado de problemas desde su concepción.

Andrew Kevin Walker, guionista de éxitos como Seven o Sleepy Hollow, se ha limitado a trasladar la historia de Curt Siodmak de 1941 a nuestros días, no en cuanto a la ambientación y el contexto de la película, cuya acción transcurre nuevamente en la Inglaterra del siglo XIX, sino en cuanto a las posibilidades técnicas e infográficas con las que el cine cuenta en la actualidad. En otras palabras, los ejecutivos encorbatados de Universal querían un buen par de logradísimas transformaciones, una sutil historia de amor, y un villano al que pusiese rostro alguien consagrado y con enorme respaldo popular. Y eso, todo eso, lo han conseguido. Johnston actúa como lo que es, como un tipo que conoce el oficio y que no estropea lo que ya hay, aunque el espectador medianamente exigente se quede con ganas de más. Aquellas películas míticas nos ganaban por su simpleza y su encanto. Hoy estamos acostumbrados a historias sencillas, pero las virtudes de aquéllas pueden convertirse en los defectos de las actuales. Coppola lo hizo con su Drácula, se apartó de los chupasangres ya vistos en el cine para ceñirse todo lo posible a una obra de Bram Stoker que no había sido tenida muy en cuenta. Branagh también fue fiel a Mary Shelley, pero su película resultó excesiva y grotesca. Este Hombre Lobo ha llegado, se ha transformado y se ha ido…

Lo que querían esos hombres que mandan arriba que saben de finanzas pero no de cine es precisamente lo que hemos visto: una ambientación lograda, una música estupenda a cargo del gran Danny Elfman, unos efectos de primera cortesía del experto Rick Baker (Un Hombre Lobo Americano en Londres) y un enorme Anthony Hopkins, capaz de comerse, en el sentido estricto del término, a todo aquel con el que comparta escena. No hay mucho más en este Hombre Lobo, más allá de esas virtudes y de una espectacular pelea entre padre e hijo poco antes del desenlace. Estamos, por tanto, ante un remake tristemente fiel, en el que sólo destacan las innovaciones técnicas.

De Bela Lugosi y Boris Karloff todo el mundo se acuerda. De Lon Chaney también, aunque ninguna película le haya hecho justicia desde entonces. Yo me lo he pasado bien con El Hombre Lobo, aunque he tenido la sensación de que me han contado algo igual a lo que ya conocía, aunque con un envoltorio más moderno. Lástima…

Mi puntuación en IMDB:6.

//www.imdb.com/title/tt0780653/