Shutter Island

Toda esta opinión está repleta de SPOILERS, así que antes de seguir leyendo, aseguraos…Y es que me resulta imposible juzgar la última peli de Scorsese sin desvelar detalles fundamentales de la trama. El maestro ha vuelto al thriller, con resultados…malos. No, no me ha gustado mucho Shutter Island…
  
Pero no niego que sea un problema exclusivamente mío. Ya he comentado más de una vez en el blog que odio las películas que me engañan, que me muestran lo que en realidad no es…Scorsese, basándose, eso sí, en un material ajeno (esa novela de David Lehane que no he leído), juega con el espectador, le da un caramelo que a partir de un determinado e infausto momento resulta estar envenenado. La locura, la paranoia, la esquizofrenia, han estado presentes en el cine muchas veces,  han sido un recurso recurrente para que una película emprenda una senda distinta a la que realmente terminará por tomar. Hay a quien le apasiona eso. Yo lo veo, en muchas ocasiones, como un burdo intento de sorprender, de llamar la atención y buscar un golpe de efecto ya trasnochado a estas alturas. Shutter Island es ciel mil veces mejor que todas esas películas de suspense que hemos podido ver en los cines en los últimos años, en las que los protagonistas ven cosas que no hay, viven experiencias que no viven en realidad, y conocen a gente que no existe. Pero estamos hablando de Martin Scorsese, quien, por otra parte, y aprovechando el talento que muchas veces ha demostrado, nos regala un comienzo de película excelente, abrumador, el mejor prólogo posible a un thriller que, de haber seguido por ese camino inicial, podría haber marcado época. Pero pronto llegaron las batas blancas, las alucinaciones, las paranoias…y la fiesta se acabó.

Efectivamente, la primera media hora de Shutter Island es sencillamente magistral. Como todo el mundo sabrá ya, salvo quien desconozca la novela o guste de ir al cine absolutamente "vírgen" (algo totalmente recomendable), Leonardo DiCaprio encarna a un agente federal que acude a una institución mental con un compañero para investigar la desaparición de una paciente. La llegada de los policías a la isla en donde está el centro, la presentación del lugar, la música a cargo no de un compositor sino de una cuidada selección de temas sinfónicos, la imponente figura de un Ben Kingsley excelente…me hicieron ilusionarme hasta el punto de creer que estaba ante la película definitiva de Scorsese en el cine de género, tras aquello de "abogadooo…" que gritaba DeNiro en la infravalorada en mi opinión El Cabo del Miedo.

Pero todo termina de manera lamentable cuando el personaje de DiCaprio empieza a pulular por la isla como lo hacía Número Seis en la Villa en la mítica serie televisiva de los 60 El Prisionero. Tristemente, el protagonista de esta historia es un recluso, o mejor, un paciente del centro que nos muestra el resultado de sus pesadillas, de sus desvaríos, alternándolo todo con flashbacks que nos permiten asistir a su trágico pasado, cuando su mujer le precedió en la locura y asesinó a sus tres hijos.

Creí que Shutter Island sería al cine de suspense lo que El Resplandor fue al cine de terror, película con la que ésta obra comparte muchos aspectos formales y estilísticos. Pero no. Hay cosas buenas, porque estamos ante un cineasta que sabe imprimir su sello y su talento, pero me imagino a Atticus Finch despertando de una pesadilla en medio de Matar a un Ruiseñor como si todo hubiese sido un sueño, o a Vincent Vega en Paris comiendo hamburguesas al final de Pulp Fiction, como si nada hubiese sido real. Y me entran sudores fríos y ataques de pánico.

No puedo con este tipo de cine, y es una pena.

Mi puntuación en IMDB:5.

//www.imdb.com/title/tt1130884/