Vertige

El cine de género europeo lleva varios años tratando de hacerse un hueco entre la masificación de productos (frecuentemente sub-productos) que nos llegan desde la industria norteamericana. España y Francia son dos de las cinematografías que más títulos importantes han aportado, aunque, en mi opinión, con resultados desiguales. Los vecinos franceses no cuentan con un Amenábar, que con Los Otros logró el reconocimiento unánime de crítica y público, y que mostró la senda a J.A.Bayona, que más tarde tuvo continuidad exitosa con Balagueró. En Francia tienen a su Alexandre Aja, responsable de una película que tuvo importante relevancia y que yo detesto: Haute Tension.

Esa película, y otras como Deep in the Woods (también espantosa en mi opinión), otorgaron cierto prestigio al fantástico francés, que vio reclutados a alguno de sus más interesantes directores en Hollywood. El pasado mes de enero se estrenó en nuetro país Vertige, otra cinta precedida de cierto éxito en Francia y que quizás hubiese merecido mayor reconocimiento internacional. No es una maravilla, pero yo la prefiero desde luego a todos esos títulos que he citado antes y que sí tuvieron mayor respaldo.

Vertige es un curioso experimento de terror que trata de conjugar varios de los clichés que todos estamos hartos de ver en el cine americano. En el contexto de unos chicos que escapan de un asesino en un entorno hostil y abandonado (cuántas veces hemos visto esto…) tenemos una propuesta muy atractiva por momentos, que ofrece, antes de meterse en esos terrenos tan nefastamente pisados con anterioridad, un divertido prólogo en forma de thriller sobre montañismo, en la mejor tradición de títulos tan sugerentes como Máximo Riesgo (lo mejor que nunca hizo Stallone) o Límite Vertical.

El tal Abel Ferry filma con pericia escenas arriesgadas y espectaculares, protagonizadas por unos chicos que tratan de escalar y escalar montañas ofreciendo imágenes realmente impactantes. En esa primera parte de la película se recoge lo mejor de una cinta que quizás, de haber seguido por esa senda, hubiese logrado un mejor resultado final. Porque al final, en la cima del monte, lo que les aguardaba a los chicos era el típico psychokiller deforme que tratará de hacerse unos bocadillos con sus vísceras. A partir de ahí volvemos a los tópicos de siempre en este tipo de cine, que tantas y tantas veces hemos sufrido.

Supongo que con un guión más centrado en la parte aventurera de la historia, con esas escenas de montaña, con una intriga de suspense o de buenos y malos escalando, la cosa hubiese merecido mucho más la pena. Al final lo que empezó muy bien terminó siendo más de lo mismo. Pero sólo por la interesante primera parte, Vertige merece un visionado. No es una maravilla, pero a mi me ha gustado más de lo que lo hiceron muchas de esas cintas de género europeas que tanto éxito han tenido en los últimos tiempos.

Mi puntuación en IMDB:5.

 //www.imdb.com/title/tt1433562/

Hay muchas novedades en la web de la revista Acción, en la que colaboro. Tengo críticas de las españolas El Corredor Nocturno y la estupenda Pájaros de Papel, y alguna cosa más en el blog que allí tengo, Flying. Lo podéis ver en www.accioncine.net