The Blind Side

Finalmente el Óscar 2010 a la mejor actriz fue para Sandra Bullock, quien aguantó el empuje final de sus competidoras Carey Mulligan y Gabourey Sidibe y logró la ansiada estauílla, por un papel que la Bullock liquida con solvencia, en una buena interpretación que tampoco está muy alejada de ésas que los académicos veneran y premian sin rechistar. The Blind Side es un drama disneyniano que encaja a la perfección en los cánones de cine emotivo que se suele degustar por allí. Yo me hubiese inclinado por la Carey Mulligan de An Education, aunque reconozco el buen trabajo de una Sandra Bullock que cuando puede y quiere, y sobre todo, cuando el guión se lo permite, es capaz de ser una buena actriz.

Lo que tenemos aquí no es más que una vuelta de tuerca a la historia del patito feo mil veces contada. Un drama muy en la línea del cine de John Lee Hancock, el director que ya hace unos años facturó precisamente para Disney una historia parecida, The Rookie, para después dirigir aquella descafeinada versión de El Alamo. Estamos por tanto ante un cineasta tan impersonal como efectivo para el sistema de producción de Hollywood.

La historia del chico negro de vida trágica que es ayudado por unos buenos samaritanos blancos tenía que ser reconocida en una academia que suele premiar sin rechistar historias de este tipo. The Blind Side puede provocar sarpullidos en quien huya de los tópicos y los convencionalismos. Yo le reconozco ciertos méritos, y el más evidente es, sin duda, esa Sandra Bullock que sin duda estaba mejor en Crash, pero que aquí se carga la película a la espalda hasta llevarla a una dimensión algo mayor que la que hubiese alcanzado sin ella.

Tenemos, por tanto, una historia de superación típica, emotiva y facilona, en la que se podría haber sacado mucho más sino fuera por el temor de los responsables a salirse de esa línea tan definida que separa el beneplácito de la indiferencia más absoluta. Se juega con el inadaptado, para ofrecer el american way of life, el triunfo desde la nada…Yo no aplaudiré con las orejas, pero tampoco mandaré que la quemen en la hoguera. En peores plazas hemos toreado…

Me tomaré unos días de asueto para, entre otras cosas, ponerme las gafas y disfrutar de esa Alicia que Tim Burton estaba destinado inevitablemente a dirigir. Volveré el lunes y os contaré…

Mi puntuación en IMDB:6.

//www.imdb.com/title/tt0878804/