The Crazies

Lo bueno que tiene el hecho de que exista la brutal carencia de ideas en el cine actual, y que da lugar a todo tipo de remakes, revisiones y secuelas, es que de vez en cuando uno se entera de la existencia de ciertas obras de directores más o menos reconocidos que se habían quedado aletargadas en su filmografía, tapadas por la dimensión de una o dos películas que terminaron por marcar toda la carrera del cineasta en cuestión. No he visto The Crazies, la peli de 1973 dirigida por George A. Romero, pero tras ver este remake estoy decidido a hacerlo. Y es que Romero es un tipo que, como todo el mundo sabe, alcanzó notoriedad con La Noche de los muertos vivientes, mientras que el resto de su filmografía (a excepción de las secuelas de su obra magna) quedó en un evidente segundo plano.

El motivo de que ahora quiera ver la original es el buen sabor de boca que me ha quedado tras ver esta nueva versión. No se me escapan los motivos por los que los maestros del género se dedican en la actualidad a apadrinar las nuevas versiones de sus obras. Gente como Romero, Hooper, Carpenter o Craven hicieron historia en los 60, 70 y 80 con su capacidad para asustar al espectador con fórmulas novedosas y arriesgadas, pero muy probablemente recibieron menos compensaciones económicas que los actuales responsables de un éxito de taquilla. Eran otros tiempos, y los beneficios se iban, en su mayor parte, a los avispados productores que apostaban por semejantes proyectos.

En The Crazies, versión 2010, Romero ejerce como productor ejecutivo, dejando las tareas de dirección a un tipo tan insulso como Breck Eisner, responsable de aquella tontería titulada Sahara, en la que juntó a Penélope Cruz con Matthew McConaughey. Pero con esta incursión en el cine de terror, Eisner demuestra que a veces es conveniente salirse de los parámetros de los grandes estudios para mostrar parte del talento que uno lleva dentro. Resulta curioso comprobar que, sin apartarse de varios de los cánones más trillados del género, el director es capaz de componer una interesante película que logra apartarse de la mediocridad reinante en este cine, para ofrecer sustos, terror, y, lo que es más importante y difícil, un estilo y una atmósfera propias de un cineasta más asentado.

Estamos ante una cinta de terror que parte de una premisa sobradamente vista con anterioridad. Ese pueblo de la América profunda que se ve sacudido por un extraño fenómeno que pone en peligro la pacífica vida de una sociedad tranquila y afable lo hemos visto en multitud de ocasiones. Me viene a la mente una película que tenía un inicio arrebatador, Phantoms, una cinta de finales de los 90 protagonizada por Ben Affleck que adaptaba una novela de Dean Koontz, y que se desinflaba pasado el impacto inicial. En esta ocasión, el inicio es igualmente interesante, y decisivo para que el espectador se deje llevar por el miedo que provocan los extraños sucesos iniciales.

Esos sucesos nos remiten directamente a Shyamalan, y a su incomprendida El Incidente. Precisamente el comportamiento psicópata de la población es rodado por Eisner con insultante habilidad, transmitiendo en el espectador esa sensación de incredulidad y desasosiego que te atrapa en la butaca. Cierto es que el excelente nivel no se mantiene con la llegada del ejército, pero afortunadamente la cosa no se estropea del todo, aunque sí haga que la película transcurra por parámetros más convencionales.

Los protagonistas son los competentes Timothy Olyphant y Radha Mitchell, que realizan una correcta labor, salvo en las escenas en las que, como decía en el primer párrafo, se ven obligados a actuar con la incoherencia y la falta de lógica más propias de las peores muestras del género.

Mira que nos tragamos basura cuando asistimos a las salas a ver cine de terror. No ocurre con The Crazies, que ofrece suficientes virtudes para pasar un buen rato. De hecho espero no tardar mucho en recuperar la película original, y realizar las comparaciones oportunas. Y es que a veces esta manía de volver a hacerlo todo puede facilitar el descubrimiento de alguna joya oculta. Breck Eisner ha sido anunciado como director de una nueva película sobre Flash Gordon y puede que haya sido una elección correcta.

Mi puntuación en IMDB:7.

//www.imdb.com/title/tt0455407/