Jacuzzi al Pasado

Jacuzzi al Pasado es una nueva muestra de un sub-género que se ha popularizado en los últimos tiempos: comedias fantásticas, más o menos alocadas, con un detalle de guión que desencadena una historia tan absurda como simplona, pero que, en determinadas ocasiones, puede resultar divertida. Si en Click Adam Sandler disponía de un mando a distancia con poderes extraordinarios, aquí tenemos a un grupo de chiflados que se encuentra con un jacuzzi capaz de transportarles al pasado. Una locura francamente entretenida por momentos…

Pero la fórmula no es del todo nueva. ¿Qué era Los Cazafantasmas sino una comedia de ciencia-ficción? Es evidente que con aquella película se tocaron las teclas precisas de la manera adecuada, componiendo sin duda la mejor muestra del sub-género. Y es que no resulta fácil acertar con este tipo de premisas. En Jacuzzi al Pasado encontramos una de las virtudes que hicieron grande a Los Cazafantasmas, ese reparto repleto de talento, lastrado por un guión que evidentemente no puede permitirles un lucimiento desmedido, pero todos ellos con una vis cómica capaz de levantar una película. Hasta John Cusack, productor y supuesto toque de qualité, se destapa como un solvente cómico. Claro que lo de Craig Robinson y Rob Corddry es otra cosa…

Los dos desconocidos actores son sin duda lo mejor de una película facilona y vacua de pretensiones. Pero con ellos nos reímos bastante. Desde la escena en la que se meten en el jacuzzi por primera vez hasta esa apuesta que les obliga a practicar sexo oral, Robinson y Corddry demuestran que el cine americano está repleto de cómicos por descubrir, al menos en nuestro país. El trío protagonista asume, en fin, que están trabajando en una cinta loca, absurda, escatológica y disparatada, pero logran el objetivo fundamental: que la audiencia no la englobe en el caca-culo-pedo-pis tan habitula en la comedia norteamericana.

También ayuda a que la película sea llevadera ese entrañable homenaje a los 80, década convulsa pero interesante, que los de mi generación añoramos sin remisión. La supuesta fiesta retro que creen vivir los protagonistas se convierte en una colección de guiños y gags, con vídeos de Reagan, calentadores, walk-mans y pelos abombados. Y, claro, no pueden faltar los inevitables chistes acerca de la evolución tecnológica producida desde esa década hasta la que realmente viven los protagonistas.

Que nadie se confunda. Jacuzzi al Pasado no es una maravilla, pero tampoco la bazofia que muchos, yo el primero, podríamos pensar tras ver la premisa inicial. Es una comedia fantástica que por momentos resulta bastante graciosa, con un reparto que merece un reconocimiento. Hay quien con más mimbres logra mucho menos, y yo respeto mucho a quien es capaz de sacarme una carcajada.

Mi puntuación en IMDB:5.

//www.imdb.com/title/tt1231587/