Tony Curtis (1925-2010)

Otra más…Tony Curtis ha fallecido a los 85 años de edad, a causa de severos problemas respiratorios. Y, al contrario que la admirada Sally Menke, de quien he recogido la necrológica en la entrada anterior, Curtis sí era una estrella, en el más amplio sentido de la palabra. De hecho, ha sido una de las últimas grandes estrellas de Hollywood que durante toda su vida se comportó como tal: encantado de serlo, encantado de haberse conocido, encantado de mirar a la cámara y sonreír…Pero motivos tenía, porque más allá de su rostro de astro cinematográfico, Curtis nos dejó un puñado de películas imprescindibles, en las que él, a pesar de su condición, no era más que un actor al servicio de un buen guión puesto en manos de un cineasta sobresaliente.

Así ocurrió en Espartaco, Con faldas y a lo loco, Fugitivos, Winchester 73, Los Vikingos o El Estrangulador de Boston. Peplum, comedia, western o thriller, Curtis fue capaz de prestar su talento a cualquier tipo de producción.

Suelo enfocar las necrológicas en el blog desde mi particular punto de vista, incidiendo en las obras que más me hayan marcado, dentro de las carreras de los que tristemente nos dejan. En el caso de Tony Curtis, me resulta difícil escoger. Esas películas citadas forman parte de la historia del cine, aunque lo cierto es que Espartaco y Con faldas y a lo loco estarán para siempre en mis altares cinematográficos…

Su hija Jamie Lee Curtis, fruto de la relación del actor con Janet Leigh, ha sido la encargada de anunciar la triste noticia.

Descanse en paz, Tony Curtis…

//www.imdb.com/name/nm0000348/

Sally Menke (1953-2010)

Una necrológica…Sorprendentemente, el pasado martes fallecía Sally Menke, responsable, desde su labor como montadora, de que el cine de Quentin Tarantino lograse las cotas de innovación y genialidad que indudablemente se le reconocen. Ella fue la encargada de empalmar cada escena que el genial cineasta rodaba con maestría, y, como todos los grandes montadores, dejó su selllo inequívoco en el resultado final.

Su primer trabajo en una película relevante se produjo en 1990 con la edición de Las Tortugas Ninja, pero pronto encontraría en Tarantino a su cómplice ideal, con el que trabajo en toda su filmografía, desde Reservoir Dogs hasta Malditos Bastardos, siendo nominada al Óscar por Pulp Fiction y por esa última obra del director.

Ha sido encontrada en un barranco de Los Angeles, víctima, probablemente, de la ola de calor que está afectando a la ciudad californiana en los últimos días.

Descanse en paz, Sally Menke…

//www.imdb.com/name/nm0579673/

Arthur Penn (1922-2010)

A este paso sólo tendré necrológicas en el blog…La de Arthur Penn es especialmente triste para quien esto escribe, por ser uno de los últimos representantes de una generación particularmente relevante para mi gusto cinéfilo. Y es que la conocida como "generación de la televisión" se ocupó de mostrarme, siendo un aficionado adolescente, que calidad y comercialidad podían ir de la mano. Cuando a mi sólo me interesaban la audacia visual y los efectos especiales, tipos como John Frankenheimer, Sidney Lumet, Robert Mulligan o Arthur Penn me enseñaron que era posible hacer buen cine, apto para jóvenes cinéfilos, lejos del aburrimiento que en imberbes como yo podían provocar otros movimientos, como la Nouvelle Vague, que requerían mayor recorrido como aficionado. Cuando con apenas trece años, pude ver Bonnie and Clyde, me adentré en el cine que realmente merece la pena…

Arthur Penn, como no podía ser de otra manera, comenzó su carrera en el medio televisivo, hasta que debutó como director de largometrajes con El zurdo, en 1958, para la que contó con Paul Newman como protagonista de la historia de Billy El Niño. Pronto llegarían títulos estupendos, como La Jauría Humana, Pequeño Gran Hombre o Target; Agente Doble en Berlín.

Yo, sin lugar a dudas, me quedo con Bonnie and Clyde, que descubrí en un pase televisivo a finales de los 80, y con la que comprendí que las muertes, en el cine, podían ser tan impactantes como si ocurriesen el la vida real. Penn las mostró en su película crudas, duras y salvajes, y formaban parte de la memorable historia de aquellos dos delincuentes a los que ponían rostro Warren Beatty y Faye Dunaway.  

Descanse en paz, el director de cine, Arthur Penn…

//www.imdb.com/name/nm0671957/

El Gran Vázquez

El Gran Vázquez es un triunfo para nuestro cine, no ya como película memorable repleta de virtudes, algo que sin duda no es, sino como consecuencia del tipo de producto que no abunda en nuestra industria, la misma que se empeña una y otra vez en caer en los mismos tópicos, en contar las mismas historias. Si por algo destaca el cine norteamericano, además de por sus ingentes medios, es por saber bucear en su historia (por otro lado muchísimo más breve que la nuestra), buscando aquellos personajes y figuras que son susceptibles de protagonizar biopics interesantes. Después, el cine, con su poder de emocionar y edulcorar, lleva al sujeto a su terreno, componiendo, en muchas ocasiones, perfiles de lo más cinéfilo y disfrutable. Vázquez, el genio creador de tantos personajes memorables de historieta, es el claro ejemplo de que también nosotros podemos nutrirnos de nuestra historia artística (y es que el cómic también es arte) para engendrar criaturas cinematográficas.

Es cierto que el tipo tenía una historia jugosa, como también lo es que nadie la había llevado al cine hasta que Oscar Aibar la ha escrito y dirigido. Mérito pues para un cineasta de poco talento, un protegido de Santiago Segura, al que ya había dirigido en un engendro olvidable titulado La Máquina de Bailar. La lástima, quizás, es que la historia del genio Vázquez no hubiese sido escrita por alguien más (se me ocurre que Alex de la Iglesia hubiese sido el ideal), y dirigida por otro.

Las carencias de detectan, ante todo, en el guión. No es que estemos ante una personalidad que requiera un libreto denso, pero la sensación que uno tiene viendo la película es que El Gran Vázquez es sólo un pequeño repaso a la vida del personaje, y que todo transcurre con una velocidad de vértigo, como si hubiese que comprimir demasiadas décadas en poco metraje. Vázquez era casi un personaje de tebeo, el protagonista de un vodevil de la España costumbrista de postguerra, y, aunque la película le describe exactamente como eso, nos quedamos con ganas de conocer más detalles sobre determinados aspectos de su increíble vida, como las relaciones con sus demás mujeres e hijos, y, sobre todo, las circunstancias que rodearon al nacimiento de todos esos personajes entrañables, un aspecto que sin duda el cine de Hollywood sabe aprovechar. Uno se imagina un hipotético biopic de Stan Lee (que estoy seguro podremos ver en poco tiempo), con una escena épica y emocionante que recoja el momento en que dio vida a Spiderman o a Hulk.

Aibar se centra en la picaresca, en las penurias existenciales que sólo la excéntrica personalidad del protagonista puede disimular. Y en ese sentido, cobra especial relevancia la interpretación de Segura, quien encaja como un guante en el personaje. Creo, sin embargo, que el actor sigue cargando con la pesada losa que supone haber creado a un tipo como Torrente, quien guarda cierta relación con Vázquez, por su condición de gamberro, caradura y genio, aunque yo hubiese preferido que ciertos tics torrentianos no estuviesen presentes en la interpretación. Mención especial merece sin duda un Alex Angulo genial, demostrando una vez más que es uno de los mejores actores de nuestro país.

Mi generación llegó algo tarde a 13 Rúe del Percebe, y apenas conoció a las Hermanas Gilda o a la Familia Cebolleta. Si disfrutamos, sin embargo, con Anacleto, y, sobre todo, con las obras de otros autores compañeros de Vázquez en Bruguera, como Escobar y sus Zipi y Zape, y, claro, Ibáñez y sus Mortadelo y Filemón. El propio Ibáñez aparece interpretado de manera magistral, protagonizando momentos memorables en compañía de Vázquez en la sede de la mítica editorial. Uno lamenta la ausencia del Ibáñez real en el prólogo de la película, todo un homenaje a dos artistas fundamentales de nuestra cultura.

Necesitamos películas como El Gran Vázquez. Porque reivindica la figura de un tipo que hizo reír a los españoles en una etapa difícil, poniendo color a un país repleto de tonalidades grises. Y además porque supone una novedad temática y argumental imprescindible para que nuestro cine abandone clichés y prejuícios. Y, claro, sin ser una maravilla, yo la he disfrutado porque soy un absoluto amante de las viñetas.

Mi puntuación en IMDB:6.

 

Gloria Stuart (1910-2010)

Se nos ha ido una parte del cine. Puede sonar a afirmación desmedida, exagerada, pero Gloria Stuart era, en mi opinión, una parte de esta bella manera de contar historias. Nunca fue una estrella rutilante, pero su historia es casi la historia de Hollywood. Alguien que rueda su primera película en 1932 y se despide del cine en 2004 es alguien que ha conocido la industria en todas sus etapas, desde aquellos años dorados, en los que se convirtió en una estrella menor, hasta aquel 1997, cuando tuvo el honor de contarnos una de las más maravillosas historias de amor que el cine ha contado nunca, a bordo de un trasatlántico legendario…Titanic hizo justicia con una mujer cuya presencia simbolizó la historia del cine, y a la que James Cameron entregó sin duda el papel de su vida, una vida que se alargó hasta los cien años, cien años de cine…

No podemos hablar de una carrera repleta de títulos destacables y galardones. Es cierto que en 1933 participó en una de mis películas de terror favoritas de siempre, El Hombre Invisible, la maravilla de James Whale en la que enamoraba a Claude Rains, pero nunca fue una actriz de papeles memorables. Fue actriz en la Meca del Cine durante siete décadas, y eso es ya un mérito a destacar.

Hace unos meses publiqué en mi blog de la revista Acción un artículo sobre Titanic, del que creo no hice mención aquí. En él rendí mi particular homene a Gloria Stuart, y por ello creo que es un buen día para que ponga él link, por si alguien quiere echarle un vistazo:

//www.accioncine.net/blogs/flying/457-titanic-cuando-james-cameron-se-sento-en-su-trono.html

Se nos han ido 100 años de cine. Descanse en paz, Gloria Stuart…

//www.imdb.es/name/nm0001784/

Un Pequeño Cambio

Parece mentira que el género de la comedia romántica, que tanto nos ha decepcionado últimamente, nos ofrezca simultáneamente en la cartelera dos productos tan satisfactorios como son Salvando las Distancias, de la que hablé aquí hace unos días, y ésta, Un Pequeño Cambio, que vuelve a dejar ese sabor de boca agradable con el que yo al menos salí tras verla. Quizás haya que matizar que en este caso la estructura argumental puede alejar a la película de una indudable adscripción al género, pero yo sí creo que tenemos más motivos para considerarla como una comedia romántica que motivos para no hacerlo.

Lo curioso es que tras ver esta película, la sensación es bastante más satisfactoria que lo que uno podría pensar si nos atenemos a los importantes defectos que se detectan. Estamos ante una historia protagonizada por una mujer que ansía quedarse embarazada, Jennifer Aniston, y que apuesta por la inseminación ante la ausencia de pareja, en un argumento que nos recuerda a El Plan B, la cinta que Jennifer López estrenó entre nosotros el pasado mes de mayo, y que desde luego era mucho menos interesante que ésta. No destripo nada si adelanto que el mejor amigo de la chica, Jason Bateman, se quedará con ella, por no hablar de otros aspectos de la trama tristemente predecibles. La película cuenta, además, con los inevitables secundarios jocosos, aunque en este sentido hay que distinguir entre la prescindible Juliette Lewis y el estupendo Jeff Goldblum. Muchos tópicos del género, pero un resultado final más que correcto. Y, en mi opinión, la causa primordial tiene nombre y apellido.

Jason Bateman es ese actor al que mi generación descubrió a finales de los 80 cuando sustituyó a Michael J. Fox en la secuela de aquella gamberrada que fue Teen Wolf. Ni la primera ni la segunda eran precisamente obras maestras, y hoy sólo sirven para recordar con nostalgia años pasados. El caso es que Bateman estuvo fuera del panorama cinematográfico varios años, aunque parece que ha llegado su momento. Y es que tras papeles de poca relevancia en películas ambiciosas como Hancock o Up in the Air, su papel en Un Pequeño Cambio le revela como un actor mayúsculo, una presencia capaz de merendarse a la supuesta estrella de la cinta, esa Jennifer Aniston que decididamente es la única estrella de Friends con una filmografía mínimamente decente. Pero Jason Bateman, con sus caras, sus gestos y su voz en off, lleva el peso de la película y la eleva a niveles impensables en su ausencia.

Hay niño, presencia también fundamental en el género, aunque aquí no molesta y se convierte, de hecho, en el único capaz de aguantar el estupendo nivel de Bateman. Es evidente que los niños no actúan, sino que se limitan a jugar delante de las cámaras, recitando las frases que se le han hecho memorizar. Pero aquí el cásting ha resultado perfecto. No quiero olvidarme tampoco de un Patrick Wilson cumplidor en su papel, el típico rival de Bateman a la hora de conquistar el corazón de la chica. Wilson saltó a la palestra hace algo más de un año como el Búho Nocturno de Watchmen, y parece que ha llegado para quedarse.

Todos ellos componen un reparto estupendo, del que sólo podríamos prescindir de Juliette Lewis, recuperada para el cine, lo mismo que Jeff Goldblum, mucho más talentoso que ella. El cásting se antoja decisivo para el buen tono global de la película, así como ciertas novedades argumentales que, sin embargo, no compensan la enorme previsibilidad de la historia.

Es evidente que los mejores tiempos de la comedia romántica han pasado. Para disfrutar plenamente del género habrá que recurrir al cine en casa, con la screwball comedy en blanco y negro y diversas reliquias en color, con Pretty Woman a la cabeza. Ahora sólo nos queda el merengue, que empalaga hasta la rendición, aunque de vez en cuando nos encontremos con cosas tan estimulantes como Un Pequeño Cambio. Algo es algo.

Mi puntuación en IMDB:7.

//www.imdb.com/title/tt0889573/

eriag Top: Mis 10 pelis más esperadas

Demasiado tiempo sin un top…Ya toca, y esta vez me voy a centrar en las películas de estreno más o menos próximo que tengo ganas de ver. No suelo dedicar entradas en el blog a informar sobre el cine que viene, ya que creo que para fotos, tráilers y noticias existen multitud de webs. Yo, como siempre, hablo sobre películas que veremos desde mi punto de vista, comentando preferencias y las sensaciones que me provocan los distintos cástings y directores que se van anunciando. Hay, en este top, películas que están en diferentes estados de producción, desde alguna de estreno inminente hasta otras que tardarán más de un año en ver la luz. Pero, afortunadamente, todas ellas están confirmadas. Esta es una muestra del cine que veremos próximamente, y que yo espero con impaciencia…

10.  THOR

El Poderoso Thor tiene previsto su desembarco en las salas el 6 de mayo de 2011, con un proyecto ambicioso que pondrá al Dios del Trueno en boca de todos. Kenneth Branagh dirige una película que, de no ser por su edad, podría haber protagonizado, teniendo en cuenta su evidente aspecto nórdico. Finalmente la responsabilidad ha recaído en Chris Hemsworth, quien estará acompañado por gente tan interesante como Natalie Portman, Anthony Hopkins, Stellan Skarsgard o Rene Russo. El tráiler que se pudo ver en la pasada ComiCon de San Diego pintaba muy pero que muy bien…

//www.imdb.com/title/tt0800369/

9.  BALADA TRISTE DE TROMPETA

El director es la estrella. Alex de la Iglesia estrenará el próximos mes de diciembre esta historia sobre la rivalidad de dos payasos durante el franquismo, una película que ya ha triunfado en el pasado Festival de Venecia y que puede recordarnos, aunque sea de forma más trágica y en un contexto más visceral, a las andanzas de aquellos dos cómicos que nos presentó en su olvidada y estupenda Muertos de Risa.

//www.imdb.com/title/tt1572491/

8.  SUPERMAN: THE MAN OF STEEL

Debería de estar más arriba en este top, pero las últimas noticias me hacen pensar que he de ser pesimista. Todo el mundo conoce la historia: Bryan Singer no logró resucitar para el cine al Hombre de Acero, y aunque inicialmente Warner aprobó la secuela (y de hecho mantiene el título que Singer había pensado), finalmente el director de Sospechosos Habituales fue apartado del proyecto, que cayó en las sabias manos de Christopher Nolan y su troupe. Nolan producirá, David S. Goyer escribirá, pero estos días hemos conocido la posible terna de cineastas que podrían hacerse cargo, y la verdad es que es como para preocuparse. Ni Tony Scott, ni Duncan Jones, ni Jonathan Liebesman ni Matt Reeves parecen tener el suficiente bagaje como para dirigir Superman, aunque de todos ellos Scott es el único que ha demostrado un estilo, que, por otra parte, difiere bastante, en mi opinión, de lo que se necesitaría. Brandon Routh no está descartado para que repita, aunque últimamente se ha hablado de Jon Hamm (Mad Men). El estreno está previsto para 2012.

//www.imdb.com/title/tt0770828/

7.  CAPITAN AMERICA

Me muero de ganas. El Primer Vengador llegará en julio de 2011, y tendrá como director a Joe Johnston, artesano del cine de género que pondrá su experiencia al servicio de un proyecto atractivo, ambientado en la Segunda Guerra Mundial y que contará con Chris Evans como protagonista. En Iron Man 2 ya pudimos ver el escudo…

//www.imdb.com/title/tt0458339/

6.  X-MEN; FIRST CLASS

También en 2011 disfrutaremos de las andanzas de unos jóvenes X-Men, en un proyecto que dignifica los primeros trabajos con el grupo de los entrañables Stan Lee y Jack Kirby. Dirige Matthew Vaughn, quien tras el buen trabajo que realizó en la estupenda Kick Ass, parece sobradamente preparado. Estoy deseando ver a los jóvenes Magneto y Charles Xabier…

//www.imdb.com/title/tt1270798/

5.  LOS VENGADORES

Menuda la que montaron los actores que les darán vida en la ComicCon. Joss Whedon dirige, y es de suponer que recojerá una aventura conjunta de los héroes que iremos viendo en los cines. La veremos en 2012.

//www.imdb.com/title/tt0848228/

4.  THE ADVENTURES OF TINTIN: THE SECRET OF THE UNICORN

 

Menuda foto más espectacular…Ver a estos dos genios del cine con los bombines de Hernández y Fernández nos hace pensar en el cariño y la fidelidad con la que se embarcan en semejante aventura.

//www.imdb.com/title/tt0983193/

3.  BURIED

El hype que se ha creado es brutal…Una película pequeña, dirigida por un tipo que se ha ganado a toda la industria con apenas 85 minutos de metraje asfixiante, y que además es paisano mío… Enterrado se estrenará, afortunadamente, el 1 de octubre, o sea, dentro de nada, y me da que confirmará a Rodrigo Cortés como un cineasta mayúsculo…

//www.imdb.com/title/tt1462758/

2.  THE HOBBIT

Otro proyecto repleto de problemas…Guillermo del Toro se ha caído, y se rumorea que podría volver Peter Jackson…Se supone que la veremos en 2012, pero no hay nada seguro. Yo ansío volver a la Tierra Media…

//www.imdb.com/title/tt0903624/

1.  BATMAN 3

No hay título, ni villano…pero tras The Dark Knight…Cuento los días, cuento las horas…

//www.imdb.com/title/tt1345836/

 

Es cierto, hay mucho cómic, pero ésta es la tendencia y los derroteros por los que se mueve el cine en la actualidad. Y cierto es además que las adaptaciones comiqueras son las que más información previa proporcionan. Alguna de estas películas defraudará, probablemente, pero, a día de hoy, invitan a ilusionarse y a soñar. Porque para mi, como siempre digo, el cine está hecho del material con el que se hacen los sueños…

Feliz fin de semana…

Salvando las Distancias

Hay dos géneros antágonicos, radicalmente opuestos, que terminarán muriendo por repetición, consumidos ante la indiferencia del personal hastiado porque le cuenten siempre la misma historia con idénticos recursos. Son la comedia romántica y el terror, sin duda refugiados en un manto de público fiel, mayor en el caso del segundo, pero que cada vez mira con más hartazgo esa repetición de fórmulas. Así, de la misma forma que los más sedientos espectadores de sangre cinematográfica están cansados del típico slasher, los amantes de estos amoríos de pantalla cada vez detestan más esas historias de relaciones de guaperas rodeados de secundarios simpáticos o soeces. Por ello, cada pequeña innovación, por irrelevante que pueda parecer, es bien recibida, como si el espectador adicto a estos dos géneros concediese una tregua a este tipo de cine.

En el caso de la comedia romántica, aunque se incluyan novedades, es evidente que hay cosas que no pueden faltar. Salvando las Distancias me ha entretenido, porque precisamente contiene algún elemento nuevo que la hace fresca y divertida, y además cuenta con los ingredientes más habituales, añadidos con acierto y que no molestan. Está, como todo el mundo sospechaba, a años luz de las mejores muestras del género, pero, al mismo tiempo supera con creces a buena parte de lo que se nos ofrece habitualmente. Empezaré hablando de los lugares comunes, de esos aspectos con los que ya contabas y que están presentes en todas las comedias románticas, porque, admitámoslo, puede que sin ellos no pudiésemos hablar de comedia romántica.

Tenemos unos secundarios divertidos, soeces, escatológicos y que provocan risas. Ojo, que he dicho risas y no carcajadas (puede que ahí radique la principal diferencia entre películas como ésta y las mejores del género). En muchas ocasiones ellos son la mejor excusa para abandonar el almíbar presente en este tipo de producciones, y aquí desempeñan ese papel con solvencia. Hay que hablar también del inevitable happy end, bien elaborado aquí, sutil, poco empalagoso y sencillo, como dando por sentado que, ya que hay que incluírlo, puede que sea mejor que moleste lo menos posible. E incluso esos típicos vavivenes en la relación de los protagonistas, con las inseguridades, las dudas acerca de la conveniencia, que aquí se multiplican por la distancia que les separa, están llevados de manera correrta, sin altibajos poco creíbles.

Otro acierto de la película es Justin Long, un chico que, en mi opinión, debería de empezar a copar papeles importantes, ya que demuestra en cada irrelevante película que tiene bastante más talento que buena parte de los actores de su generación. Por su parte, Drew Barrymore ofrece lo de casi siempre, sus tics, su boquita torcida y su pose angelical, aún dando por hecho que es una chica que ha mamado la industria desde que era una niña y conoce los resortes de la profesión como nadie.

Pero en mi opinión, lo mejor de esta película es ese gusto por lo irreverente, por poner en boca de los personajes, protagonistas y secundarios, frases atrevidas y escatológicas, referidas, en la mayor parte de los casos, al sexo, ese elemento que en buena parte de las comedias románticas aparece eclipsado por Cupido y sus andanzas.

Como ya sabíamos, Salvando las Distancias será una película de la que nadie o casi nadie se acordará en unos meses, cuando repasemos lo mejor de este año. Pero tampoco sería justo relegarla a la más absoluta indiferencia, porque a mi me ha hecho pasar un buen rato. Y eso, en estos tiempos, es ya todo un tesoro…

Mi puntuación en IMDB:6.

//www.imdb.com/title/tt1322312/

Habitación en Roma

 

No es Julio Médem uno de mis directores favoritos. De hecho puedo afirmar, habiendo visto toda su filmografía, que su cine no me gusta. Le reconozco un estilo, una personalidad, causante sin duda de lo poco que me atraen esas historias tan personales y oníricas, casi paranoias, sólo digeribles por quienes entren en esas atmósferas y tramas en ocasiones poco entendibles. Pero en sus últimos proyectos Médem ha cambiado el rumbo, abandonando sus inquietudes y ofreciendo cosas más accesibles. Pero tampoco le han salido bien las cosas. Si en La piel contra la piedra se acercó al problema del terrorismo etarra, con una equidistancia cuanto menos peligrosa en mi opinión, en Caótica Ana pareció por momentos volver a las andadas, con nefastos resultados. Habitación en Roma es una curiosa historia de amor, basada en la película chilena En la cama, y supone el segundo mejor trabajo del director, tras Los amantes del Círculo Polar. Pero, aún así, muchas cosas son manifiestamente mejorables…

Puede que la manera de "vender el muñeco" no fuese la más conveniente. Desde su concepción, Habitación en Roma se vendió como una propuesta de altísimo contenido erótico, imposición sin duda de los productores, que sospecho no habrá hecho ninguna gracia al director. Estamos ante una de esas películas que cuentan con un atractivo de partida, con dos personajes que se conocen en una noche y evolucionan en su relación durante ese breve período de tiempo. Todo ello en una habitación, escenario único, en donde, por supuesto, se desata la pasión. Pero Médem, como no podía ser de otra manera, cuida al máximo todo lo que rodea a esos revolcones, con su música, su deliciosa fotografía y sus encuadres milimétricamente estudiados. Ahí falla la película.

Todo resulta falso y teatral. Se vuelve a incurrir en uno de los fallos habituales en nuestro cine, con esa exageración en las interpretaciones y en los diálogos. Lo que dicen las protagonistas, cómo lo dicen, cómo se mueven…El fondo podría ser interesante, pero la forma chirría. Lo mismo ocurre en el cine del talentoso Fernando León de Aranoa. Lo mejor del cine es que debe de hacernos olvidar que es cine. Y en la película de Médem su presencia tras las cámaras se nota, se intuye…

Pero hay cosas buenas. Como guionista, Médem sabe llevar la historia por unos derroteros atractivos, mantener el interés durante un metraje que no es precisamente breve, teniendo en cuenta que hablamos de una película que transcurre en una habitación y que cuenta con dos únicos personajes. Y resulta interesante la utlización de las nuevas tecnologías, con esos mapas vía satélite a los que internet da acceso, y que proporcionan diálogos y situaciones pertinentes.

Muchos verán lo mejor del cine de este peculiar director. A mi, precisamente eso, es lo que menos me gusta. La poesía visual, lo redundante de sus planteamientos, llega a cansarme. De hecho, casi al final, vuelve a sus manías, con esa escena de la flecha de Cupido que, en mi opinión, es totalmente prescindible.

Habitación en Roma es una historia de amor, interesante por momentos, a la que le sobran esos recursos estilísticos siempre presentes en el cine de su director. No alcanza la rotundidad de Los amantes del Círculo Polar, pero en mi opinión, le da ciento y raya a cosas como La Ardilla RojaTierra.

Mi puntuación en IMDB:5.

//www.imdb.com/title/tt1263750/

El Americano

Clooney busca nuevos retos, afrontar desafíos apartándose de las líneas básicas de la típica producción diseñada para el lucimiento de una estrella de su magnitud. Les ocurre a todos, o a casi todos, porque sólo Tom Cruise parece cómodo sin salirse de los blockbusters. Los demás, los astros adulados por la industria, quieren, en ocasiones, probarse en otros registros o indagar en nuevos caminos que conduzcan al éxito. En este caso, el actor, también productor en esta película, ha optado por ceder la dirección a un cineasta diferente, un creador de videoclips dotado de talento para ofrecer esa nueva senda a la estrella inquieta. Anton Corbijn, director de Control (en la que se acercó a la banda Joy Division y a su líder Ian Curtis) y de numerosos vídeos musicales para grupos de éxito (U2, REM…), deja su sello en un thriller distinto, que bebe de las peculiaridades del género en los 70. Clooney es un espía, o un agente secreto, pero que nadie espere acción frenética ni disparos por doquier.

El Americano no presenta, pues, esos atractivos ingredientes que a priori pueden interesar al gran público. Corbijn lo cede todo a su protagonista, quien compensa la falta de adrenalina con su continua presencia en pantalla. Pero afortunadamente George Clooney está logrando niveles de interpretación difícilmente mejorables. Su personaje tiene chicha, mucha más que un Danny Ocean, por poner un ejemplo, y él no defrauda. El director se pone al servicio de una historia simple centrada en un tipo que nos remite a aquellos personajes del género de hace unas décadas, como el de Alain Delon en El Silencio de un Hombre o el de Donald Shuterland en El ojo de la aguja. Es cine pausado, tranquilo, de personajes, situaciones, lugares y emociones, lejos de las acrobacias de un Bourne…

Pronto se detecta la novedad. En la película se habla poco, casi tan poco como se hablaba en los spaguetti-westerns de Sergio Leone, a quien se homenajea en una simpática escena. Se nos cuenta la historia de un agente secreto que ansía retirarse, abandonar una vida que le impide amar y ser amado. En ese sentido encontramos cierta similitud con la anterior gran película de Clooney, Up in the air, en la que el viajero eterno no lograba establecerse. Su llegada a ese pequeño pueblo italiano le obliga a aceptar una última misión, que desembocará en hechos decisivos. Para llegar a ellos, acompañaremos al personaje por suelos empedrados, parajes bucólicos y días aparentemente plácidos, hasta que, como no podía ser de otra manera, todo se complica.

Los resultados en taquilla están siendo buenos, sin duda gracias al tirón de la estrella. Pero dudo que la gran mayoría haya salido contenta del cine. El Americano es la versión buena de Syriana, aquel tostón por la que Clooney logró el Óscar al mejor actor de reparto hace unos años. Ya entonces intentó explorar otros caminos, y sólo logró, en mi opinión, aburrir. Ahora la presencia de Anton Corbijn sí le ha servido para reivindicarse como un excelente actor, saliéndose de tópicos y clichés. Y ofreciendo una película distinta pero interesante, y que, por cierto, presenta una enorme virtud que no abunda en la actualidad: un desenlace perfecto y memorable.

Me gusta el Clooney de casi siempre, el galán al que las majors ponen a su disposición grandes presupuestos para rodar proyectos de garantizada rentabilidad. Éste también me ha gustado mucho.

Mi puntuación en IMDB:7.

//www.imdb.com/title/tt1440728/