Zombis Nazis

Nada nuevo bajo el sol…o bajo la nieve en este caso. Zombis Nazis se estrenó el pasado mes de agosto entre nosotros y se presentó como una propuesta gore a medio camino entre la parodia y el terror, con el aliciente añadido de tratarse de una producción noruega, cinematografía que no suele aportar muchas películas a nuestra cartelera. Pero lejos de apartarse de tantas y tantas películas de facturación norteamericana englobadas en el cine de género, estamos ante más de lo mismo, otra cinta de terror cuyas supuestas novedades se quedan en mero maquillaje, sin llevar al género a ningún nivel que no hubiese alcanzado anteriormente. Aquí los zombis son nazis, y caminan por la nieve. Y quien busque más innovaciones, que espere sentado…

Con semejante presentación, casi podría ahorrarme el resto del texto. Estamos ante una película sólo recomendable a los más fans del género, a pesar de ciertos atractivos iniciales. Es lógico que los putrefactos seres insertos en uniformes nazis puedan resultar, a priori, interesantes. Y los escenarios nevados proporcionan un contexto de terror ciertamente distinto a lo que solemos ver. Pero lo que tenemos no es más que la típica historia de terror a la que el cine recurre una y otra vez: grupo de jóvenes de aspecto atractivo que se adentran en un paraje desconocido plagado de amenazas, esta vez en forma de muertos vivientes que en su anterior existencia eran oficiales nazis. Y a partir de ahí, lo que todos suponíamos, con la sucesión de muertes, vísceras y demás tópicos.

La demostración principal de que los responsables quieren ofrecer lo que finalmente ofrecen es la persistencia en esa moda impuesta en su día por Scream, que consiste en hacer constantes referencias a los clásicos del terror. Los personajes hablan de Viernes 13, y apuntan a Posesión Infernal como máximo referente, algo lógico una vez vista la película, ya que la estupenda peli de Sam Raimi aparece como inspiración destacada.

Y no hay mucho más que decir. Quizás sería justo reconocer los méritos de la película en el apartado técnico, con mutilaciones, efectos visuales y de maquillaje que en nada tienen que envidiar a los slasher facturados por Hollywood. Pero la reiteración en argumentos y estilos impide cualquier satisfacción a un espectador hastiado de que le ofrezcan siempre lo mismo.

Espero que vuelvan las críticas de estrenos, que tengo por ahí una cuenta pendiente con un aprendiz de brujo…

Mi puntuación en IMDB:4.

//www.imdb.com/title/tt1278340/