Bioshock 1 y 2 – Welcome to Rapture

¡Hola queridos lectores! Aquí estoy un día más para haceros pasar un ratito ameno, y dado que mi próximo juego esta aún en preparación y promete ser el mejor juego jamás visto en la historia (Sobre todo si sois ciegos), pues he optado por hacer una entrada de esas que improviso sobre la marcha. El caso es que como ahora mismo estoy rejugando el “Bioshock 2”, me ha dado por pensar el porque esta saga de juegos de FPS es la única que me gusta  dentro del mega-explotado género. Para ello, y sin que sirva de precedente (O tal vez sí) voy a ir hablando de las cosas según me vienen a la cabeza. ¿Preparados?

BIOSHOCKS
 
Welcome to Rapture 

De lo primero que me gustaría hablar es de Rapture, la increíble ciudad submarina erigida sobre ideales que es sin duda la gran protagonista del juego. Mientras avanzas por cada una de sus zonas tienes a Rapture siempre presente, ya sea por sus inmensas efigies o por la extraña desazón de observar la decadencia de algo grande que se vino abajo por la cosa mas natural del mundo: La estupidez humana.

Da igual que seas un humano o un Big Daddy clase Alpha. Entras allí y como jugador ya no piensas en salir, sino de empaparte de la inmensa cantidad de información que nos muestran sus calles, para desvelar cada mínimo detalle de la historia que llevo a Rapture a la ruina. Y es que parece mentira que un juego de “tiros” sea a la vez tan profundo en su historia.
Big Daddy Clase Beta 

Pero en esta entrada no voy a hablar de las historias (Que son estupendas), para evitar Spoilers a todos aquellos que tengan ganas de sumergirse en Rapture por primera vez o volver a visitar sus salas, sin embargo si que me gustaría hablar un poco del original universo creado para la ocasión.

¿Conocéis esa extraña sensación que se tiene cuando notas que estas descubriendo algo único? Digamos que Bioshock es algo así. Todo lo que nos rodea despende un halo único, empezando por los splicers matones (Enemigos “masillas”) y acabando por el combo formado por el trío de ases Big Sister / Big Daddy / Little Sister (En el 2 la principal novedad es la Big Sister). Enemigos que nos fascinaran por su original puesta en escena, comportamiento único, y con una personalidad propia mucho mayor que los explotados nazis / zombies / alienígenas que campan a sus anchas por los cientos de shooters clónicos que hay en el mercado.
A dream come true 

Una cosa que me resulta curiosa, es que con lo “paquete” que soy  jugando a FPS, jugar a Bioshock no se me hace ni mucho menos difícil. Casi podría afirmar que son juegos fáciles incluso en su mayor nivel de dificultad (Hablo de Xbox 360… Que por lo que tengo entendido en PS3 hay uno más la hostia de chungo XD). Si, al principio matar un Big Daddy / Big Sister puede ser una odisea, pero una vez que consigues algunos tónicos y plasmidos, las maneras de afrontar un combate son tan abrumadoras, que casi tienes recursos para cualquier contratiempo que pueda presentarse. ¿Hace eso el juego aburrido? Ni mucho menos. Cada escenario esta lleno (En su mas estricto sentido de la palabra) de recovecos y caminos llenos de secretos, por lo que para hallarlos todos tienes que explorar, y aun así tienes la sensación / conocimiento de que te dejas algo por descubrir… Y eso amigos míos es algo que me fascina… 

Pero hablar de Bioshock es también hablar de cómo puedes jugarlo, y de las posibilidades jugables que ofrece. El juego te deja disfrutarlo tal y como te da la gana (Y ya sabéis que eso a mi me encanta), abriendo ante ti un abanico de posibilidades que pueden hacer si quieres cada partida única. Hagamos un pequeño resumen:
  Sin palabras

• Te da elecciones morales que pueden variar el final del juego (Cada uno de los 2 juegos tiene diferentes finales), que si bien se basan en el binomio “Poder o moralidad”, ya te dejan elegir como afrontar la partida. Por supuesto, esto le otorga a los títulos esa cosa olvidada llamada “rejugabilidad”.
 
• Gran posibilidad de personalización del personaje. Como si de un juego de rol se tratara, podremos equipar habilidades al personaje de muy diferentes facturas, por lo que la experimentación en este campo te recompensara con nuevas experiencias jugables.
 
• ¿Armas? Pueden parecer pocas en un principio, pero si juntamos los plasmidos (De muy variados efectos), los elementos de seguridad a piratear y que cada una de las armas tiene 3 tipos de munición diferente, al final nos encontramos con un gran arsenal en nuestras manos. Además, cada cosa es útil para determinada situación, por lo que su sabio uso te recompensara con un gran ahorro de munición… Y ya sabéis que en tiempos de crisis hay que saber ahorrar XD.
 
• Las grabaciones. Explorar Rapture hasta su mas mínimo recoveco te recompensara con un mayor conocimiento de la historia de su emerger y posterior caída gracias a estas grabaciones que fueron dejando los habitantes de la ciudad. Variadas historias que nos harán ver y sentir diferentes puntos de vista de nuestra ciudad “fantasma” preferida.

¿No os parecen suficientes razones para hacer de estos juegos algo inmenso?, Pero no nos engañemos, Bioshock tiene sus fallos, que pueden echar para atrás a algunas personas. Decir que a mi no me afectan, de hecho algunos me parecen virtudes, pero es muy comprensible que haya quien los encuentre un “handicap” demasiado grande debido a sus gustos. Por eso me gustaría nombrarlos también.
 
El juguete que siempre soñe 

• Las “vitacamaras” ¿Vidas infinitas? Digamos que  a mi no me desagradan, prefiero que no me maten y por eso voy siempre jugando como si no existieran con un buen arsenal de botiquines, pero las agradezco cuando las que yo llamo “odiadas balas perdidas” acaban con mi vida a traición. Además, si no te gustan las desactivas y listo (En el 1 era necesario un parche, pero en el 2 viene de serie esa opción).
 
• Variedad de enemigos. Más acusada en el 1 que en el 2, pero no demasiado amplia en ninguno. Eso si, cada tipo es muy diferente, y las hordas variadas te harán pensar como actuar en cada ocasión. Aun así, he visto juegos con menor variedad de enemigos.
 
• En el bioshock 1: El enemigo final. En mi opinión completamente innecesario, y de una dificultad ridícula. De hecho, el tramo final del Bioshock 1 es lo peor del juego (Las razones las conoceréis si lo jugáis o ya lo habéis jugado. Aun así, no es que sea mala, sino que el resto es muy bueno).
 
• En el bioshock 2: Los primeros compases. Si cuando se dice que estos juegos son la cara y la cruz, es en todos los aspectos, tanto narrativos como jugables. El principio es un poco lento, pero la historia va siempre hacia arriba.

Y la verdad es que pocos fallos puedo nombrar mas de estos pedazos de juegos (Si, de ambos, aunque haya quien este emperrado en decir que el 2 es innecesario).

Y con esto acabo mi entrada de hoy, que no pretende ni de lejos ser un análisis, ya que esta escrito por un “friki-fan” de la saga, pero que sin embargo espero que anime a probarlos a todos aquellos que no lo hayan hecho (O a rejugarlo, que merece la pena), y por supuesto invitaros a dejar vuestros comentarios…

¡Hasta la próxima entrada!