Batman Arkham Asylum, análisis

Literatura, cine y comics han sido tres vértices en un ciclode reciclaje por los que personajes y guiones se han movido entre medios, através de flechas bidireccionales, para revitalizarse y suplir la carencia deideas internas. Recientemente empieza a unirse la última de las esquinas, losvideojuegos, que hasta el momento habían tenido una relación parasitaria,fagotizando influencias de los otros tres y pocas veces influyendo en el resto.Batman Arkham Asylum sigue esa línea, siendo uno de sus principales logros elde la acumulación de buenas ideas de cine y comic para crear un videojuego fielal personaje original. Batman Arkham Asylum posiblemente no sea el mejorvideojuego de Batman, pero sin duda es el mejor Batman de videojuegos.

Batman de Alex Ross.

Rocksteady, un equipo de desarrollo pequeño y sin demasiadaexperiencia, su anterior y único trabajo fue el interesante Urban Chaos, quepaso algo desapercibido, se hizo con una de las franquicias estrellas de DC. EnRocksteady han sido conscientes de sus limitaciones. Es fácil dejarse llevarpor la ambición y querer hacer un sandbox sobre Batman: Una Gotham ultra góticaque explorar, con fases de investigación por las oscuras calles combinadas conotras de acción más directa, implementación del batmovil con el que recorrer trepidantementelas calles en espectaculares persecuciones. Proyecto difícilmente realizablepor un estudio medio / pequeño como son. Seguramente, si la ambición loshubiera cegado, hubiera salido un juego con grandes propósitos con los que noshubieran hypeado durante meses para acabar siendo un producto mediocre más que,seguramente, jamás hubiera comprado y mucho menos analizado. En cambio, hanhecho un juego pequeño pero pulido, sin demasiados escenarios pero con unacapacidad de renovación continua. Bien pensado, estructurado y realizado.

Portada de Batman, las mejores historias jamás contadas, una imagen casi calcada a las del juego.

La aventura nos lleva a Gotham, la más gótica de lasciudades, y nos sitúan en el asilo de Arkham, el más gótico de los edificios dela urbe. Batman, nuevamente, ha apresado a el Joker y lo lleva de vuelta a lasdependencias del psiquiátrico del que nunca debió salir, todo es demasiadosencillo. Tras escoltar al prisionero hasta la zona de seguridad, el Jokerlogra soltarse y huir. Lo que parece una acción aislada, poco a poco, empieza arevelarse como un sórdido y largamente meditado plan del payaso rey del crimen.Las defensas del presido caen una a una y el peligroso psicópata consiguehacerse con el control y, lo que es peor, empieza a ultimar su plan quereducirá la ciudad a escombros. Se nota en el guión la labor de Paul Dini,guionista de las aventuras de Batman. Sí, aquella serie y posteriormentecolección de comics llegada a una ya muy abarrotada ración mensual de viñetasprotagonizadas por el hombre murciélago. Empezó siendo ignorada por público ycrítica, por su aire infantil, pero se fue convirtiendo poco a poco en la seriemás fresca y revitalizadora de las muchas que conformaban el panoramacomicquero de Batman. Hay que hacer mención por su calidad al número especial“Amor loco” en el que se cuenta el origen de Harley Queen.

Portada de Batman, Amor Loco

La historia de Arkham Asylum no deja de ser la típica decomic, pero no de un número mensual más, sino de uno de esos especiales con eldoble de paginas en los que se juntan una cantidad ingente de villanos paracrear una aventura tan grandilocuente como irrelevante. Todo acaba tal y comoempezó. Donde los villanos viven en una perpetua paradoja de Zenón, siempre lamitad más próximos de acabar con su odiado enemigo pero nunca consiguiéndolo.Pero, a la vez, terriblemente divertida.

En el videojuego encontramos una aventura 3d en la que semezcla la exploración, sigilo y escenas de acción. Todo perfectamente integradopasando de un modo a otro de manera fluida dando gran sentido de cohesión a laaventura.

El psiquiátrico de Arkham no es demasiado grande pero en élse encuentran multitud de secretos. Rocksteady en vez de ofrecernos, como eshabitual, una larga sucesión de escenarios casi-clónicos, vacíos, que son másun fondo de cartón, pocos pero cuidados. Durante la historia deberemos recorrerlos mismo lugares varias veces pero siempre habrá algo nuevo, o bien habránaparecido nuevos enemigos, habrá variado por alguna acción realizada durante lahistoria o, al estilo de Metroid, gracias a los nuevos gadgets adquiridospodremos acceder a lugares que hasta el momento teníamos vedados.

Imagen clásica del Joker utilizada en el juego, en la portada se pueden ver también a dos Caras, El enigma y El Pingüino.

 Para añadir un toquede exploración extra uno de los enemigos de Batman, el Enigma, a distribuidoobjetos con su símbolo del interrogante y nos desafía a encontrarlos. Además,en muchas de las estancias a repartido acertijos que deberemos resolverinvestigando la zona. No son demasiado difíciles de conseguir, en especialcuando nos hacemos con el mapa de tesoros, pero nos mantendrán entretenidos yuna vez finalizada la aventura siempre podremos volver para encontrar los quenos dejamos atrás. El recolectarlos tendrá algún beneficio extra pues con ellos podremos desbloquearbiografías de enemigos, modelados de personajes y, lo más interesante, salas dedesafío con las que poner a prueba nuestra experiencia en el combate y en elsigilo.

El sistema de combate es sencillo pero terriblementeefectivo. No se basa en complicadas combinaciones de botones ni en machacarlosalocadamente. Aquí se reduce a dos tipos principales de movimientos: atacar ydefenderse. Puede parecer un sistema sencillo pero también es increíblementeeficaz, en especial porque cuenta con una fluidez entre movimientos impagable.En la danza, uno de las principales virtudes que han de tener los bailarines esel not stop dancing, es decir, que los movimientos de transición entre lasdistintas figuras sean fluidos, dotando al conjunto de harmonía. Es tanimportante o más que la técnica de realización en si. Con el juego que estamostratando ocurre lo mismo, la sensación de fluidez entre movimientos esasombrosa y dan lugar a un sistema de combate que enmascara los pequeñosdefectos técnicos. La dificultad de ellos, además, no es demasiado elevada y esmuy reconfortante observar a lo lejos un grupo de matones desarmados, descenderde la gárgola desde la que los observábamos, andar hacia ellos con airechulesco y derribarlos uno a uno en un vertiginoso y violento baile demamporros.

Viñeta del album Batman, la broma asesina, donde se relata el origen del Joker.

Cuando los enemigos de Batman tengan armas de fuego no seráeficaz un combate directo en el que nos acribillarían sin problemas en cuestiónde segundo, es necesario ser más sutil al eliminarlos. Para ello elprotagonista cuenta con una buena cantidad de técnicas de infiltración: desdecolgarse desde gárgolas por las que moverse y acechar a los enemigos,contundentes ataques silenciosos pasando por el empleo de los gadgets que seirán adquiriendo a medida que vayamos ganando puntos en la aventura.Lamentablemente hay técnicas mucho más efectivas y directas que otras y suelenser las que se emplean, dejando algunas como anecdóticas o para los mapas dedesafíos.

Gráficos

Existen bastante defectos técnicos menores, personajes queatraviesan paredes o luces que atraviesan personajes, texturas que cargan tardeo se ven algo falsas pero a nivel general tiene un buen aspecto, sin llegar aser brillante.

El modelado está cuidado pero, seguramente por los problemasmencionados del Unreal engine, tienen una textura demasiado plástica e irreal,especialmente Harly queen y algunos matones. Efecto que se ve acrecentado porcontar con primerísimos planos en ciertos movimientos. Una aventura de batmanno parecía precisamente ideal para correr bajo el unreal engine 3, ya sabemosque el software es especialmente capaz de trabajar la representación de metalese iluminación, pero que a la hora de crear cosas como pelo o tejido secomplicaba la cosa. Batman tiene nada más y nada menos que una ondeante capa dedos metros tras de si que ha de ser representada. Los diseños estáninfluenciados por los dibujantes de posturas de proporciones desproporcionadas,encabezados por Jim Lee, que les confiere un aire menos realista ycaricaturesco, una deformación en forma de músculos extraordinariamentedesarrollados. Han sido muy hábiles con esta elección pues es mucho más fácilque crear representaciones más realistas, como por ejemplo si se hubieranbasado más en los dibujos de Alex Ross, de los que, por otra parte, ya cogenalguna idea.

Espectacular portada de Alex Ross, las cejas marcadas y la textura de la máscara es casi identica a la del juego.

Los escenarios sin ser una maravillas cumplen a laperfección su papel de meternos en ambiente y los pocos de gran tamaño sontetricamente bellos, bastante influenciados por la estética de Tim Burton. Losinteriores están llenos de detalles y de guiños a los aficionados al personaje,eso sí, en ocasiones los filtros verdes o sepia hacen que se vuelvan algomonótonos.

Pero quizá el peor de los defectos sea el hecho de que laaventura incita al abuso de la habilidad: visión de detective. Con ella elprotagonista verá las estancias de manera monocroma pero se le revelan puntosdébiles, entradas secretas y, lo más importante, podremos ver permanentemente alos enemigos, atravesando paredes, y ver si cuentan con armamento. Esto haceque en las escenas de infiltración, así como cuando entremos en estanciasnuevas se abuse de esta visión, lo que resultará en que durante una grancantidad del tiempo de la aventura se desaprovecha la calidad gráfica.

Portada del 15 aniversario de la novela gáfica Arkham Asylum, dedicada a Klaim 2003 y Markov

Sonido

La banda sonora cumple pero no sobresale. Intenta acercarsea la majestuosidad de los temas creados por Danny Elfman para la primerapelícula de Tim Burton. No logra su objetivo, se acerca tímidamente, comoacomplejada, intentando parecerse y, a la vez, diferenciarse, quedándose entredos aguas.

Hay que destacar que en este apartado se ha hecho una buenalabor de localización de voces al español. Las voces son aceptables. Batmantiene la voz del doblador de Christian Bale, que en está ocasión no la fuerzapara hacerla irreconocible como en las últimas películas. El actor que dobla alJoker también está a un gran nivel y llega a ser gracioso. Lastima que hayafallos que lo enturbien, algunos de traducción que crean frases bastantechocantes y alguna voz cambiada, como alguna frase del Espantapájaros que suenacon la voz del Joker.

Portada de las mejores historias del Joker jamás contadas

Jugabilidad

Impecable. Jugar a Arkham asylum es una delicia, unahistoria bien planteada y un sistema de juego perfectamente implementado entodas sus facetas hacen que se disfrute de cada hora de juego. Los objetos ymisterios diseminados por el acertijo son un gran aliciente para rebuscar enlas esquinas del mapeado. No me consideró un cazador de tesoros pero este juegollegó a atraparme de tal manera que no lo dejé hasta resolver los 240acertijos, que, por otro lado, tampoco son demasiado complicados. Además, conellos se logra desbloquear salas de desafíos, especialmente recomendables lasde estilo beat’em up con las que disfruté repartiendo leña a diestro ysiniestro y no paré hasta conseguir los 40 golpes de combo, una orgía demamporros.

Portada de Detective comics 31, dibujada por su creador, Bob Kane.

En ocasiones la aventura da la sensación de estar demasiadoteledirigida. En cada momento sabremos exactamente que es lo que tenemos quehacer de manera univoca para continuar en la historia, eso sí, siempre podemosvolver nuestros pasos en busca de items secretos.

Como puntos flacos habría que destacar el combate final, noquiero comentar demasiado para no spoilear a los lectores que no lo hayanjugado pero realmente me decepcionó por estar fuera de contexto.

Portada de Batman, la caida del muercielago, homenajeada en una de las escenas de Game Over.

Conclusiones

Es un “must” para aficionados al personaje y a Batman enparticular. Tiene un estilo directo que engancha, siendo suficientementevariado para no hacerse monotono. Yo echo a faltar mayor profundidad en lasinvestigaciones, que son casi anecdóticas y no suponen tener que exprimir lasneuronas, ni siquiera una.

 Como comentariofinal, Rocksteady lo ha hecho todo bien para hacer un buen juego pero ha sidodemasiado poco ambiciosa, no han corrido riesgos necesarios para hacer una obrasobresaliente. Ese afán de pisar sobre seguro es lo que les llevó a intentar unfinal de corte clásico cuando no quedaba bien en la historia. Les ha faltadomás convicción para arriesgarse e innovar. Quizá esa es la única pega que lepodría poner, nunca han llegado a dar la sensación de aportar algo realmenterompedor que toda gran obra ha de tener.