Guía para introducirse en el…Power Metal

Bienvenidos de nuevo a otra entrega de "Guía para introducirse en el" esta vez con uno de los géneros más populares del metal, bien por su carácter melódico, y por su técnica y rapidez. Hablo del power metal.

 

El power metal, al igual que los géneros procedentes del speed metal, tiene como característica principal la velocidad y la técnica de las composiciones, pero se diferencia de sus "hermanos" como el thrash en que enfatiza la melodía a diferencia del thrash que enfatiza en la agresividad. Las bandas de power metal suelen estar influenciadas por el heavy metal tradicional o de incluso de música clásica, pero sus orígenes son muy confusos.

 

Ya en los años 70, bandas como Judas Priest, Rainbow o Anvil enfatizaban en la velocidad en sus canciones, muchos dicen que Stargazer de Rainbow es la primera canción power, no sólo debido a la música sino a la temática de las cancion.

 

Pero no fue hasta 1984 cuando en Alemania una banda de speed metal se cambiaría el nombre hacia uno de los más conocidos de la escena heavy, hablo de Helloween. Liderados por Kai Hansen, considerado como "el padre del power metal", lanzarían su primer disco en 1985 llamado Walls of Jericho, un disco totalmente speed metal que es una de las mayores influencias power más importantes. También en 1984 se fundaría una de las bandas más importantes en Finlandia, que terminaría de rellenar el sonido influenciado por la música clásica y con evidencias evidentes de Yngwie Malmsteen : Stratovarious. A posteriori surgirían bandas importantes como Blind Guardian, Running Wild o Primal Fear. 

La culminación del power llegaría en 1987 con la aparición de Keeper of the Seven Keys Part I de Helloween, que introduciría el último elemento que le faltaba al power: la voz melódica de Michael Kiske se convertiría en un estándar a la hora de componer power metal. Aquí aparecerían las guitarras rápidas y el doble bombo característico del power, y el bajo que o sigue la melodía o se monta sus líneas propias.

 

Decir que la temática de las letras solía ser sobre problemas sociales, personales y política, pero llegó un momento en el que las historias épicas fueron el tema principal del power metal: la glorificación de la guerra, la amistad, los campos de batalla…siempre desde un punto de vista muy positivo y alegre. Muchas veces las letras están influenciados por obras literarias, por ejemplo Tolkien o Stephen King.

Cuando esta temática de fantasía llegó, muchos vieron la necesidad de evolucionar el sonido que ya tenía por entonces el género, y empezaron a incorporar nuevas ideas: música orquestal, coros…y la aparición de teclados que aportaron más musicalidad al género. Bandas como Rhapsody (ahora Rhapsody of Fire), Edguy (éstos no abandonan las letras sobre política ni temas sociales), HammerFall, los antes mencionados Blind Guardian, Dark Moor, Nightwish, Avantasia (proyecto paralelo de Tobias Sammet, cantante de Edguy)…dieron nuevos sonidos, creando el power metal sinfónico y power metal épico.

 

Muchas de estas bandas hacían especial hincapié en la melodía, como Sonata Artica, y los antes mencionados Stratovarious y Edguy.

 

Ésto es lo que se denomina power metal europeo, y que es muy popular en Europa (valga la redundancia). Pero en Estados Unidos hablar de power metal es otra historia. El power metal americano es mucho menos melódico y más agresivo, casi rozando el thrash por muchos momentos. La voz puede ser entre melódica como la vertiente europea o más fuerte y agresiva. Las letras suelen ser parecidas a las de Europa, pero mucho más oscuras. Aunque suele rozar el thrash, bandas como Manowar y sus letras sobre "los más heavys de lugar" y su gusto por los dioses y las batallas, y Kamelot también aportan su granito de arena por las letras épicas. Hay bandas muy populares de US Power Metal como Iced Earth, Manilla Road, Helstar, Jag Panzer, Manowar…Mención especial a la banda Symphony X, banda que mezcla a partes iguales power metal con metal progresivo de una manera magistral.

 

Mi opinión personal: Aunque al principio pueda parecer un género repetitivo e incluso "suave", no hay más que escuchar un poco para darte cuenta de que es lo suficientemente bueno y variado como para disfrutarlo en su totalidad. A pesar de ser muy popular incluso entre gente no heavy, los cuales muchas veces estigmatizan sobre el género diciendo que "es música para frikis", para mí es un género muy bueno que representa nuestro lado más positivo a la hora de afrontar la vida, porque nuestra vida es una batalla continua contra todos los problemas del mundo, y nosotros debemos seguir adelante para vencerlos y hacer de este un mundo mejor y tener una vida feliz. Espero que les haya gustado esta entrada.