Conversación con Satanás, Hoy: Los Videojuegos

Satanás – Hola de nuevo, veo que estás reabriendo el blog

Yo- Sí, creo que he descansado lo suficiente como para volver a escribir. Además había prometido reabrirlo hoy…

S- Me parece bien, de hecho he venido justo ahora para echar otra de nuestras charlas.

Y- Vaya, y yo que pensaba que habías venido para presentarme a tu hermana, que no está nada mal.

S- Todo en su momento, querido amigo, todo en su momento…

Y- Bueno, ¿de qué quieres hablar esta vez?

S- Videojuegos.

Y- ¿No eres un poco mayor para esas cosas?

S- Típico comentario de cualquier persona que no ha jugado a ningún videojuego en su vida. Cierto que hoy en día muchos se inician en el mundo de los videojuegos siendo jóven, pero, ¿acaso esa generación más mayor no está jugando a videojuegos ahora mismo? Antes de nacer tú no existían las videoconsolas, pero con el paso del tiempo se han abierto un hueco en nuestra vida cotidiana, no de una forma sencilla ya que la tecnología por entonces no había avanzado tanto como ahora.

Y- Hombre, en eso estoy de acuerdo, el Pong ahora nos parece una chorrada, pero supongo que por entonces debió de ser revolucionario.

S- Y no sólo gracias a la tecnología, también a las mentes humanas que desarrollaron todo ésto, mentes como la de Clive Sinclair o Shigeru Miyamoto ayudaron mucho a su avance como arte en lugar de entretenimiento. El problema vino cuando quisieron madurar intentando llegar a un público más mayor.

Y- ¿Qué pasó?

S- ¿Cuántas veces te han dado el sermón de qué los videojuegos promueven la violencia y convierte a los niños en psicópatas en potencia?

Y- Demasiadas como para acordarme.

S- Siempre ha habido un sector de la población que no ve con buenos ojos el asunto de los videojuegos. Dicen que los juegos lo único que hacen es corromper a los jóvenes para que se vuelvan unos delicuentes en potencia, sean asesinos, y que aumente el crimen en la sociedad. Es una pena que muchos estudios digan todo lo contrario, que los videojuegos y las conductas asociales no tienen relación, y menos en este mundo actual, donde todos pueden contactar con alguien por Internet por ejemplo. 

Y- Pero hay juegos que tiene un contenido que…

S- Y hay películas que tienen un contenido que…Decir que los videojuegos son cosas para críos es mentira, de hecho se sabe que la media de edad de los jugadores es de 34 años. Los contenidos de los juegos han cambiado, al igual que el de las películas. Hay miles de juegos de acción, pero también hay miles de películas con un contenido bastante fuerte para algunos gustos, y no veo a esas personas luchando por películas menos violentas. En cambio, sí que veo a muchos luchando por videojuegos menos violentos.

Y- Ya…pero siempre hay algunos locos que imitan lo que ven y…

S- Como tú bien has dicho, esos son locos. Alguien con los tornillos en su sitio no va matando por ahí y le echa la culpa a un videojuego. Acabo de recordar un caso: dos chavales americanos de 13 y 15 años compraron una escopeta (no me preguntes cómo) y se dedicaron a disparar a la gente que pasaba por la calle. 2 muertos y 2 heridos. Los críos dijeron que lo hicieron después de jugar a GTA San Andreas. Ipso facto los padres pusieron dos denuncias: a Rockstar y a la tienda que les vendió el juego. Parece que ses olvidó denunciar a la tienda que vendió el arma a dos menores de edad.

Y- ¿Denunciaron a la compañía que desarrolló el juego, pero no a la tienda que les vendió el arma?

S- Como bien has podido comprobar, la hipocresía respecto a los videojuegos es brutal: consideran a los juegos como cosas para críos como puede ser el anime, pero ponte a ver ciertos animes y verás que su contenido no suelen estar enfocado para niños pequeños.

Y- Pero la tienda también podría no haberselo vendido.

S- Éso no es problema de la tienda, el problema es de los padres. No hay legislación que prohiba comprar juegos catalogados con un código PEGI determinado, pero los padres deberían de controlar ese aspecto. Parece que hoy en día los padres no controlan a sus hijos en ningún aspecto: no saben con quién andan, ni qué hacen. En cuanto a los juegos, lo que tienen que hacer los padres es saber qué se compran los hijos, y una buena forma de saberlo es jugando a éllos.

Y- Dices que los padres no saben qué compran sus hijos porque ellos no son garrotas, pero entonces cualquier padre debería de ser un garrota extremo. Eso es imposible, no a todo el mundo le gustan los videojuegos.

S- Totalmente de acuerdo, pero una cosa es que no te guste y otra cosa es informarte sobre los contenidos de los juegos, al igual que hacen con los contenidos de las series.

Y- De acuerdo con todo hasta ahora. Seguro que con ésto no tienes argumentos: adicción a los videojuegos.

S- ¿Te crees que el mismisimo Satanás no tiene argumentos contra nada? La adicción a cualquier cosa es mala: hace que las personas se autodestruyan en una espiral que los absorbe hasta incluso llegar a la muerte, tan sólo para poder conseguir lo que desean sin importarles nada. El tabaco, el alcohol, las drogas, el juego…muchas cosas producen adicción y no las valoramos como amenazas potenciales. Si niegas ésto pero consideras que los videojuegos pueden causar adicción eres simplemente un hipócrita. Hay gente que lucha por la ilegalización de los videojuegos o de la marihuana, pero seguro que esos se toman su chupito de orujo o se fuman su puro de buena mañana, y no lo ven como una adicción, sino como un vicio, un vicio "bueno". Desde mi punto de vista esa gente no tiene valor moral para decir qué es o no adicción.

Y- Cálmate, tranquilo, que te has puesto muy nervioso…

S- Si es que hablar de ésto y se me ponen los cuernos de punta.

Y- Mientras sólo sean los cuernos…

S- Como te decía, a pesar de lo que te he dicho, sí hay gente que es capaz de engancharse a los videojuegos y convertirlo en una adicción, aun siendo un porcentaje muy pequeño, que se aisla de todo al igual que cualquier adicto. Para esta gente habría que tratarlos al igual que se tratan a los demás adictos, mediante terapia.

Y- ¿Y por qué entonces los medios se hacen especial eco en ello?

S- Porque para muchos jugar a videojuegos no es "normal" sino "cosas de frikis". Parece que si con 14 no has follado ni emborrachado y juegas a videojuegos eres un antisocial, término mal utilizado casi siempre. A la sociedad no le interesa que pienses por tí mismo, sino que pienses como un colectivo a costa de tu personalidad. Por eso hacer cosas que la sociedad ve como extrañas hace que ésta a veces te rechace.

Y- Bueno, será mejor que lo dejemos yá, que tengo la cabeza que parece que va a reventar.

S- ¿De qué cabeza hablas?

Y- Ambas.

S- Así me gusta, respuestas rápidas. Bueno me marcho a mi casita en el Averno. Dile a Sergio sr Rubio que le espero para la hora de cenar.

Y- ¿Le invitas a cenar, y en cambio a mí nunca me has llevado a tu casa?

S- Tú no necesitas venir a mi casa, ¿o es que acaso has olvidado qué eres desde que te ofreciste a escucharme?

Y- Sabía que tenía que haberme quedado con tu hermana.