Conversaciones Con Satanás: La actual generación de consolas.

Satanás – ¿Me has llamado?

Yo – Sí, me ha costado lo mío realizar el ritual pero sí, te he llamado.

S- ¿Para qué, si se puede saberse?

Y- Para decirte los resultados de la encuesta. Te noto enfadado, ¿te pasa algo?

S- No, es que entre que no me has traído una virgen de 18 años como te pedí y el black metalero apaga-iglesias estoy de muy mal humor…

Y- Ya te he dicho que con 18 años es imposible encontrar una virgen en los tiempos que corren. Sobre lo del tío éste…la gente esta cada vez peor.

S- La verdad es que sí. ¿Qué tema ha ganado la encuesta?

Y- La actual generación de consolas. No sé como enfocar un tema cómo éste, sinceramente.

S- Yo sí, recuerda, soy el diablo y lo sé todo…¡y dejate el Twitter y atiende a la conversación! 

Y- Vale, vale, hago este retweet y termino. Empecemos.

 

S- ¿Qué consola tienes, amigo mío?

Y- No tengo consolas, sólo mi ordenador. Quiero comprarme la Xbox en cuanto pueda.

S- ¿Y por qué la Xbox?

Y- Pues no sé…me parece más interesante, y sus juegos me llaman la atención.

S- ¿Y por qué no te compras la PS3? Has jugado con Playstation desde pequeñito, estás más acostumbrado al Dual Shock…

Y- A mí me gustaría tener las 3 consolas, pero no puedo tener las 3 consolas, así que me conformo con una, y de las demás paso.

S- Entonces, ¿si en lugar de la Xbox quisieses la PS3, también pasarías de ella?

Y- Vamos a ver…espera, creo que sé a donde quieres llegar.

S- Un buen gamer no marginaría a ninguna de las consolas sólo por el hecho de no tenerlas o de estar más interesado en una de ellas. Para mí, un garrota de pro se divertiría tanto jugando con una PS3 como con una Wii. Lo que pasa es lo que pasa muchas veces con el ser humano: Imagínate que tienes un tenedor y te gusta ese tenedor porque los platos que puedes comer con ese tenedor te gustan, pero luego llega alguien con una cuchara diciendo que la cuchara es mejor porque puede comer tales platos; y tú te defiendes diciendo que con la cuchara no puede comer los platos que tu sí, y que los platos que puedes comer con la cuchara no te gustan. Lo que no se dan cuenta es que con cuchara y tenedor puedes comer todos los platos.

Eso mismo pasa con las videoconsolas: nos peleamos simplemente porque queremos presumir de que tu juegas a ésto y yo a ésto y por eso soy mejor gamer, pero nadie se da cuenta de que si tienes ambas consolas puedes jugar a todos los juegos posibles. Los únicos que se benefician de esa campaña de "sólo esta consola" son las empresas. 

Y- Pero no siempre se pueden tener las 3 consolas, y siempre te quedas con las ganas de tener una…

S- Y eso lleva a la fábula de la zorra y las uvas de Esopo. Como no puedo obtener lo que quiero, pues no será tan bueno. Odiamos lo que no podemos obtener, en cuanto lo obtenemos la cosa cambia…

Y- Pues primer punto hablado: no se debe criticar ninguna consola porque no la tengas…

S- Pero si puedes criticarla si es verdad que no te gusta o no sea una tontería como la que he dicho antes.

Y- Vale, entonces sé crítico pero no seas niño. Eso es lo que he entendido. Ahora me surge una pregunta más importante que la consola: ¿los juegos han mejorado respecto a antes? ¿Hay muchas mejoras jugables?

S- Gráficamente han mejorado mucho, el nivel de detalle es simplemente espectacular y claro que ha habido grandes juegos que han mejorado muchos aspectos jugables. El problema actual es que el negocio se ha expandido a ser considerado uno de los entretenimientos más importantes de la sociedad actual, y da muchísismo más dinero que por aquel entonces. Eso no ha hecho más que ofrecer juegos intentando atraer al jugador casual para que gaste su dinero en un producto y así engancharlo. O peor, usar el nombre de alguna saga mítica para vender un juego que a lo mejor no tiene la calidad que se esperaba.

Aunque sí es cierto que no es una mala generación, con juegos revolucionarios a nivel jugable, muchos sólo se fijan en la superficie (los gráficos) y no miran el en interior (jugabilidad, duración, diversión…) y no es extraño que la duración de los juegos sea baja. Y no sólo eso, sino que muchos juegos pueden llegar a ser copias de otros juegos totalmente descaradas, imitando la fórmula que a su competidor directo funcionó. Ver juegos revolucionarios es bastante difícil, y por eso los juegos buenos destacan. Desafortunadamente la publicidad no ayuda mucho, y tienes que saber moverte sobre qué juegos son buenos o no, por lo que muchas veces te puedes llevar un chasco, algo que antes pasaba menos, ya que te avisabanal menos.

Y luego llega la parte más polémica: los DLCs. Cuando consiguieron añadir un disco duro evitando así el uso de Memory Cards, a las consolas las desarrolladoras pensaron que una buena idea es ofrecer contenidos extras mediante descargas, y esos contenidos se guardasen e. Hasta aquí todo normal. El problema es que eso antes se llamaban "contenidos desbloqueables" y se conseguían jugando. Ahora se consiguen pagando. Que son trajes chorras, vale, no los compro, que son personajes…ahí la cosa cambia. La única utilidad de los DLCs es sacarte el dinero dandote un juego mal hecho

Mi consejo es: diviertete lo máximo posible, si sabes que es lo que te gusta no tendrás problemas. Ah, y los DLCs ni tocarlos.

Y- Buf, tengo que ir asimilando ésto poco a poco. ¿Y las consolas pórtatiles, como van? ¿Sigue teniendo Nintendo el monopolio?

S- Y tanto que lo tiene, pues no nos ha metido una consola cuya máxima novedad es la pantalla 3D. Como te he dicho antes, se mira mucho la superficie más que el interior, me pregunto que punto de la jugabilidad mejora el tener una pantalla 3D…Menos mal que Wii tiene juegos muy buenos, si no crucifico a Nintendo, aunque el lío de las flashcards tampoco les ayude mucho.

Y- La verdad es que sí, lástima que me la robasen…pues ésto ya se ha acabado, ¿no?

S- Pues sí, si no tienes nada más que añadir.

Y- Dos preguntas más, ¿quien te cae mejor, Microsoft, Sony o Nintendo ?

S- Ninguna, básicamente las 3 me caen mal, todas han demostrado a lo que van en realidad.

Y- Ah, y la última, ¿cuanto por una rosquilla?

S- Tu alma.

Y- Pues no llevo suelto…

S- Ya me pagarás con intereses. Ah, y otra cosa, ¡no soy un brasas!

Y- Vale, vale, tranquilo…¿tienes Twitter?

S- ¡Se acabó la conversación!

Y- Pues vaya, se ha enfadado…

RETWITTEA ESTA ENTRADA