RELATO: Nieve

“Nievey mas nieve. La nieve caía. Lo cubría todo, el fríome impedía respirar, pero no había vuelta atrás,tenia que seguir subiendo; mi hijo se había perdido en elmonte. No debía haber salido al monte con este tiempo, el losabia, yo lo sabia. No pude impedírselo. Las fuerzas empezabana fallarme, ya no sentía nada. A los lejos conseguídivisar un bosque “Quizás este allí” metranquilizaba mientras un viento frío y lleno de nieve metiraba de costado.

Empecea dormirme, ya no podía moverme y me tumbe en la nieve. Unmanto de frío y suave nieve empezó a cubrirme. “Seguroque mi hijo a vuelto a casa”. Y me deje llevar por el sueñoque me iba consumiendo. Cuando estaba a punto de perder laconsciencia, algo empezó a arrastrarme hacia el camino quehabía recorrido. Me faltaban las fuerzas para abrir los ojos yver quien era, y sobre todo para advertirle de que tenia que seguir,que mi hijo me necesitaba. Que mi hijo seguía perdido

Llegamosal final del recorrido e intente abrir los ojos, lo logre: Mesorprendí, el hijo al que iba a rescatar allí estaba.Me había rescatado el a mi. Estábamos en casa del amo,el cazador.”

Loscachorros al calor de la chimenea miraban a la vieja perra y ladrabanentusiasmados con la historia.