Camino a la perdición (de un «sonyer»)

Hoy voy a hablar de un tema muy, pero que muy tocado (más bien sobado, diría yo) en esta generación: PS3 vs Xbox 360. Lo sé, todo el mundo ha opinado ampliamente sobre esto, pero mi caso es un pelín diferente. De estar convencido que PS3 íba a ser mi elección para pasarme definitivamente a  la nueva generación a, finalmente, comprarme una Xbox 360 y estar disfrutando muchísimo con ella (y eso que sólo tengo Blue Dragon, Gears of War y Kameo: Elements of Power).

 

Pues sí, amigos, porqué yo (y de ahí mi autodenominación como “sonyer”), como tantos otros, me aficioné de veras a las consolas de sobremesa con Sony y su Playstation. Luego vino la segunda negrita (a la cual le sigo dando mucha caña) y, yo creía, pronto íba a llegar la tercera. No me considero, ni mucho menos, un fanboy: he sido aficionado de Nintendo y sus franquicias desde pequeñito (aunque no tuve una consola de la gran N, si no contamos la Game Boy, hasta que Wii llegó a mi casa). Sigo usando el PC como plataforma de videojuegos, sobretodo para aventuras gráficas (género soy incapaz de jugar si no es en mi ordenador) y FPS (un shooter sin teclado y ratón no es lo mismo). En cuanto a la primera Xbox, pues la verdad es que me mantuve indiferente. Con mi PS2 me bastaba y me sobraba porqué, aunque corta en potencia al compararla con la de Microsoft, la segunda Playstation tenía un catálogo de juegos envidiable.

 

Así pues, cuando Xbox 360 salió al mercado, yo decidí aguantar hasta que Playstation 3 saliese al mercado. Cuando PS3 salió al mercado, decidí aguantar hasta que su catálogo de juegos despuntase de veras. De hecho, a principios de este mismo año, seguía convencido que aguantaría hasta una rebaja de precio por parte de Sony; ya que, tal como podeis ver en mi primera entrada, tenía mis razones.

 

 

Pero algo ocurrió en el E3, algo que hizo saltar las alarmas en mi cabeza: Final Fantasy XIII para Xbox 360. Es evidente que ya había llegado hasta ese punto del año con muchas dudas, pero ese anuncio fue la gota que colmó el vaso. Una gigantesca bomba mediática que no pude ignorar. Aún así, resistí, piensa -me dije a mi mismo- no puedes permitirte el lujo de comprarte dos consolas, así que reflexiona e investiga. Mire análisis de todos los juegos de Xbox 360 (bueno, todos no XD), investigué a fondo el catalógo de la blanquita y, al compararlo con el de Playstation, se me vino el mundo encima. Xbox 360 tenía, desde el E3 hasta final de año (máxime principios de 2009) más juegos que me atraían (bastantes más) que PS3 hasta finales de 2009. Eso, unido al superior catálogo (hablando de mis gustos) de Xbox 360 en ese momento me dejó K.O.

 

Al final, éste y otros factores (el precio, básicamente) decantaron la balanza de mi mente hacia la consola de Microsoft.

 

Hasta aquí mi historia, y como bien está lo que bien acaba, ahora estoy feliz con mi Xbox 360, aguardando a que más dinero llegue a mis manos (así, de forma mágica) para poder derrocharlo discriminadamente (¿acaso existe esa palabra?).

 

Pd: una pregunta final para reflexionar: Si Sony me ha perdido a mi, un tipo convencido desde el inicio de comprar una PS3, ¿qué ha pasado con todos los que, desde un principio, estaban indecisos?

 

¡He vuelto!

Bueno, después de 4 meses sin aparecer (literalmente, porqué pa dejar no dejaba ni comentarios Depressed) vuelvo a esto de los blogs con energías renovadas. Los que me conocíais, pues os saludo de nuevo (espero que no esteis enfadados XD) y los que no, pues ahí va una pequeña presentación (cosa que no hice en la primera entrada):

– Nombre: es un secreto, pero podéis llamarme Himes (obvio, ¿no?).

– Edad: 18, cumplidos el 29 de Mayo, así que, para los menos hábiles en matemáticas, decir que nací en 1990 (qué gran año XD).

– Lugar de procedencia: Cataluña (sí, soc català nois) más concretamente Blanes (Girona), aunque ahora vivo en Barcelona.

– Estudios: Este año (o sea, en junio) acabé el Bachillerato científico y hace poco (dos días XD) que he empezado la carrera de Humanidades (menudo cambio, ¿eh?) en la Universidad Pompeu Fabra.

– Foto: Mejor no, creedme, no os gustaría ver mi cara (esperaré a traumatizaros más adelante XD).

– Hobbies: De todo, leer, escribir, el cine, los videojuegos y, cada x tiempo, hacer algo de deporte (el tenis es mi preferido).

– Plataformas videojuegiles actuales: Xbox 360, Playstation 2, PC .

– Géneros favoritos: rol y aventuras gráficas, aunque no le hago ascos a nada.

 

Bueno, hasta aquí el mini resumen de mis características, espero que vayais descubriendo más de mi a medida que pasen los días.