Análisis – Blue Dragon – Xbox 360

La primera obra de Hironobu Sakaguchiy Mistwalker para Xbox 360. Un título que reúne las características que el roljaponés ha ido acumulando durante años; con todo lo que elloconlleva.

 

Historia sencilla, personajesarquetípicos y baja dificultad. Aún así, una buena opción para aquellos quequieran disfrutar de auténtico RPG japonés en estado puro.

Gráficos

Coloristas y efectistas, estáclaro que no explotan el potencial de la consola pero tampoco lo buscan. Lograncumplir su cometido, nada más. Los escenarios están un pelín vacíos, aunque noes algo que moleste excesivamente. A destacar, eso sí, las CG’s, que llevan elpeso de la historia y hacen gala de efectos realmente buenos. En cuanto aldiseño de personajes, me ha parecido notar un esfuerzo en Akira Toriyama,también llamado Toripo, para innovar (dentro de su cerrado estilo) en cuanto avariedad. Sigue resultando repetitivo, pero en menor cantidad que en otrostrabajos suyos que considero inferiores, como Dragon Quest VIII.

 

 

Sonido

No puedo decir que es el mejortrabajo de Nobuo Uematsu. Aún así, el nivel es alto, adecuándose perfectamentea cada momento. Tan sólo existe una excepción, la melodía usada contra losjefes finales que, sin ser mala, no acaba de encajar, y puede hacerserepetitiva. Las demás, podríamos calificarlas de notable, encontrando algunasde realmente buenas.

 

¡Cuidado! Ésta es un "Spoiler", así que no os fijéis en la letra XD

 

Historia

Empezamos a entrar en materia, yaque todos sabemos lo importante que puede llegar a ser una historia compleja yemocionante en el desarrollo de todo juego de rol que se precie; y elresultado, al menos para mí, ha sido decepcionante. Cierto es que el argumentose desarrolla de menos a más, siendo las primeras 10-15 horas (que no sonpocas) prescindibles, y bastante aburridas, pero ni en su punto más álgidoalcanza cotas de excelencia. Los giros de guión se ven a kilómetros dedistancia y los personajes están llenos de clichés. ¿Un homenaje a los RPG’s dehace 20 años? Quizás, pero es que esos ya los he visto muchas veces, ahora loque quiero es algo nuevo y original. Tampoco me malinterpretéis, está bien parapasar el rato, y puede llegar a enganchar, pero olvidaos de recordarla comoalgo memorable, sorprendente o emotivo. Simplemente, una excusa para seguirjugando.

 

 

Jugabilidad

Clasicismo al poder… Otra vez. Eljuego en sí es muy lineal hasta llegar casi al final del tercer disco, cuandoadquieres un mecóptero que te permite viajar por todo el mundo. Es verdad queen cualquier momento de la historia te puedes teletransportar a los sitios queya hayas visitado (que tengan un teleportador) pero los alicientes para hacerlono aparecen hasta avanzada la historia. Por otro lado, el sistema de combateses por turnos, algo que agradecí especialmente, aunque les falta dinamismo. Nohay ninguna barra de tiempo o algo por el estilo, así que te dejan tiempo parapensar. A mí me gusta este sistema, pero estamos en lo mismo, resulta muyconservador, alguna novedad tampoco habría estado mal. Nos desplazaremos pordos tipos de mapas, el que usamos para viajar entre localizaciones y el deexploración de cada lugar concreto. En ellos veremos a los enemigos y podremosdecidir si atacarles o no (muy de agradecer por lo comentado anteriormente),además, hay pequeños elementos de innovación como poder atacarles por laespalda, con evidentes consecuencias al entrar en la pantalla de combate; poderluchar con varios grupos de enemigos a la vez; y hasta que se peleen entreellos si tenemos suerte. Lo cierto es que ayudan, en parte, a deshacer estasensación de monotonía, pero no lo consiguen del todo.

 

 

Duración, logros y dificultad

Acabar la aventura principal tellevará entre 35 y 40 horas, si a esto le añadimos descubrir todos los secretosy derrotar a todos los enemigos ocultos… Llegaremos a sobrepasar las 50 horas.Los logros no son muy originales, siendo, los más duros de conseguir, fruto dehaber pasado muchas tiempo con el juego. Aumentar hasta cierto nivel o matar aenemigos concretos son algunos ejemplos. La motivación que suponen será,probablemente, demasiado baja para el jugador medio, aunque aquellos máscompletistas disfrutarán seguro. La dificultad, como ya dije al principio, esmuy baja. Los enemigos normales caen rapidísimamente y sin necesidad deromperse el coco con estrategias o buscando los hechizos elementales másadecuados. Simplemente pulsando sin parar ataque acabaremos con ellos. Losjefes que nos encontramos en la historia principal siguen en la misma línea. Porsupuesto, son más complicados de superar que los enemigos normales, pero nosuponen ningún problema. Difícilmente habrá alguno que os deje encallados. Otrocantar son los “jefes” ocultos. Que pueden llegar a poneros en algún aprieto sino los enfrentáis con el nivel óptimo.

Conclusión

Para lo bueno y para lo malo, RPG clásico en toda regla. La historia y la jugabilidad nos recordarán a losprimeros Final Fantasy, así que si los habéis jugado y os han gustado, tenedpor seguro que Blue Dragon os encantará. A los amantes del JRPG de siempre, nohace falta decirles nada más. A aquellos que busquen algo más, innovaciónjugable o historia profunda, mirad para otro lado. En el catálogo de Xbox 360hay otras opciones, como Eternal Sonata o Lost Odyssey, que son másrecomendables. Conservando la esencia del rol japonés y aportando un plus deactualidad en algunos aspectos. Blue Dragon no es un mal juego, pero tampocologra despuntar en un catálogo plagado de títulos más interesantes.

 

 

Puntuación final: 7