Os Acordáis De A Sangre Fría? Playstation.

 
 
 
 
Hoy os traigo un juego de PlayStation que puede que no os sea muy familiar, debido a que hizo poco ruido, y no tuvo la cogida de la mayoría de usuarios, pero que sin embargo era un gran juego, y con bastante personalidad. Quiso competir con el Metal Gear Solid, y el Syphon Filter, mostrándonos un juego de acción y aventura, con toques de aventura gráfica, con gráficos prerrenderizados en 2D al estilo, Resident evil, Fear Effect y otros más. Pero que sin embargo no pudo con el gran éxito del Metal gear solid y Syphon Filter, debido a un control duro, y al copiar ideas de los juegos antes citados, el juego me causo una gran impresión, pero con un poco más de trabajo hubiera sido mejor juego.
 
 
 
HISTORIA Y DESARROLLO.
 
 
El juego fue creado por Revolution, distribuido por Sony. La historia era absorbente y el equipo desarrollador británico, fue el responsable de juegazos como broken Sword, y no cabe duda de que su experiencia en el desarrollo de este tipo de juegos, le ha venido muy bien para crear el intrigante argumento de su nuevo trabajo, – A Sangre Fría-. Se trataba de un juego de espionaje, sí, pero con acción en tiempo real y movimientos tridimensionales, sobre escenarios prerrenderizados en 2D. El argumento estaba construido a base de saltos en el tiempo, debido a que Cord, el protagonista de la historia, está tratando de recordar su pasado. A Sangre Fría, Arranca con una secuencia de video espectacular en la que Cord está siendo torturado e interrogado sobre su misión. A nuestro aturdido héroe le costaba recordar que hace allí y como empezó todo. De modo que, al intentar bucear en sus recuerdos, el juego daba un inmenso salta atrás en el tiempo. En realidad Cord no llegaba al presente hasta después de la mitad del juego.
 
 
 
En, A Sangre Fría, te ponían en el papel de un espía ingles del servicio secreto M16. La misión era encontrar y rescatar a un agente especial del gobierno de los EE.UU, llamado Kiefer, que desapareció de forma misteriosa, cuando se encontraba en la república rusa de volgia mientras investigaba la existencia de una materia llamada Nefalina Azul. Al parecer esta materia es la clave de la superconductividad a temperaturas ambiente, y quien la poseía tenía la capacidad de desarrollar las armas más poderosas y tecnológicamente avanzadas del mundo. Por si eso fuera poco, la republica de Volgia se declaró independiente gracias a un golpe de estado capitaneado por un cruel dictador llamado Dimitri Nagarov. 
 
 
 
 
El estilo grafico del juego tenia un toque a lo Cell Shading, donde le quedaba muy bien a la ambientacion.
 
 
 
 
Para llevar a cabo la misión. Contabas con un gran surtido de armas y un reloj muy especial que se llamaba Remora. Este trasto por decirlo de alguna manera, tenía una completa base de datos en la que podías consultar los detalles más importantes sobre tu misión, así como un escáner para localizar a los guardias volgianos y un conector que te permitía entrar en los ordenadores. Gracias al sistema de radar del Remora, sabias que enemigos ibas a encontrar detrás de las puertas antes de abrirlas, por ejemplo. Esto era muy interesante ya que, conociendo la posición de los soldados, podrías decidir el mejor modo de entrar en función de lo despejado que estaba el terreno. Si solo había un guardia, tenías que entrar en sigilo aprovechando las zonas oscuras del escenario para no ser visto, y acabar con el de un puñetazo para no alertar a sus compañeros. Pero si había tres o más, era difícil que no te vieran. En ese caso había que hacer ruido en la estancia que estuvieras, disparando al aire, para que vengan a ver que sucedía. Luego te quedabas esperando tras una esquina y cuando aparecían lo eliminabas uno a uno. Como podéis ver la mezcla de acción, suspense y sigilo era muy atractivo.
 
 
 
 
La estructura de A Sangre Fría, se prestaba a crear un suspense constante, ya que durante más de medio juego avanzabas sin saber muy bien cuál es el objetivo exacto de la misión. Te encontrabas durante todo el tiempo a merced de los acontecimientos, lo que producía una terrible sensación de fragilidad y nerviosismo. Para conseguir información, debías hablar con la gente que encontrabas en tu camino, y entrar en la base de datos de los ordenadores de los volgianos, utilizando el Remora. Solo así lograbas descubrir donde estaba Kieffer, y cuáles eran los planes del malvado Nagarov. 
 
 
 
 
 
La interaccion con el escenario era basico para obtener informacion, el Remora nos ayudaba a ello. 
 
 
 
 
Hoy en día, A Sangre Fría, sigue siendo uno de los juegos más originales de la legendaria PlayStation, original porque mostraba cosas frescas que no se habían visto en juegos de corte similar, pero sin evitar compararlo con las aventuras de Solid Snake o Gabe Logan. En realidad A Sangre Fría, bebió de las aventuras de acción y de las gráficas, acumulando a su favor la mayoría de sus virtudes y arrastrando sus principales defectos. Así, nos encontramos en su día, con una trama que enganchaba desde el primer momento, y que nos convirtió en un agente secreto que debe infiltrarse en distintas localizaciones enemigas. Eso si el uso del sigilo y la astucia, y la inteligencia era mucho más importante que la acción. Aunque también teníamos que desenfundar el arma en alguna ocasión o soltar los puños en otras. Básicamente el juego se componía de una sucesión de puzles, que pueden ir desde el sencillo pulsar un interruptor a situaciones mucho más complejas, donde entraban en juego, desde nuestra habilidad para llevar una conversación al terreno que nos interesaba, hasta el ir avanzando al amparo de algún objeto del escenario para no ser detectado.
 
 
 
 
Por desgracias los tiempos de carga se hacían eternos. Por lo que cuando nos enfrentábamos a una situación que nos obligaba a cargar la partida varias veces, acabábamos de los nervios, aparte por su gran dificultad. El resultado fue un juego que era para los amantes de las aventuras que preferían los retos cerebrales, a los de habilidad y que además fueran pacientes. Conforme ibas avanzando te gustaba más, gracias a su sistema de juego y su argumento, pero lastrado por un control duro, y que fallaba en los momentos más oportunos, aun así, era un juego con personalidad, y con más pulido se hubiera convertido en uno de los grandes. 
 
 
 
 
Espero que os haya gusta, ¿ y vosotros llegasteis a jugarlo?. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Autor: honorat79

Especialista y conocimientos en videojuegos, blog como medio especializado, aquí encontraras, impresiones, critica, análisis, recomendaciones, retro, y todo lo que rodea al sector, bienvenidos a mi espacio.