Ágora.

Título: Ágora.

Dirección y guión: Alejandro Amenábar, Mateo Gil.

Año: 2009.

Género: Acción, historia.

Duración: 126 minutos.

Reparto: Rachel Weisz, Max Minghella, Ashraf Barhom, Oscar Isaac, Michael Lonsdale, Rupert Evans,  Homayoun Ershadi, Richard Dunden, Sami Samir, Manuel Cauchi, Oshri Cohen.

Sinopsis: Siglo IV: Egipto era una provincia del imperio romano cuya ciudad más emblemática, Alejandría, se había vuelto violenta y caótica por el ascenso del cristianismo. En el año 391, se produce el ataque a la Biblioteca de Alejandría, mientras que la filósofa y astrónoma Hipatia lucha por conservar todo ese conocimiento, su esclavo (Davo) se debate entre seguir lo que le dicta su religión, es cristiano, o el amor que siente por su señora.

Crítica personal: No voy a dedicarle muchas líneas a la historia, puesto que se basa en hechos históricos. Lo que sí me parece destacable comentar es lo lenta que avanza al comenzar la película, hecho que luego mejora.

La historia está basada en la vida de Hipatia (Rachel Weisz), filósofa y astrónoma que aparte de ser guapísima, en mi opinión interpreta su papel a la perfección, consiguiendo transmitir las emociones que el momento requiere. Orestes (Oscar Isaac), al principio alumno de Hipatia, interpreta dos personalidades distintas, al principio interpreta al típico listillo para terminar siendo el Prefecto de los cristianos y comportarse como una persona decente y respetada. Ambos papeles, pese a ser contradictorios, le sientan como un guante aunque he de decir que especialmente el de "listillo". También cabe destacar la actuación de Davo (max Minchella). Mi opinión respecto al elenco de actores es en general positiva, si exceptuamos que, tratándose de Amenábar podría haber contado con alguna presencia española.

En este caso creo que los efectos especiales no son algo digno de destacar, aunque sí, hay que hacer una mención especial a Xavi Giménez (fotografía). También destacar lo bien ambientada que está la película.

 

 

 

2012

Título: 2012.

Dirección y guión: Roland Emmerich

Año: 2009

Género: ciencia ficción, drama, acción

Duración: 158 minutos

Reparto: John Cusack, Thandie Newton, Amanda Peet, Liam Janes, Morgan Lily, Danny Glover, Oliver Platt, Thomas McCarthy, Jimmi Mistry, George Segal, Chiwetel Ejiofor.

Sinopsis: Como ya habían predicho los mayas la tierra llega a su fin en 2012, lo cual provoca una oleada de suicidios masivos. Todo comienza cuando un científico indio se da cuenta de que el número de neutrinos está calentando el interior de la Tierra a unas temperaturas más elevadas de lo normal y a mucha velocidad.

Curtis Jackson, un escritor y conductor de limusina divorciado, lleva a sus dos hijos de acampada a Yellowstone, el lugar de acampada al que iba con su mujer que tenía un lago. Al llegar allí se encuentra que el parque está vallado y el lago seco, además del ejército que le dice que no puede quedarse.

La IHC (Institute for Human Continuity) saben que la teoría de los mayas es cierta por lo que preparan unas naves en la cima del Himalaya para salvar a un número selecto de personas cuando la oleada de sitmos, tsunamis y separación y hundimiento de las placas tectónicas comiencen a sucederse.

 

llegados a este punto, que como siempre al comentar películas es la opinión personal, me complace presentaros al nuevo colaborador de mi blog, Juanfran, que de forma desinteresada lo he obligado/he estado intentando convencer se ha ofrecido a ayudarme.

 "Self- portrait con cara de mala leche" (by Juanfran)

 

Bonita y parca presentación, Ana. ¿Para que explayarse escribiendo cuando "menos es más"? Bueno, voy a dar mi opinión sobre la peli (me siento Carlos Boyero, pardiez).

Existe un término cuando alguien ve una película llamado "suspensión de la credulidad". Es decir, que si vamos con el "chip en modo autómatico" o tragamos lo que nos echen, una película la podremos valorar de mejor o peor manera. ¿Que es esto? Pues que si permitimos a la película algún tipo de "flipadas" o licencias que pongan en cuestión algún tipo de verisimilitud se puede llegar a disfrutarla. Es, por ejemplo, el caso de pelis como "Cara a Cara" ó "Matrix". Películas a priori que no suponen el culmen del "realismo" precisamente pero que ofrecen un espectáculo incuestionable.

"2012" está plagado de estas, llamémoslas, flipadas. Seguramente a más de un geólogo le temblarán las piernas al vislumbrar más de una de las escenas, pero el que no entienda de geología, el que ponga el "chip en modo automático" y todo aquel que vaya al cine sabiendo lo que va a ver, es decir, un espectáculo entretenido y algo descerebrado que sirva como excusa para engullir palomitas, no lo va a pasar nada mal.

No voy a hablar de la historia puesto que es una mera excusa para ir introduciendo escenas de acción una detrás de otra, y la verdad es que no está muy trabajada. Además, si por algo se caracteriza este tipo de cine, es por introducir muchos personajes, con sus respectivas desavenencias. Quien espere algo de profundidad que vaya a ver la última de Juan José Campanella o de Lars Von Trier.

Hablando de la historia, voy a hacer una breve valoración de los personajes. El prota es John Cusack, que está bien, como siempre. Amanda Peet, además de ser un bellezón, tiene un papel que ni va ni viene. Oliver Platt, actor acostumbrado a hacer comedia, tiene aquí un rol bastante odioso, lo que viene a indicar que su labor en esta película es apreciable. Danny Glover tampoco desentona mucho y Woody Harrelson debía tener más protagonismo. Papelito para Jimy Mistri y para Thandie Newton que está sorprendentemente desaprovechada. Sin embargo, el que se lleva el gato al agua es Chiwetel Ejiofor, auténtico protagonista y un actor que cada día va a más (ya era un roba-escenas en "Hijos de los Hombres"). Mención especial para los hijos de John Cusack, en especial la niña, ciertamente adorable.

En cuanto a los efectos especiales… sobra cualquier palabra. Es un espectáculo con todas las de la ley. Hay escenas que directamente rozan la maestría en cuanto a tecnicismo. Está claro que una película con estas características debía tener unos F/X a la altura y está claro que esta los tiene. De todas formas y como objeción he de decir que estos efectos están al servicio de una historia con una acción un tanto acartonada. En esta peli hay dos tipos de escenas de acción: unas, cuando los protagonistas están estáticos y una gran ola gigante va a por ellos, y otra, que es cuando tratan de huir por todos lo medios posibles de un paraje que está hundiendose o reventando. De todas formas creo que ya hay favorita de cara a los Oscars este año, al menos en esta categoría. 

 Con todo, queda una película relativamente entrenida, lastrada ligeramente por una historia poco trabajada y por algunos deplorables momentos patrióticos y sentimentaloides marcas de la casa "Emmerich" (director de las muy apreciables "Soldado Universal", "Stargate" y "El Patriota" y de -oh dios si no escribo esto Ana me mata- de ese truño inenarrable llamado "10.000"). No duele, se puede disfrutar… siempre y cuando nuestra "suspensión de la credulidad" ande por los suelos.

 Valoración: ** 1/2 sobre *****

 P.d.: Gracias Anita por la oportunity.

 

Dorian: La ciudad subterránea.

¿No ves que lo nuestro es raro?
Sigue intacto en mil pedazos
y no logra romperse.

Respira ileso en sus estados graves,
tanto hablar del fin
que ahora apenas duele.

Y aun así, te reirás,
volvería a revivirlo sin dudar.

Llevo tanto sin escribir en el blog que hasta me asusta haber perdido la práctica, para más preocupación la entrada hace referencia a un grupo de música, algo que no he hecho nunca.

Dorian (un cuarteto barcelonés) que nace en 1999. Se autodenominan como retrofuturistas, tienen una influencia claramente techno-pop pero modernizada con toques de guitarra.

En 2004 debutan con "10.000" metrópolis. Dos años después presentan su segundo trabajo, "El futuro no es de nadie" que incluye su éxitoso hit "A cualquier otra parte".

Este año vuelven para presentarnos "La ciudad subterránea", del que nos avanzaron "La tormenta de arena" y "Paraísos artificiales" y que ya se encuentra a la venta. En mi opinión es un gran disco. Grandes letras, buena música y una excelente portada es como se podría calificar a este disco, que, además, lleva una camiseta de regalo.

Os dejo un tema para entrar en calor. Quería pediros perdón por la falta de ilustración de esta entrada pero, aparte de no estar en mi ordenador, estoy escribiendo esta entrada a contrarreloj.