Facebook time

Lo que son las cosas. Llevo desde 1998 sin saber nada de mis amigos del colegio de Tarragona, amigos con los cuales, gracias a que era un colegio privado y éramos solo 12 (¡12!) en clase, nos veíamos como una familia. Estábamos juntos cada día, y teníamos una confianza entre nosotros descomunal.

De imaginar es el chafe y la mala temporada que pasé al separarme de ellos para irme a Logroño. Conseguí mantener el contacto algunos meses, pero debido a que en aquella época no teníamos casi nadie internet ni móviles, nuestra llama se fue apagando.

Siempre me he estado preguntando qué había sido de ellos, dónde estarían o qué harían. Desde que tuve acceso a internet los he buscado por todos los buscadores habidos y por haber, con suerte nula.
Hace unos pocos días, un amigote me pidió que le subiera unas fotos a Facebook, una página de redes sociales en la cual no estaba registrado (hasta ahora estaba por el Tuenti…), y por probar, busqué el nombre de una de las amigas del colegio. Cuál fue mi sorpresa que no sólo apareció ella, sino 4 o 5 más detrás.
No hace falta imaginarse el júbilo descontrolado al volver a tener contacto, superados los primeros momentos de ‘¡Coño! ¡Cómo ha cambiado en 10 años!’.

Hasta hace poco recelaba de este tipo de páginas web, pero visto lo visto, es tal vez el mejor hallazgo que he encontrado en mis años de internauta =)