Adquisición de ayer y primeras impresiones

Hacía tiempo que no me pasaba por aquí. Qué mejor manera de volver que con mi tanda de entradas insustanciales llamadas Adquisición de…, con su cutre galería en baja resolución y todo.

Pues bien, la adquisición de ayer fue…

El lanzamiento del esperado MMORPG de Mythic y EA no podía faltar en mi colección, y más teniendo en cuenta que coincidía con mi cumpleaños. A continuación, la súper mega califragilística galería low-res:

 

 

 

 

 

 

Por 50€ te llevas:

  • El juego con sus dos DVDs
  • Un súper papel inservible de publicidad de uno de los peores portales de videojuegos online
  • Un DVD con los juegos de susodicho portal (Kart’n’Crazy, Gunbound, Pang’ya)
  • Tres postales eróticas de Warhammer
  • Un manual bastante enfarragoso e inútil con la preciada CDKey
  • 1 mes gratis de juego

No está mal, bastante más que lo que te llevabas por comprar el asquerosamente insufrible Age of Conan. Y ahora pasemos a las primeras impresiones:

Lo primero que salta a la vista es que el juego de Mythic se ha ‘inspirado’ bastante en el ya archiconocido y cansino World of Warcraft, no hay más que encender el juego y comprobarlo uno mismo.

Los gráficos son algo ‘justillos’ comparados con otros juegos, lo que sin embargo provoca que el juego vaya fluido en calidad máximo en mi Cafeterator2000 (P IV 3ghz, 2gb de ram y una nVidia 7600GT AGP 256mb). Es cierto que en ciertos puntos pega tironcetes, véase el lugar de nacimiento de la legión de noobs (entre los cuales me incluyo orgulloso), pero alejándote un poco corre a unos 40-50 fps fluidos, eso sí, desactivando por completo las sombras (las cuales no es que luzcan muy bien, pero al menos camuflan un poco la colorida campiña por la que viajas).

Hay unos cuantos trucos para que el juego vaya tan fluido, siendo el más ‘curioso’ el que provoca que los personajes, tanto personas como NPC’s o enemigos, al estar a cierta distancia tuya, pasen a parecer sprites en 2D (no lo puedo confirmar, pero os aseguro que lucen como tal), con unas animaciones típicas de cualquier juego de Nipon Icchi. Al principio choca bastante (yo aún no me he acostumbrado), pero estoy más que seguro que en breves lo agradeceré en las presumiblemente masivas batallas Reino contra Reino.

En el apartado sonoro no puedo decir mucho pues el único momento que pude probarlo fue ayer a la madrugada (gracias a un estratégicamente colocado mantenimiento hoy a las 10) y tuve que aflojar el sonido del ordenador si no quería recibir pampam en el culete por parte de mi mami. Música bastante épica en una intro de infarto soprendentemente doblada al español, y gritos y gruñidos varios a la hora de dar muerte a los enemigos del juego. Ya comentaré algo con más fundamento en cuanto pueda volver a jugar…¬¬

Jugablemente se parece mucho al WoW. Te mueves con WASD y con espacio saltas, con el ratón seleccionas tus enemigos a los cuales das muerte a base de spam de atajos de teclado hacia tus skills, con los números. Tanto la pantalla de inventario como la de personaje os serán demasiado familiares a aquellos que hayáis jugado al ya mil veces nombrado en esta entrada World of Warcraft.

Las clases y razas seleccionables van desde el Enano ingeniero hasta bárbaros del Caos. Si tenéis interés en saber más sobre ellas podéis visitar la disfuncional página web oficial europea en //www.war-europe.com

De momento no puedo resaltar puntos a favor del juego, pues no he tenido tiempo de probar sus bondades a fondo. Se antoja realmente divertido con un sistema de combate probadamente eficaz.  Sin embargo, sí que puedo comentar las cosas que no me han hecho ni pizca de gracia. Como seguramente los pocos que os hayáis leído el tocho infumable hasta aquí estaréis un poco hartos de mi palabraría, simplemente os lo pondré en una lista:

  • Proceso de instalación eterno adornado con un DVD2 que ha dado problemas en 3 de mis 4 lectores de Dvd y que hizo que tuviera que hacer backups de ambos discos con el Alcohol para poder jugar. Guay
  • Recién instalado el juego, parche de 1gb en toda la cara. Slap!
  • La página web oficial no funciona como debería, haciendo del registro y validación de la clave una auténtica odisea.
  • Aun estando traducido al español, muchísimas cosas están en inglés, desde nombres de objetos a diálogos de NPCs, y lo que está traducido presenta numerosos fallos, como letras comidas o espacios mal colocados, fruto de las prisas.
  • Como actualmente está bien visto ir de malote, los ejércitos del Caos de todos los servidores están a rebentar, mientras que los de la Luz están vacíos. Califragilístico 
  • El ya mencionado truco del motor gráfico, que hasta que no me acostumbre hará sangrar mis retinas.
  • Que te metan mantenimiento el segundo día de juego. Rentabilidad!
  • 90% de la gente con la que me he cruzado son kill-stealers (o dicho en castellano, gentuza que viene a matar los monstruos a los que estás dando muerte para tocarte los cojones y robarte experiencia). Marvelous!
  • Hay un silencio absoluto en el chat…

Pareciera que leyendo mis impresiones el juego es auténtica basura, pero nada más lejos de la realidad. Como ya he dicho, no he podido jugar más de un par de horas escasas, tiempo en el cual es imposible hacerte con el juego y tomar impresiones acertadas sobre él. Así que los que estéis dudosos de haceros con él no lo dudéis y no toméis mis puntos negativos como algo impepinable. Son simplemente cosas que he ido viendo y no me han hecho mucha gracia.

Si queréis algo esperanzador, decir he que tengo gusanillo de seguir jugando y explorar las diferentes facetas de este prometedor y sólido MMO. Algo que no me pasó con el Age of Conan. Cuando lleve unas 20 horas jugadas, ya actualizaré las impresiones.